¿Qué es el poder de veto?

¿Qué es el poder de veto?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


¿Qué es el poder de veto? - HISTORIA


al comienzo de la Guerra de Francia e India, el gobernador Dinwiddie convocó a la Asamblea General a sesión
Fuente: Colonial Williamsburg, Virginia Gazette (Hunter: 21 de marzo de 1755, p.4)

Cuando comenzó la Asamblea General en 1619, la Compañía de Virginia comenzó a otorgar autoridad a los residentes de la colonia para que se gobernaran a sí mismos. Desde la llegada de Sir George Yeardley de Bermuda en 1610, el gobernador designado por la compañía poseía toda la autoridad ejecutiva en Virginia. La Compañía de Virginia decidió compartir la autoridad con los colonos y reducir el poder del gobernador al emitir la Gran Carta en 1618.

Ese conjunto de instrucciones en 1618 creó el sistema headright, ofreciendo 50 acres de tierra a todos los nuevos colonos. Se esperaba que la creación de una Asamblea General dirigida por colonos y un Consejo de Estado designado para asesorar al gobernador alteraría la percepción negativa de que los colonos deben aceptar políticas arbitrarias de la Compañía de Virginia en Virginia. 1

Cuando la compañía privada perdió su estatuto y Virginia se convirtió en colonia real en 1624, el rey o la reina de Inglaterra designó un gobernador real y un consejo de estado para asesorarlo. Los funcionarios de Londres emitieron instrucciones reales al gobernador, quien trató de dar forma a las decisiones de la Cámara de Burgueses elegida y el Consejo de Estado designado. El gobernador decidió cuándo comenzaría a reunirse la Cámara de Burgueses, cuándo finalizaría y cuándo habría elecciones para los nuevos burgueses.

Técnicamente, el gobernador colonial en Jamestown y luego en Williamsburg carecían de autoridad directa para vetar los proyectos de ley aprobados por la Cámara de Burgueses. Tenía un apalancamiento sustancial, incluida la capacidad de determinar quién recibió nombramientos para varios puestos oficiales que generaban honorarios para la persona designada.

Para bloquear la aprobación de un proyecto de ley no deseado, el gobernador podría forzar el cese inmediato de una reunión de la Cámara de Burgueses. Podía "prorrogar" la legislatura, forzando el fin de una reunión, pero dejando la membresía de la legislatura sin cambios hasta que volviera a llamar a la cámara a la sesión más tarde. El gobernador tenía una opción más fuerte de disolver la Cámara de Burgueses, forzando una nueva elección en la que algunos oponentes podrían no postularse nuevamente o podrían no ser reelegidos.

Durante el período colonial, el Consejo de Estado podía negarse a aprobar un proyecto de ley y bloquear la acción de la Cámara de los Burgueses, pero el Consejo también podía superar en votos al gobernador y aprobar una ley a pesar de su oposición. Cuando perdió la votación, el gobernador tuvo una opción más. Las leyes aprobadas por la Asamblea General requerían el consentimiento real antes de entrar en vigencia. El gobernador podría aconsejar a los funcionarios de Londres que ejerzan la prerrogativa del rey de vetar la legislación.

La autoridad práctica del gobernador colonial se transformó con el tiempo, reflejando el creciente poder económico de las Primeras Familias de Virginia que controlaban las exportaciones de tabaco. Uno, los líderes de la colonia "expulsaron" al gobernador. La Asamblea General obligó al gobernador Harvey a retirarse en la década de 1630, al declarar que ya no era el gobernador y colocarlo en un barco de regreso a Inglaterra.

El gobernador Harvey fue enviado de regreso a Virginia por el rey Jorge II por solo un período simbólico de servicio, y su reemplazo, Sir Francis Wyatt, restableció la autoridad del gobernador real. El siguiente gobernador, Sir William Berkeley, negoció acuerdos con la nobleza que dominaba la Casa de los Burgueses. La relación de cooperación eliminó los controles y contrapesos efectivos dentro del gobierno colonial. El resultado fueron altos impuestos que enriquecieron a unos pocos funcionarios en lugar de brindar servicios a muchos colonos, y tal desigualdad de ingresos que la Rebelión de Bacon estalló en 1776.

A partir del nombramiento de Sir Thomas Culpeper como gobernador en 1677, se envió a un teniente a Virginia para representar a un gobernador real que se quedó en Inglaterra. Durante la década de 1700, el control de la Casa de Burgueses sobre los impuestos y las asignaciones permitió a la nobleza de Virginia ganar poder sobre el gobernador interino, el representante en Williamsburg del rey / la reina en Inglaterra. En 1768, Jorge III requirió que Lord Botetourt fuera en persona a Virginia y restableciera el control ejecutivo dentro del gobierno colonial.

En la década de 1760 y principios de la de 1770, la prórroga / disolución de la Casa de los Burgueses y el uso de la prerrogativa real para bloquear las leyes coloniales impulsó a los virginianos a rebelarse contra la dirección ejecutiva de Londres. La Quinta Convención de Virginia declaró a Virginia como un estado independiente en junio de 1776.

Los miembros de la Quinta Convención de Virginia se rebelaron contra el rey y se opusieron a crear un ejecutivo fuerte en el nuevo gobierno estatal para reemplazarlo. La primera constitución estatal, adoptada en 1776, redujo la autoridad del gobernador al hacer que la legislatura lo nombrara por un período de solo un año.

Patrick Henry fue elegido primer gobernador. Sus oponentes apoyaron su elección porque trasladarlo a la oficina del gobernador redujo su capacidad para dar forma a la legislación a través de su extraordinaria habilidad para hablar en la Asamblea General, y perdió la capacidad de votar en proyectos de ley.

Según la primera constitución estatal adoptada en 1776, la legislatura era percibida como el principal agente del pueblo. El gobernador era el agente del rey o la reina durante el período colonial, por lo que la primera constitución de Virginia no le dio autoridad para vetar proyectos de ley específicos. Patrick Henry tampoco pudo bloquear la acción de la legislatura como gobernadores coloniales, porque la constitución estatal de 1776 declaró: 2

El Gobernador no prorrogará ni suspenderá la Asamblea durante su sesión, ni las disolverá en ningún momento.


