¿Dónde tuvo lugar la Operación Bogart?

¿Dónde tuvo lugar la Operación Bogart?

La cuarta brigada de comandos británica parece haber hecho una incursión a través del río Mosa en territorio ocupado por los alemanes el 30 de noviembre de 1944. Su líder era el brigadier B. W. Leicester, apodado "Jumbo".

Pero eso es todo lo que he podido descubrir. El volumen relevante de la Historia oficial británica, Victoria en Occidente, volumen 2, La derrota de Alemania, no lo menciona. En particular, me gustaría saber dónde tuvo lugar la redada, ya que estoy tratando de localizar todas las principales unidades británicas en Bélgica y los Países Bajos a fines de 1944, pero cualquier información al respecto podría darme palabras clave para futuras búsquedas.


Unas pocas horas más funcionan y la ayuda de los comentaristas me ha convencido de que si La Operación Bogart existía, era bastante pequeña y no muy significativa.

La Cuarta Brigada de Comando (antes Cuarta Brigada de Servicio Especial) consistía en el Comando No. 4 (una unidad del Ejército Británico) y los Comando No. 41, 47 y 48 (Royal Marine). El Comando No. 46 (Royal Marine) había sido parte de la brigada, pero fue reemplazado por el Comando No. 4. Un comando, en este uso, era una unidad del tamaño de un batallón. Toda la brigada participó en la Operación Infatuate, la toma de la isla de Walcheren, comenzando el 1 de noviembre de 1944 y terminando el 8 de noviembre.

  • El número 4 estuvo en Walcheren hasta el 14 de noviembre, luego cerca de Zeebrugge, Bélgica, para reequipar y reemplazar a las tropas, luego de regreso a Walcheren para protegerlo mediante incursiones en Schouwen-Duiveland.

  • El No. 41 "sirvió en el río Mosa" después de Infatuate durante el resto de la guerra, aparentemente basado en Bergen-op-Zoom.

  • El No. 47 estaba cerca de Zeebrugge, del 10 de noviembre al 22 de diciembre, cuando se convirtieron en reserva móvil para el 1 Cuerpo británico. Patrullaban en previsión de un ataque alemán hacia Amberes, pero la única acción era contra las patrullas de combate enemigas. Los días 13 y 14 de enero asaltaron Kapelsches Veer, una isla en el Mosa, pero se retiraron después de encontrar una fuerte oposición.

  • El No. 48 también estuvo en el Maas, atacando, durante el resto de la guerra, con una gran parte bajo el mando del No. 47.

Claramente hubo varias redadas, además de muchas patrullas. Es posible que algunas de esas redadas tuvieran nombres en clave, pero de ser así, no fueron lo suficientemente importantes como para convertirse en historias a nivel de teatro. Mi fuente principal para todo esto es una compilación de las historias de las unidades de la Marina Real, lo que deja bastante claro que no hubo operaciones a nivel de brigada después de la Operación Infatuate.

Sospecho que los indicios en línea de una operación a nivel de brigada pueden haber surgido de la confusión entre la Cuarta Brigada de Comando y el Comando No. 4, una subunidad de la brigada. Eso sugiere que Bogart pudo haber sido una operación a menor escala del Comando No. 4 en Schouwen-Duiveland. Sin embargo, saber que no hubo una operación de brigada responde a mis preguntas inmediatas.


Cómo ayudó la mafia a establecer la escena de bares gay de Nueva York

Fue una asociación poco probable. Pero entre la comunidad LGBT de Nueva York y # x2019 en la década de 1960 que se vio obligada a vivir en las afueras de la sociedad y el desprecio de la mafia y # x2019 por la ley, los dos lograron una unión rentable, aunque incómoda.

A medida que la comunidad gay floreció en la ciudad de Nueva York en la década de 1960, los miembros tenían pocos lugares para reunirse públicamente. Rechazadas y criminalizadas por la cultura más amplia, las personas LGBT estaban ansiosas por cualquier lugar donde pudieran reunirse de manera segura. Pero ir a un bar puede ser una propuesta peligrosa. En ese momento, todavía era ilegal servir alcohol a los clientes homosexuales, mostrar la homosexualidad en público o que dos personas homosexuales bailaran juntas. Bajo el disfraz de las leyes de bebidas alcohólicas del estado de Nueva York que prohibían los locales & # x201C desordenados & # x201D, la Autoridad de Bebidas Alcohólicas del Estado y el Departamento de Policía de Nueva York allanaron regularmente bares que atendían a clientes homosexuales.