Patrick Henry fue elegido el primer gobernador después de que Virginia declarara su independencia en 1776, y colocarlo en ese puesto ejecutivo minimizó su poder en el gobierno estatal.
Fuente: Biblioteca del Congreso, "¡Dame la libertad o dame la muerte!" Patrick Henry pronunciando su gran discurso sobre los derechos de las colonias, ante la Asamblea de Virginia, convocada en Richmond, el 23 de marzo de 1775, concluyendo con el sentimiento anterior, que se convirtió en el grito de guerra de la revolución.

La capacidad de un gobernador para ejercer la autoridad ejecutiva ha aumentado de forma gradual pero sustancial desde 1776. En 1830, una nueva constitución estatal creó un mandato de tres años para el gobernador, aunque se prohibieron las elecciones secuenciales para garantizar que ningún ejecutivo ganara demasiado poder político. La constitución de 1851 extendió el mandato del gobernador a cuatro años, al tiempo que iniciaba el proceso de elección de gobernadores directamente por los votantes en lugar de por la legislatura.

En 1870, una nueva constitución estatal otorgó al gobernador el poder de vetar los proyectos de ley aprobados por la Asamblea General. Si rechazaba un proyecto de ley aprobado por las dos cámaras de la legislatura, podrían anular su veto volviendo a aprobar el proyecto de ley con una mayoría de dos tercios de todos los miembros presentes. Sin embargo, el gobernador obtuvo el poder de bloquear la legislación que pudo haber sido respaldada por la mayoría de los legisladores, pero que al menos un tercio de los miembros de cada cámara se opuso.

El gobernador también tuvo la oportunidad en la constitución de 1870 de permitir que un proyecto de ley se convirtiera en ley sin su aprobación. Si simplemente no actuó en un proyecto de ley dentro de los cinco días posteriores a su envío, se convirtió en ley automáticamente. Sin embargo, si la Asamblea General levantaba la sesión dentro de esa ventana de cinco días, cualquier proyecto de ley no firmado por el gobernador era "vetado de bolsillo". Como resultado, el gobernador tenía mayor autoridad sobre la legislación aprobada al final de una sesión legislativa. 3

Desde que se proclamó que la constitución de 1902 estaba en vigor, los gobernadores de Virginia han tenido el derecho de proponer enmiendas a la legislación. La Asamblea General tuvo que aprobar las enmiendas para que entraran en vigor. Si las enmiendas llegaron demasiado tarde en la sesión para su consideración o fueron rechazadas por la legislatura, entonces los cambios recomendados no se incorporarían al proyecto de ley. Eso dejó al gobernador con la opción de aceptar la legislación original aprobada por la Asamblea General o vetarla.

La constitución de 1902 también amplió el poder del gobernador al autorizar el veto de partidas individuales para los proyectos de ley de asignaciones. Desde 1902, un gobernador ha podido vetar solo una parte del presupuesto estatal, la línea que asigna dinero a un programa estatal. La autoridad de veto de la partida presupuestaria se había incluido por primera vez en la constitución adoptada por los Estados Confederados de América. 4

Entre 1870-1928, el poder de veto del gobernador fue una de sus pocas herramientas de gestión para controlar las operaciones estatales.

En 1928, el gobernador Harry Byrd dirigió una reorganización del gobierno estatal que culminó con importantes enmiendas a la constitución estatal. En ese proceso, la autoridad del gobernador para administrar el poder ejecutivo se amplió enormemente. Obtuvo el control de las agencias estatales previamente fragmentadas. La toma de decisiones y la gestión financiera centralizadas desde 1928 han permitido al gobernador dar forma a la implementación de las leyes sin tener que vetarlas.

Según la constitución de 1971, el gobernador puede firmar, vetar o proponer enmiendas a los proyectos de ley aprobados por la Asamblea General. El "veto de bolsillo", que impide que un proyecto de ley se convierta en ley al no tomar ninguna medida, ya no es una opción en Virginia. Si el gobernador se niega a firmar o vetar un proyecto de ley, la constitución del estado dice que automáticamente se convierte en ley. 5

El gobernador tiene siete días para actuar, si la Asamblea General todavía está en sesión después de haber entregado un proyecto de ley a la oficina del gobernador. Si el proyecto de ley fue aprobado al final de la sesión y la Asamblea General suspendió la sesión dentro de los siete días posteriores a la entrega, o si el proyecto de ley se entregó después de que terminó la sesión, entonces el gobernador tiene 30 días para actuar al respecto. 6


desde 1849, el gobernador ha tenido una oficina en el tercer piso del Capitolio estatal
Fuente: Commonwealth of Virginia, Virginia State Capitol - Tour virtual del tercer piso

El porcentaje de proyectos de ley aprobados por ambas cámaras pero finalmente bloqueados por el gobernador es pequeño. En la sesión de enero-marzo de 2019 de la Asamblea General, según un cálculo, el gobernador firmó 883 leyes aprobadas por ambas cámaras, vetó 17 proyectos de ley y recomendó enmiendas a otros 48. También sugirió 40 enmiendas al proyecto de ley de asignaciones, dando a los legisladores la oportunidad de modificar el presupuesto antes de ejercer su autoridad de veto de partidas individuales. 7

Según la constitución del estado, la Asamblea General puede anular cualquier veto con el voto de dos tercios de los miembros presentes en la Cámara de Delegados y dos tercios de los miembros presentes en el Senado del Estado. Sin embargo, entre 1902-1980, los gobernadores pudieron vetar los proyectos de ley aprobados al final de la sesión con la confianza de que el veto se mantendría. La Asamblea General no volvería a reunirse hasta dentro de un año y tendría la oportunidad de anular el veto, a menos que dos tercios de los miembros de cada cámara convoquen un período extraordinario de sesiones.

Las enmiendas constitucionales aprobadas en 1980 y 1994 han creado la Sesión Reconvocada automática de hoy (normalmente llamada "sesión con veto") de la legislatura. Volver a convocar la Asamblea General el sexto miércoles después de la clausura le da la oportunidad de anular los vetos del gobernador a la legislación aprobada en la última sesión y de aprobar, modificar o rechazar las enmiendas propuestas por el gobernador. 8

Las enmiendas del gobernador pueden ser rechazadas por la Asamblea General. Si no está de acuerdo, la legislación con enmiendas rechazadas se devuelve al gobernador para que tome medidas. Si el gobernador veta el proyecto de ley, entonces no se convierte en ley. Si el gobernador no toma ninguna medida sobre los proyectos de ley con enmiendas rechazadas, la legislación original se convierte en ley después de 30 días. 9

Si la enmienda propuesta por un gobernador es aprobada por una mayoría en cada cámara durante la sesión de veto, la revisión del gobernador pasa a formar parte de la nueva ley. Una enmienda propuesta por el gobernador puede ser modificada por la Asamblea General; no es una propuesta de "lo tomas o lo dejas".

Determinar cómo una enmienda podría alterar todos los aspectos de la ley existente o propuesta no siempre es claro y simple. Un gobernador podría incluso presentar enmiendas contradictorias para su consideración. Una enmienda puede desencadenar negociaciones que resulten en un cambio sustancial en el proyecto de ley, que puede convertirse en ley si la versión modificada es aprobada por ambas cámaras y firmada por el gobernador.

En 2019, por ejemplo, la Asamblea General no pudo resolver cómo pagar las actualizaciones a la I-81. Aprobó un proyecto de ley que crea el Fondo de Mejoramiento del Corredor I-81, pero rechazó las propuestas para generar fondos, luego de que la industria de camiones se opusiera a los planes para agregar peajes a la carretera interestatal. A través de una enmienda, el gobernador Northam propuso un mecanismo de financiación diferente, basado en un impuesto regional sobre las ventas de gasolina y un aumento en todo el estado en el registro de camiones y los impuestos al combustible diesel. Eso fue aceptable para los legisladores de la región, y la enmienda condujo a una decisión final en lugar de una extensión del debate por un año más. 10

Si ambas cámaras no aprueban una enmienda propuesta o en alguna versión revisada, el gobernador tiene dos opciones. El gobernador puede aceptar que el proyecto de ley original se convierta en ley, sin la enmienda, o puede vetar la ley.


La Asamblea General tiene una "sesión con veto" programada automáticamente
Fuente: Sistema de información legislativa de Virginia, Constitución de Virginia

Un gobernador todavía tiene un camino para evitar que la Asamblea General anule su veto. Una vez que finaliza la sesión de veto, el gobernador puede vetar un proyecto de ley enmendado. Por lo general, eso ocurre cuando se modificaron las enmiendas, pero un veto es posible incluso si las enmiendas propuestas por el gobernador se hubieran aceptado sin cambios. A menos que la Asamblea General se reúna en un período extraordinario de sesiones más tarde ese año, no hay oportunidad de anular un veto que ocurre después del período de sesiones con veto hasta el próximo período ordinario de sesiones. En ese momento, casi un año después, los legisladores pueden aprobar una nueva ley para "corregir" el veto, pero una elección antes del próximo período ordinario de sesiones podría haber alterado la composición de la Asamblea General.

La autoridad de veto de partidas individuales del gobernador para proyectos de ley de asignaciones puede modificar un presupuesto sin vetar todo el proyecto de ley, lo que sería una acción drástica que podría dejar al estado incapaz de incurrir legalmente en gastos e interrumpir dramáticamente las operaciones. Vetar una partida también permite al gobernador eliminar los fondos que implementarían una iniciativa de política a la que el gobernador se opuso, pero que no pudo bloquear vetando un proyecto de ley diferente.

El gobernador no tiene la autoridad para aumentar o reducir la cantidad asignada, o para retener los fondos, pero redirigir su uso.

Se debe vetar toda la línea en el proyecto de ley de asignaciones, poniendo fin a todos los fondos para ese artículo y eliminando la dirección sobre cómo se debe gastar. Cada rubro debe tener un propósito distinto, por lo que los impactos de una apropiación y un veto serían claros para los votantes.

Las partidas de apropiaciones en los proyectos de ley de presupuesto aprobados por la Asamblea General deben cumplir con el requisito de "objeto único" de la constitución del estado. Ese requisito impide que los legisladores combinen cuestiones no relacionadas en una sola línea, "enrollando" partes separadas juntas. La práctica del logrolling podría obtener el apoyo de diferentes miembros de la Asamblea General que podrían votar por el lenguaje consolidado para obtener la pieza que deseaban, aunque no hubiera una mayoría dentro de la legislatura para ninguna de las piezas individualmente.

La Corte Suprema de Virginia solía ser el árbitro máximo que podía determinar si un proyecto de ley cumple con el estándar de un solo objeto. Para las facturas presupuestarias, ha indicado: 11

Un artículo en una factura de apropiación es una suma indivisible de dinero dedicada a un propósito establecido

La legislatura ha recuperado parte de su poder con respecto a cómo considera las enmiendas gubernamentales. En 1994, los votantes aprobaron una revisión de la constitución estatal que le dio a la legislatura autoridad para determinar, por mayoría de votos de los miembros presentes en cualquiera de las cámaras, si una o más enmiendas propuestas por el gobernador eran lo suficientemente específicas para una votación por separado. De lo contrario, las enmiendas podrían ignorarse. El proyecto de ley sin cambios, tal como se aprobó originalmente, se devolvería al Gobernador para su veto total o aprobación total. 12

El gobernador Terry McAuliffe estableció el récord para los gobernadores de Virginia y vetó 111 proyectos de ley durante su servicio en 2014-2018, incluidas propuestas para denegar fondos públicos a Planned Parenthood porque ofrecía servicios relacionados con el aborto. Ninguno de los 111 vetos fue revocado por la Asamblea General, a pesar de que ambas cámaras fueron controladas por el partido de oposición (republicanos) durante su mandato. El gobernador McAuliffe hizo 80 enmiendas a los proyectos de ley de asignaciones durante su mandato de cuatro años, y la Asamblea General aprobó más del 80% de ellas. 13

Una de las enmiendas más candentes que no fue aceptada por el gobernador McAuliffe fue su propuesta de expandir Medicaid e implementar "Obamacare" en Virginia. Esa expansión no se produjo hasta después de las elecciones de 2017, cuando una "ola azul" invirtió 15 escaños en la Cámara de Delegados y la mayoría republicana cayó a 51-49. En el primer año del mandato del gobernador Ralph Northam, la Asamblea General aprobó la expansión de Medicaid como parte de un proyecto de ley regular, no a través del proceso de enmienda.