Sin embargo, donde la ley vio desviaciones, la mafia vio una oportunidad comercial de oro.

Un cuadro familiar de la familia de la mafia Vito Genovese.

Archivo Bettmann / Getty Images

Desde los días de la Prohibición, cuando se prohibió el alcohol, la mafia controlaba gran parte de la ciudad de Nueva York y el negocio de los clubes nocturnos con una experiencia especial en sus oscuros e ilegales márgenes. La familia Genovese, una de las llamadas & # x201Cfive familias & # x201D que dominaban el crimen organizado en la ciudad de Nueva York, reinaba sobre la escena del bar West Side de Manhattan & # x2019, incluido el Village donde la comunidad LGBT estaba arraigando.

Un miembro de la familia Genovese, Tony Lauria, también conocido como & # x201CFat Tony, & # x201D compró el Stonewall Inn en 1966 y lo transformó de un bar y restaurante que atraía a clientes heterosexuales a un bar y discoteca gay. Stonewall, que funcionaba con poco dinero, era conocido por ser sucio y peligroso: funcionaba sin agua corriente detrás de la barra, los vasos se & # x201Climpiados & # x201D sumergiéndolos en tinas de agua sucia, y los inodoros se desbordaban regularmente. El club también carecía de una salida de emergencia o contra incendios.

A pesar de sus condiciones menos que ideales, Stonewall se convirtió rápidamente en un destino popular en la comunidad gay e incluso en una especie de institución. Era el único lugar donde los homosexuales podían bailar abiertamente juntos, y por relativamente poco dinero, las drag queens (que recibieron una amarga recepción en otros bares), los fugitivos, los jóvenes LGBT sin hogar y otros podían estar fuera de las calles mientras el bar estaba abierto.

Para operar sus bares gay, la mafia engrasó las palmas de la policía de Nueva York. & # x201CFat Tony, & # x201D por uno, pagó a Nueva York & # x2019s 6th Precinct aproximadamente $ 1,200 por semana, a cambio de que la policía accediera a hacer la vista gorda ante la & # x201 conducta indecente & # x201D que ocurría a puerta cerrada.

Un oficial de la policía de Nueva York agarra a alguien por el cabello mientras otro oficial golpea a un joven durante un enfrentamiento en Greenwich Village después de una marcha del Poder Gay en Nueva York, 1970. & # XA0

No es que la policía todavía no haya allanado los establecimientos LGBT. Pero primero avisarían a los propietarios, quienes les dijeron cuál era el mejor momento para pasar. Las redadas a menudo se producían a primera hora de la tarde, cuando había pocos clientes presentes, por lo que las empresas tenían tiempo suficiente para reanudar las operaciones normales por la noche. David Carter explica en su libro Stonewall: los disturbios que provocaron la revolución gay, que durante una redada típica, los dueños de los bares cambiaban las luces de azul a blanco, advirtiendo a los clientes que dejaran de bailar y beber. Los clientes se alinearon y se les pidió que mostraran una identificación si no tenían ninguna, podrían ser arrestados. Se llevó a los hombres por vestirse de travesti y a las mujeres por usar menos de tres piezas de ropa tradicional & # x201Cfeminine & # x201D. A veces, la policía incluso llegó a la medida extrema de enviar mujeres oficiales al baño para verificar el género de las personas.


5 cosas que quizás no sepa sobre & # 8216Casablanca & # 8217 en su 70 aniversario

Hace poco más de 70 años, las tropas aliadas habían invadido y liberado el norte de África francesa de la ocupación nazi. Y además de ayudar a cambiar el rumbo de la guerra, resultó ser una bendición para Warner Bros. ya que la empresa acababa de terminar una película llamada & # 8220Casablanca, & # 8221 que se estableció entre el movimiento de resistencia en la ciudad marroquí bajo ocupación alemana. La película no había recibido luz verde con grandes esperanzas y, en general, se la veía como algo de material de relleno, destinada a sacar provecho del reciente éxito de la ahora casi olvidada & # 8220Argel.”