En 2018 y 2019, sus primeros dos años como gobernador, el gobernador Ralph Northam se enfrentó a una Asamblea General en la que los republicanos controlaban tanto la Cámara de Delegados como el Senado estatal. Vetó 54 proyectos de ley.

En 2020, después de las elecciones de 2019, los demócratas tenían el control de ambas cámaras. El gobernador Northam vetó solo cuatro proyectos de ley.

Bloqueó una propuesta de la industria láctea que habría requerido que todos los artículos etiquetados como "leche" provengan de mamíferos y no de almendras, soja u otros productos vegetales. Los otros tres versaron sobre la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio. Después de que los tres proyectos de ley fueron aprobados por la Asamblea General con un amplio apoyo bipartidista, el gobernador propuso enmiendas porque pensó que podrían aumentar el costo de la atención médica para los miembros más pobres de la sociedad. Cuando los legisladores rechazaron sus enmiendas, el gobernador Northam vetó esos tres proyectos de ley. 14


Durante los cuatro años que estuvo en la oficina, el gobernador McAuliffe fue un gobernador demócrata con una legislatura controlada por los republicanos.
Fuente: Proyecto de Acceso Público de Virginia (VPAP), Veto del gobernador después de tres años


¿Qué es el poder de veto? - HISTORIA

La casa Blanca

El Artículo I, Sección 7 de la Constitución otorga al presidente el poder de vetar un proyecto de ley aprobado por el Congreso. Cuando el presidente veta un proyecto de ley, se devuelve al Congreso. Si dos tercios de la Cámara de Representantes y el Senado votan para anular el veto, el proyecto de ley se convierte en ley sin la aprobación presidencial. Si no lo hacen, la factura muere.


El poder del presidente para vetar la legislación le otorga un poder extraordinario para influir en la legislación. El Congreso generalmente se compromete con el presidente en lugar de presentarle la legislación que esperan que vete. Durante los primeros 50 años de la nación, los presidentes solo vetaron la legislación que creían inconstitucional. Desde entonces, los presidentes han utilizado su poder de veto cuando no estaban de acuerdo con la política.

El presidente puede vetar la legislación de dos formas. El presidente tiene diez días para firmar un proyecto de ley. Si no hace nada, se convierte en ley. Si devuelve la factura, no lo hace. Al vetar un proyecto de ley, el presidente lo envía a la cámara del Congreso que originó el proyecto de ley con una lista de sus objeciones. El Congreso puede entonces revisar el proyecto de ley y volver a presentarlo, o anular el veto con un voto de dos tercios en ambas cámaras del Congreso. Si el Congreso aprueba legislación en los últimos diez días de un mandato del Congreso, el presidente puede participar en lo que se llama un veto de "bolsillo". En este caso, el proyecto de ley no se convierte en ley a menos que el presidente lo firme.

Durante varios años, muchos han apoyado que se otorgue al presidente el derecho de emitir vetos de partidas individuales. Un veto de partidas individuales permitiría al presidente vetar una partida en un proyecto de ley de presupuesto sin vetar el proyecto de ley completo. Aquellos que apoyan el veto de las partidas individuales creen que le daría al presidente el poder de eliminar el despilfarro. En 1995, el Congreso aprobó el veto de partidas individuales para el presidente. Ha sido impugnado en los tribunales y, en abril de 1997, un juez federal declaró inconstitucional el veto de la partida.


¿Qué países tienen poder de veto en el consejo de seguridad de la ONU?

Los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas tienen el poder de vetar cualquier resolución "sustancial".

Estos países son China, Rusia, Francia, Reino Unido y Estados Unidos.

El veto incondicional de los cinco gobiernos ha sido visto por los críticos como el carácter más antidemocrático de la ONU.

Algunos también afirman que el poder de veto es la principal causa de inacción internacional frente a los crímenes de guerra y los crímenes de lesa humanidad.

La abstención o ausencia de un miembro permanente no impide que se adopte un proyecto de resolución.

Estados Unidos se negó a unirse a las Naciones Unidas en 1945 a menos que se le diera un veto.


El Veto y el Consejo de Seguridad de la ONU

El veto, un poder que ostentan los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (P5), ha sido un punto de discordia entre muchos Estados miembros de la ONU desde el establecimiento de la Carta de la ONU en la Conferencia de San Francisco de 1945. Este poder de veto otorga el P5 (Francia, Reino Unido, Estados Unidos, Rusia y China) el poder efectivo para bloquear cualquier proyecto de resolución presentado al Consejo de Seguridad.

El poder de veto se estableció en virtud del artículo 27 de la Carta de la ONU, que establece:
1. Cada miembro del Consejo de Seguridad tendrá un voto.
2. Las decisiones del Consejo de Seguridad sobre cuestiones de procedimiento se tomarán por el voto afirmativo de nueve miembros.
3. Las decisiones del Consejo de Seguridad sobre todos los demás asuntos se tomarán con el voto afirmativo de nueve miembros, incluidos los votos concurrentes de los miembros permanentes, siempre que, en las decisiones de conformidad con el Capítulo VI y de conformidad con el párrafo 3 del Artículo 52, una parte de un disputa se abstendrá de votar.

Si bien la palabra “veto” no se usa específicamente, el artículo 27 requiere la unanimidad del P5 para que se apruebe una resolución, lo que significa que cualquier voto de “no” por parte de un estado P5 constituye un veto. El poder de veto fue otorgado a los “Cinco Grandes” para asegurar su aceptación de la Carta de la ONU. Sin embargo, durante las negociaciones en San Francisco, algunos estados estaban preocupados de que el poder de veto dejaría al Consejo de Seguridad (CS) impotente para actuar en caso de un conflicto que involucrara a uno de los estados P5, y trataron, sin éxito, de obtener el poder de veto. poder de veto reducido. Para obtener un resumen básico del debate sobre el veto en San Francisco, visite el sitio web de la ONU y la página # 8217s sobre la Conferencia de San Francisco, y para obtener información más detallada sobre la negociación del veto, consulte este documento titulado & # 8220 Naciones Unidas & # 8211 La cooperación internacional como proceso evolutivo & # 8221 publicado por el Consejo Académico del Sistema de las Naciones Unidas.

Hoy en día, persisten las discusiones sobre el veto, y algunos lo caracterizan como una cuestión fundamental para la legitimidad y eficacia del Consejo de Seguridad. Las preocupaciones más recientes sobre el veto se centran en el hecho de que el CS no haya actuado en determinadas crisis, como la participación de Rusia en Ucrania y, sobre todo, el conflicto en Siria. Recursos útiles para iluminar la historia del uso del veto en la ONU han sido publicados por El guardián y Informe del Consejo de Seguridad. Debido a estos casos de inacción, los esfuerzos recientes para abordar el veto se centran en la importancia de prevenir e intervenir en situaciones de atrocidades masivas, recordando que la responsabilidad principal del CS es mantener la paz y la seguridad globales.

Actualmente, hay dos propuestas principales que buscan abordar el tema del veto y los métodos generales de trabajo del Consejo de Seguridad: la declaración política conjunta Francia-México y el Código de Conducta del Consejo de Seguridad del Grupo ACT. El primero se originó con el llamado del presidente francés François Hollande en el debate de la Asamblea General de la ONU de 2013 para que todos los estados del P5 se comprometieran colectivamente a no usar su veto en casos de atrocidades masivas, que fue seguido por el ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Laurent Fabius & # 8217, artículo de opinión. . Desde entonces, este llamado se ha manifestado en la declaración política conjunta de Francia y México para que el P5 restrinja el uso del veto en casos de genocidio, crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra.

El segundo es el Código de Conducta del Consejo de Seguridad propuesto por el Grupo ACT, que está abierto a todos los Estados Miembros como miembros actuales o futuros del SC. El Código de Conducta es un compromiso de apoyar la acción de la CS en casos de genocidio, crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra, y de no votar en contra de ningún proyecto de resolución creíble para prevenir o poner fin a tales situaciones. La Misión Permanente de Liechtenstein distribuyó una nota conceptual en la que invitaba formalmente a todos los Estados miembros a respaldar el Código a principios de septiembre de 2015.

Ambas propuestas buscan prevenir la inacción por parte del Consejo de Seguridad en casos de genocidio, atrocidades masivas y crímenes de guerra, y han recibido un amplio apoyo de varios Estados Miembros. Este mapa, desarrollado y mantenido por la Coalición Internacional para la Responsabilidad de Proteger, ilustra qué Estados Miembros de la ONU han suscrito cada propuesta. En particular, muchos han descrito las dos propuestas como "que se refuerzan mutuamente", y la propuesta franco-mexicana se aplica solo al P5 y la propuesta de ACT se aplica a todos los miembros. Los redactores de cada propuesta parecen compartir esta opinión y han expresado públicamente su apoyo a la iniciativa de la otra.

Otros grupos también han expresado interés en abordar el uso indebido del veto. Los Ancianos, en sus recomendaciones para la reforma de la ONU, incluyen un llamado para que los estados P5 se comprometan a no usar, o amenacen con usar, su veto sin explicación pública, y se comprometan plenamente a trabajar para encontrar un terreno común.

Para obtener más información sobre el tema del veto, visite los siguientes sitios:

Documentos clave
Declaración política Francia-México: inglés, francés
Código de conducta de ACT Group: inglés, francés, español


¿Qué es el poder de veto? - HISTORIA

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas juega un papel extraordinario en las relaciones internacionales. Es el único organismo de las Naciones Unidas que puede decidir sobre el uso de medios violentos. Tiene la tarea de hacerlo cuando sea necesario para mantener la paz y la seguridad internacionales. Para ello, se debe aprobar una resolución en sesión con los quince miembros del Consejo de Seguridad. Cinco de esos miembros desempeñan un papel particular en el Consejo. Son los Cinco Permanentes, o P5 para abreviar. A diferencia del resto del Consejo, su membresía no cambia de manos cada dos años y han formado parte del Consejo desde sus inicios [1].

Hay quince miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Cinco de ellos son miembros permanentes - El P5 - y los otros son miembros no permanentes (aquí denotados por “MNP”) cuya membresía está limitada a dos años a la vez. Pasado ese tiempo, los miembros del Consejo son reelegidos.

Además de tener su asiento en el Consejo garantizado por la Carta de la ONU, los P5 también juegan un papel vital en la toma de decisiones. Esto se debe a que tienen derecho a bloquear decisiones importantes con lo que se denomina el veto del Consejo de Seguridad. La Carta, en el Artículo 27, establece que:

“1. Cada miembro del Consejo de Seguridad tendrá un voto.

  1. Las decisiones del Consejo de Seguridad sobre cuestiones de procedimiento se tomarán con el voto afirmativo de nueve miembros.
  2. Las decisiones del Consejo de Seguridad sobre todos los demás asuntos se tomarán mediante el voto afirmativo de nueve miembros, incluidos los votos concurrentes de los miembros permanentes, siempre que, en las decisiones de conformidad con el Capítulo VI y el párrafo 3 del Artículo 52, una parte en una controversia deberá abstenerse de votar ”.