Pero gracias al vínculo con los eventos actuales, la película se lanzó rápidamente con proyecciones que tuvieron lugar en la ciudad de Nueva York hace 70 años hoy, el 26 de noviembre de 1942. Cuando llegó a los cines en enero siguiente, fue un verdadero éxito. , demostrando ser la séptima película más grande de 1943 y pasando a ser nominada a ocho premios Oscar en los Premios de la Academia de 1944, ganando Mejor Película, Mejor Director por Michael Curtiz, y Mejor Guión, aunque estrellas Humphrey Bogart y Claude Rains perdida y protagonista femenina Ingrid Bergman no fue & # 8217t ni siquiera nominada (aunque fue para & # 8220Por quién doblan las campanas, & # 8221 que se disparó justo después).

Y, por supuesto, 70 años después, se considera un clásico perdurable, que ocupa un lugar destacado en las listas de las mejores películas jamás realizadas. Y con razón. A pesar de una producción problemática (solo la mitad del guión estaba completo cuando comenzó el rodaje), es virtualmente una película perfecta, compleja, divertida, emocionante y desmayada y trágicamente romántica en su descripción del triange amoroso entre el aparentemente apático dueño del bar Rick. (Bogart), su amor perdido Ilsa (Bergman) y su esposo héroe de la resistencia francesa Victor Laszlo (Paul Henreid). A menudo imitado y parodiado, pero nunca mejorado, se siente tan fresco hoy como cuando se mostró por primera vez hace siete décadas, y como tal, queríamos marcar la ocasión desenterrando cinco hechos que quizás no conozcas sobre la película. Léelos a continuación.

1. No, el presidente Reagan nunca iba a interpretar a Rick.
Una de las leyendas urbanas más perdurables del cine y # 8217 es que Ronald Reagan originalmente fue elegido como Rick en el proyecto. De hecho, nunca fue cierto, pero al menos hay una base justa para los rumores. Reagan fue nombrado, junto con Ann Sheridan (“Ángeles con caras sucias& # 8220) y Dennis Morgan (“Río & # 8217s End& # 8220) en un comunicado de prensa del estudio como quien asumió los papeles principales en el proyecto a principios de 1942. Pero, de hecho, ninguno estuvo realmente involucrado. Reagan había sido descartado, habiendo sido llamado al servicio militar activo después de Pearl Harbor, pero aparentemente fue mencionado por publicistas junto con Sheridan y Morgan en un intento de mantener sus nombres ahí fuera. George Raft también es famoso por rechazar el proyecto, pero nuevamente, la verdad de eso está en duda. Los registros del estudio sugieren que Bogart siempre había sido productor Hal Wallis& # 8216 primera opción para el papel, aunque Jack Warner Puede haber preferido Balsa. Sin embargo, hubo otros actores considerados para otras partes. Hedy Lamarr & # 8212 que también protagonizó & # 8220Argel& # 8221 & # 8212 fue mencionado para el papel de Ilsa, pero MGM no la liberaría de su contrato (Lamarr pasó a interpretar el papel en una adaptación de radio de 1944 frente a Alan Ladd como Rick). Actriz francesa Michele Morgan (“Le Quaid des brumes& # 8220) probó la pieza, pero RKO quería la friolera de $ 55,000 para prestarla a Warner, por lo que el estudio eligió a Bergman como David O. Selznick estaba pidiendo la mitad de dinero por ella, siempre y cuando Warner le prestara Olivia de Haviland a cambio. Mientras tanto, Joseph Cotten fue uno de los nombres considerados para interpretar a Victor Laszlo antes de decidirse por el auténtico europeo Paul Henreid, tiempo Otto Preminger fue la primera opción para interpretar al coronel Strasser, pero nuevamente, estaba bajo contrato para zorro, que no lo soltaría. Mientras tanto, hubo un breve pensamiento en convertir a Sam en un personaje femenino, con Lena Horne y Ella Fitzgerald entre los nombres sugeridos. Incluso director Michael Curtiz no era & # 8217t la primera opción William Wyler Wallis quería originalmente, pero no estaba disponible. Sin embargo, el director Howard Hawks tiene una historia diferente. Dijo en una entrevista que originalmente estaba destinado a dirigir & # 8220Casablanca & # 8221 con Curtiz en & # 8220Sargento York, & # 8221, pero la pareja almorzó y decidió que & # 8217 se adaptarían mejor a los proyectos del otro & # 8217. Hawks tuvo su propia oportunidad de obtener material similar unos años más tarde con & # 8220Tener y no tener. & # 8221 Otro director legendario también estuvo involucrado, con futuro & # 8220Harry el sucio& # 8221 helmer Don Siegel disparar la segunda unidad en la imagen.