Esto significa que en cualquier asunto no procesal, se toma una decisión si se cumplen dos criterios. Primero, nueve de los quince miembros del Consejo deben votar a favor. En segundo lugar, ninguno de los P5 debe votar no. Un miembro de P5 puede mostrar su desaprobación absteniéndose de votar o votando no, haciendo que una decisión sea imposible. En otras palabras, un miembro de P5 no puede votar no y aun así permitir que se apruebe la decisión. No hay opción para que el P5 elija el veto sobre un voto negativo, son lo mismo.

Para evitar el problema de bloquear algo aceptable, pero menos que óptimo, los P5 han recurrido repetidamente a las abstenciones. Uno de los miembros permanentes puede, por ejemplo, desear que una resolución no se apruebe, pero no está dispuesto a ser visto en contra de sus puntos principales. Este fue probablemente el caso cuando Rusia y China se abstuvieron de votar cuando el Consejo decidió la controvertida Resolución 1973, que permitía el uso de la fuerza contra el régimen de Muammar Gaddafi en Libia.

¿De dónde vino el veto?

Las Naciones Unidas no fueron el primer intento de una organización internacional con la misión de promover la paz y la seguridad internacionales. En el período entre las guerras mundiales, existió la Liga de Naciones. La LoN estaba plagada de problemas derivados tanto de un clima de desconfianza en las relaciones internacionales como de cómo se creó la organización para que funcionara. Entre sus problemas figuraba un procedimiento de votación por consenso, precursor tanto del Consejo de Seguridad como de la Asamblea General. Esto significaba que todos los miembros de la Liga tenían veto.

El LoN colapsó con el inicio de la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, a medida que se acercaba la segunda mitad de la década de 1940, surgió la iniciativa de intentar una vez más cooperar internacionalmente para evitar la guerra. El final de la guerra significó que había una oportunidad para hacer precisamente eso. Sabios por la experiencia de la Liga, los fundadores de la ONU restringieron considerablemente el veto.

A pesar de los cambios en las relaciones internacionales, el poder de veto sigue siendo

El Consejo de Seguridad en sesión

Los estados más poderosos en ese momento (el P5 de hoy) fueron clave para que la nueva organización funcione. Estados Unidos no había sido miembro de la Liga de Naciones, a pesar de que el presidente Woodrow Wilson fue uno de los principales iniciadores. Esto significó que el LoN nunca alcanzó la aceptación que necesitaba para tomar medidas contundentes. Si se quería evitar esto, los fundadores de la ONU tenían que asegurarse de que todas las principales potencias estuvieran a bordo. Sin embargo, esos Estados desconfiaban unos de otros y no querían poner importantes decisiones de seguridad en manos de una mayoría posiblemente hostil en el Consejo.

Por eso se mantuvo el veto, pero solo con cinco estados miembros. El resto de los miembros de la ONU nunca ha sido lo suficientemente fuerte diplomáticamente como para ganar con éxito el derecho de veto. Esto es parte de la razón por la que las Naciones Unidas tienen mucho más éxito que la Sociedad de Naciones. Sin embargo, no es un sistema particularmente eficaz. Los vetos se utilizan por otras razones además de proteger la seguridad o soberanía del P5, como proteger intereses menores o aliados.

Vea nuestro informe, Preocupaciones legítimas, para obtener más información sobre cómo los miembros permanentes utilizan el veto.


¿Qué es el poder de veto? Según la historia de la clase 10th sst Por favor, no responda de Google La respuesta debe ser corta

veto power is the biggest power in terms of decision making process in world .

veto power doesn't required any type of majority to make any decision ..

the country having veto can singly change and take decision for the world.

hope it will help you my dear friend..☆☆■■

The United Nations Security Council "power of veto" refers to the veto power wielded solely by the five permanent members of the United Nations Security Council (China, France, Russia, United Kingdom, and United States), enabling them to prevent the adoption of any "substantive" resolution. Abstention or absence from the vote by a permanent member does not prevent a draft resolution from being adopted. However, the veto power does not apply to "procedural" votes, as determined by the permanent members themselves. The permanent members can vote against a "procedural" draft resolution without blocking its adoption by the Council. A negative vote by a permanent member will also block the selection of a Secretary-General, although this is a "recommendation" to the General Assembly rather than a Resolution.


What Is Veto Power? - HISTORIA

The refusal of an executive officer to assent to a bill that has been created and approved by the legislature, thereby depriving the bill of any legally binding effect.

Article I, Section 7, of the U.S. Constitution states that "every bill" and "every order, resolution or vote to which the concurrence of the Senate and the House of Representatives may be necessary" must be presented to the president for approval. If the president disapproves of the legislation and declines to sign the bill, he issues a veto, returning the bill unsigned to Congress. Similar provisions in state constitutions give governors the same veto power, and municipal charters often give the mayor the right to veto legislation from the city council.

The veto power gives the executive a central role in the legislative process. By threatening a veto before legislation is passed, the executive can force the legislature to compromise and pass amendments it would otherwise find unacceptable. Though there is great power in the veto, most executives use it cautiously, as overuse can antagonize the legislature and create political risk for the executive.

Under the Constitution the president has ten days (not counting Sundays) in which to consider legislation presented for approval. The president has three options: sign the bill, making it law veto the bill or take no action on the bill during the ten-day period. A veto can be over-ridden by a two-thirds majority of both houses of Congress. If the president takes no action, the bill automatically becomes law after ten days. If Congress adjourns before the ten days have expired and the president has not signed the bill, however, the bill is said to have been subjected to a pocket veto. A pocket veto deprives Congress of the chance to override a formal veto. State governors have similar veto and pocket veto powers, and state legislatures usually are required to override vetoes by a two-thirds majority of both houses.

In the majority of states the governor also has the authority to select particular items from an appropriations bill and veto them individually. This authority, called the line-item veto, is popular because it allows the executive to cancel specific appropriations items from bills that are hundreds of pages long. The legislature can override the veto by a two-thirds majority vote.

In the 1980s and early 1990s, Presidents ronald reagan and george h.w. bush called for a constitutional amendment that would provide the president with a line-item veto. After years of debate, Congress rejected the idea of enacting such an amendment and instead approved federal line-item veto authority in a 1996 statute known as the Line-Item Veto Act (2 U.S.C.A. §§ 691�). The act gave the president the ability to cancel individual tax and spending measures included in federal legislation.

Members of Congress opposed to the act immediately filed a federal lawsuit, arguing that the act was unconstitutional. En Raines v. Byrd, 521 U.S. 811, 117 S.Ct. 2312, 138 L.Ed.2d 849 (1997), the Supreme Court concluded that the plaintiffs did not have standing to bring the action and dismissed the case. A key point in the ruling was that a plaintiff had to show an actual injury because of the law. The senators and representatives had argued that the constitutional Separation of powers had been violated by the act but the Court found this was not an actual injury. Therefore, the Supreme Court had no jurisdiction.

Two groups of plaintiffs then filed suit, arguing that they had been injured. One group included the City of New York, two hospital associations, one hospital, and two unions that represented health care employees. They challenged a line-item veto President bill clinton had made in the 1997 Balanced Budget Act. The other group was the Snake River Potato Growers, Inc., which consisted of approximately 30 potato growers located throughout Idaho. The collective opposed President Clinton's cancellation of a provision of the Taxpayer Relief Act of 1997. Both groups of plaintiffs argued that the line-item vetoes had deprived them of federal funds. The U.S. district court found that the parties had standing and that the act violated the Presentment Clause under Article I of the Constitution. The Supreme Court eventually resolved the matter in Clinton v. City of New York, 524 U.S. 417, 118 S. Ct. 2091, 141 L. Ed. 2d 393 (1998).

The Court, in a 6𠄳 vote, agreed that the Line-Item Veto Act, which empowered the president to cancel individual portions of bills, violated the Presentment Clause. Under the Presentment Clause, after a bill has passed both Houses, but "before it become[s] a Law," it must either be approved (signed) or returned (vetoed) by the president. By canceling only parts of the legislation, President Clinton had, in effect, amended the laws. The Court concluded that there was no constitutional authorization for the president to amend legislation at his discretion.

A widely used means of congressional over-sight has been the legislative veto. A legislative veto is a statutory device that subjects proposals and decisions of Executive Branch administrative agencies to additional legislative consideration. The legislature may disapprove agency action by a committee, one-house, or concurrent resolution.

Since it was first used in the 1930s, the legislative veto has been the subject of controversy. The legislative veto circumvents traditional bill-passing procedures in that the legislative action is not presented to the executive for approval. This veto has been defended on the ground that it is not a legislative act. En Immigration and Naturalization Service v. Chadha, 462 U.S. 919, 103 S. Ct. 2764, 77 L. Ed. 2d 317 (1983), the U.S. Supreme Court invalidated legislative veto provisions involving immigration and naturalization on the ground that these provisions violated the separation of powers between the legislative and executive branches. A pesar de Chadha, Congress has not systematically removed legislative veto provisions from federal statutes, and some states continue to use the legislative veto.

Lecturas adicionales

Cameron, Charles M. 2000. Veto Bargaining: Presidents and the Politics of Negative Power. New York: Cambridge Univ. Presionar.

Lipson, G. V., ed. 2002. Presidential Vetoes: Challenges and Bibliography. Hauppauge, N.Y.: Novinka.

Mason, Edward Campbell. 1967. The Veto Power: Its Origin, Development, and Function in the Government of the United States, 1789�. New York: Russell & Russell.

Cross-references

VETO, legislation. This is a Latin word signifying, I forbid.
2. It is usually applied to the power of the president of the United States to negative a bill which has passed both branches of the legislature. The act of refusing to sign such a bill, and the message which is sent to congress assigning the reasons for a refusal to sign it, are each called a veto.
3. When a bill is engrossed, and has received the sanction of both houses, it is transmitted to the president for his approbation. If he approves of it, he signs it. If he does not, he sends it, with his objections, to the house in which it originated, and that house enter the objections on their journals, and proceed to reconsider the bill. Costa. U. S. art. I, s. 7, cl. 2. Vide Story on the Const. Segundo. 878 1 Kent, Com. 239.
4. The governors of the several states have generally a negative on the acts of the legislature. When exercised with due caution, the veto power is some additional security against inconsiderate and hasty legislation, or where bills have passed through prejudice or want of due reflection. It was, however, mainly intended as a weapon in the hands of the chief magistrate to defend the executive department from encroachment and usurpation, as well as a just balance of the constitution.
5. The veto power of the British sovereign has not been exercised for more than a century. It was exercised once during the, reign of Queen Anne. Edinburgh Rev. 10th vol. 411, &c. Parke's Lectures, 126. But anciently the king frequently replied Le roy s'avisera, which was in effect withholding his assent. In France the king had the initiative of all laws, but not the veto. See 1 Toull. Arte. 39 and see Nos. 42, 52, note 3.


The Veto and the UN Security Council

The veto, a power held by the five permanent members of the UN Security Council (P5), has been a point of contention among many UN Member States since the establishment of the UN Charter at the San Francisco Conference of 1945. This veto power gives the P5 (France, the United Kingdom, the United States, Russia, and China) the effective power to block any draft resolution presented to the Security Council.

The power of veto was established under Article 27 of the UN Charter, which states:
1. Each member of the Security Council shall have one vote.
2. Decisions of the Security Council on procedural matters shall be made by an affirmative vote of nine members.
3. Decisions of the Security Council on all other matters shall be made by an affirmative vote of nine members including the concurring votes of the permanent members provided that, in decisions under Chapter VI, and under paragraph 3 of Article 52, a party to a dispute shall abstain from voting.