2. Se intentó eliminar la canción principal & # 8220As Time Goes By & # 8221 de la película.
Es casi imposible separar la película de su melodía no oficial, & # 8220 A medida que pasa el tiempo & # 8221 & # 8212 & # 8217 está inextricablemente asociado con la película, dando su nombre a la secuela de la novela de 1998, y desde & # 8220Casablanca & # 8221 fue lanzado, reproduciéndose antes del logo en la mayoría Warner Bros. películas. Pero curiosamente, hubo algunos intentos de último minuto para sacarlo de & # 8220Casablanca & # 8221 por completo. La canción había sido escrita en 1931 por Herman Hupfeld para el musical de Broadway & # 8220Todos & # 8217s Bienvenidos, & # 8221 y se incluyó en la obra de teatro en la que se basó la película, & # 8220Todo el mundo viene a Rick & # 8217s. & # 8221 Fue filmada por Curtiz como parte de la película, pero cuando el compositor Max Steiner (“Lo que el viento se llevó& # 8220) subió a bordo, pidió reemplazarlo con una pieza original. Le dieron el visto bueno, pero Ingrid Bergman ya había pasado a su próxima película, & # 8220Por quién doblan las campanas, & # 8221 y se había cortado el pelo corto, y no fue capaz de volver a grabar las escenas relevantes. Al final, Steiner basó su partitura en torno a la canción, junto con el himno nacional francés & # 8220La Marseillaise & # 8221. Este último aparece en una de las escenas más memorables de la película, donde Laszlo encabeza una interpretación contra Strasser cantando una canción. Himno nazi. Pero, de hecho, la película no utiliza el himno nazi real & # 8212 & # 8220 Horst Wessel Lied & # 8221 & # 8212, que todavía estaba protegido por derechos de autor en muchos países, y los cineastas se vieron obligados a utilizar la melodía patriótica del siglo XIX & # 8220Die Wacht. am Rhein & # 8221 en su lugar.

3. Los acontecimientos actuales significaron que el estudio consideró rodar un nuevo final para la película..
Una de una gran cantidad de películas patrióticas realizadas a principios de la década de 1940, & # 8220Casablanca & # 8221 se había puesto originalmente en desarrollo inmediatamente después de los eventos de Pearl Harbor en diciembre de 1941. Y la guerra en Europa arrojó una fuerte sombra sobre la producción. . Conrad Veidt, que interpretó al comandante Strasser (y que era, curiosamente, el actor mejor pagado del reparto) había huido de Alemania con su esposa judía en 1933 después de enterarse de que estaba siendo perseguido por las SS. Sin embargo, Veidt insistió en ser elegido solo como villanos nazis, creyendo que ayudaría al esfuerzo de guerra & # 8212, mientras que muchos extras en la película eran emigrados europeos genuinos que derramaron lágrimas de verdad durante la secuencia de la batalla de los himnos. Los acontecimientos tomaron un nuevo giro el 8 de noviembre de 1942 durante la Operación Antorcha, cuando las tropas aliadas invadieron el norte de África francesa, y la propia Casablanca fue recapturada el 10 de noviembre. La noticia provocó que algunos se retorcieran las manos Warner Bros., con ejecutivos proponiendo que la película debería ser alterada para reflejar la actualidad, con planes puestos en marcha para una nueva escena con Rick y el Capitán Renault (Claude Rains) audiencia de la invasión. Los planes se retrasaron debido a los compromisos de filmación de Rains & # 8217 en otros lugares, y mientras tanto, el ejecutivo del estudio rival David O. Selznick proyectó la película y le dije Jack Warner él & # 8217d estaría loco por alterar el final y debería lanzar la película & # 8212 que estaba programada para salir la próxima primavera & # 8212 lo antes posible para vincularla a la invasión. Warner escuchó y se estrenó en Nueva York el 26 de noviembre. Su lanzamiento general, el 23 de enero de 1943, resultó coincidir con una conferencia entre FDR y Churchill en Casablanca, dando a la película publicidad adicional gratuita, contribuyendo a convertirla en la séptima con mayores ganancias del año.