While the word “veto” is not specifically used, Article 27 requires the unanimity of the P5 in order for a resolution to pass, meaning any “no” vote on the part of a P5 state constitutes a veto. The power of veto was accorded to the “Big Five” in order to secure their acceptance of the UN Charter. However, during negotiations in San Francisco, some states were concerned that the power of the veto would leave the Security Council (SC) powerless to act in the event of a conflict involving one of the P5 states, and tried, unsuccessfully, to have the veto power reduced. For a basic summary of the veto debate at San Francisco, visit the UN website’s page on the San Francisco Conference, and for a more in depth background on the negotiation of the veto, see this paper titled, “The Founding of the United Nations – International Cooperation as an Evolutionary Process” published by the Academic Council on the United Nations System.

Today, discussions about the veto persists, with some characterizing it as an issue critical to the legitimacy and effectiveness of the Security Council. The most recent concerns about the veto center around the SC’s failure to act on certain crises, such as Russia’s involvement in Ukraine and most notably, the conflict in Syria. Helpful resources to illuminate the history of the use of the veto at the UN have been published by El guardián y Security Council Report. Due to these cases of inaction, recent efforts to address the veto focus on the importance of preventing and intervening in mass atrocity situations, recalling that the primary responsibility of the SC is to maintain global peace and security.

Presently, there are two main proposals seeking to address the issue of the veto and the overall working methods of the Security Council: the France-Mexico joint political declaration and the ACT Group’s Security Council Code of Conduct. The first originated with French President François Hollande’s call at the 2013 UN General Assembly debate for all P5 states to collectively pledge to not use their veto in cases of mass atrocity, which was followed by French Minister of Foreign Affairs Laurent Fabius’ op-ed. This call has since manifested itself in France and Mexico’s joint political declaration for the P5 to restrain the use of the veto in instances of genocide, crimes against humanity, and war crimes.

The second is the ACT Group’s proposed Security Council Code of Conduct, which is open to all Member States as current, or potential future members of the SC. The Code of Conduct is a pledge to support SC action in cases of genocide, crimes against humanity, and war crimes, and to not vote against any credible draft resolutions to prevent or end such situations. The Permanent Mission of Liechtenstein circulated a concept note formally inviting all Member States to endorse the Code in early September 2015.

Both of these proposals seek to prevent inaction on the part of the Security Council in cases of genocide, mass atrocities, and war crimes, and have received broad support from a number of Member States. This map, developed and maintained by the International Coalition for the Responsibility to Protect, illustrates which UN Member States have signed on to each proposal. Notably, many have described the two proposals as “mutually reinforcing,” with the French-Mexican proposal applying only to the P5 and the ACT proposal applying to the entire membership. The drafters of each proposal seem to share this view, and have publicly expressed support for the other’s initiative.

Other groups have also expressed interest in addressing misuse of the veto. The Elders, in their recommendations for UN reform, include a call for P5 states to pledge not to use, or threaten to use, their veto without public explanation, and commit fully to working to find common ground.

For more information on the subject of the veto, please visit the following sites:

Key Documents
France-Mexico Political Declaration: English, French
ACT Group Code of Conduct: English, French, Spanish


UN Security Council: Why is the veto right so important?

The veto right, or the UN Charter’s requirement for the SC Permanent Members’ unanimity, remains the cornerstone of the UN system, which was created to guard peace and security after the Second World War.

It would be easy to destroy it, but there is no workable alternative at the moment. This is not a privilege, but a reflection of the high responsibility of the P5 for maintaining peace and security, which reflects both the historic contribution that the Permanent Members made to establishing the UN and their continued practical role in the world. At the same time it reflects the wisdom of the founding fathers of the UN who foresaw a multi-centric world order, which is a reality now.

In our view, the veto remains an important factor that keeps the SC members together and motivates them to seek balanced decisions. It would be incorrect, both history-wise and politically, to encroach on this right, which was established to help escape one-sided decisions, fraught with ruining the UN, to impose a culture of consensus, at least, upon major world powers.

The present crisis in Ukraine provides more proof of the inherent dangers of unilateralism as opposed to collective action. It is historically proven that the veto right helps search for compromises. By creating this right, those who drafted the UN Charter showed understanding that if there is no agreement between the P5, problems can’t be resolved collectively and efficiently, and thus, can’t be resolved at all. The voiced criticism of “misuse” of the veto right is beside the point. When the UN was set up, the sad experience of the League of Nations with its “one country – one vote” system was taken into account.

True, the need to find common ground among the P5 sometimes complicates the work. But this doesn’t mean that the system is ineffective. To the contrary, the UNSC remains one of the most efficient and harmonious structures. The occasions when veto is used are far outnumbered by resolutions adopted unanimously. After all, diplomacy – and the UN is its supreme tool – is about compromise.

Russia’s position of principle has always been that we will support a UNSC reform which would enjoy the widest possible support of UN member states, i.e. by a much larger majority than the legally required two-thirds. However, the level of progress so far does not allow to say that we have come closer to a universal formula of the SC reform. The approaches of various countries still differ substantially. Under these circumstances, there is no alternative to the continuation of the patient work of bridging the gap.

The reform of the UNSC is a crucial issue on the current international agenda. Its progress will determine the effectiveness of the work of the whole UN system for the foreseeable future. We strongly believe that the efforts in this area should be aimed, first of all, at enhancing the Council’s ability to promptly and effectively react to emerging challenges. This becomes even more relevant today as we witness multiple crises and conflict situations.

The statements, views and opinions expressed in this column are solely those of the author and do not necessarily represent those of RT.


Ver el vídeo: El estado dominicano es que tiene que tener El Poder del Veto


Comentarios:

  1. Meztilar

    Gracias por la ayuda en esta pregunta, ¿puedo, yo también puedo ayudarte algo?

  2. Napona

    Si dijiste bien

  3. Edvard

    En mi opinión, no tienes razón. Estoy seguro. Lo sugiero que debatir. Escríbeme en PM.

  4. Heardwine

    Esto no es exactamente lo que necesito.

  5. Fulop

    Creo que estás cometiendo un error. Discutamos esto. Envíeme un correo electrónico a PM, hablaremos.

  6. Simu

    Definitivamente tiene razón

  7. Braiden

    como una lata de panqueques, tal se desgastará hasta la muerte

  8. Karlitis

    Maravilloso, esta es una opinión divertida



Escribe un mensaje