4. Nunca se produjo una secuela, pero la película fue objeto de dos precuelas de televisión..
Con la película demostrando ser un éxito, comenzaron a coquetearse con ideas para una secuela, que se habría llamado & # 8220Brazzaville,& # 8221 anunciado a principios de 1943, con Bogart y Sydney Greenstreet regresando, y Geraldine Fitzgerald (“cumbres borrascosas& # 8220) interpretando al nuevo interés amoroso, una enfermera de la Cruz Roja. La película nunca llegó a suceder, pero & # 8220Casablanca & # 8221 vivió, sobre todo en las adaptaciones tradicionales de los dramas radiales. 1955 vio una precuela de televisión de diez partes como parte de & # 8220Warner Bros. presenta& # 8221 en A B C, con actor Charles McGraw (“Los asesinos,” “Espartaco& # 8220) interpretando a Rick y Marcel Dalio, quien & # 8217d interpretó al crupier Emil en la película, asumiendo el papel del Capitán Renault. Casi treinta años después, se hizo otro intento en una serie de precuelas, con & # 8220Starsky y amp Hutch& # 8221 actor David Soul interpretando a Rick, un joven Ray Liotta como bartender Sascha, y Scatman Crothers como Sam. Duró solo cinco episodios en NBC, pero puedes ver algunas imágenes muy breves a continuación. La historia también se ha trasladado a otros medios coescritor Julius Epstein intentó, sin éxito, montar una versión musical escénica en las décadas de 1950 y 1960, mientras que la obra original, & # 8220Todo el mundo viene a Rick & # 8217s,& # 8221 recibió una corta duración en Londres & # 8217s West End en 1992 protagonizada por la estrella de telenovelas (y asesino convicto) Leslie Grantham. Y ha habido & # 8217 también algunos seguimientos literarios: 1998 vio la publicación de & # 8220Como pasa el tiempo, & # 8221 una secuela aprobada por Warner por un reportero criminal y crítico musical de Time Michael Walsh, que completa el pasado de Rick como un gángster de Nueva York, además de reunirlo con Ilsa para un complot para matar al nazi Reinhard Heydrich. Como era de esperar, fue mal recibido. Critico de cine David Thompson también llenó algunos espacios en blanco en su novela & # 8220Sospechosos, & # 8221, que revela que Ilsa se convirtió en la Autoridad Palestina del Secretario General de la ONU, Dag Hammarskjold. Sin embargo, es posible que aún no estemos fuera de peligro con una secuela de película. A principios de este año, se reveló que Cass Warner y Jack Warner& # 8216s nieta, había descubierto un tratamiento por el coguionista original Howard Koch, escrito en la década de 1980 llamado & # 8220Regreso a Casablanca, & # 8221 gira en torno a Richard, el hijo ilegítimo de Rick e Ilsa, en la Casablanca de la década de 1960, y suena, francamente, horrible. Sin embargo, Cass espera empaquetar el proyecto, con Warner Bros. indicando que con el director y la estrella adecuados a bordo, podrían considerar desarrollar la película.

5. En la década de 1980, un periodista presentó & # 8220Casablanca & # 8221 a agencias con un nuevo título. Menos de la mitad lo reconoció y menos aún estaban interesados ​​en él.
En uno de los experimentos periodísticos más conocidos en la historia de Hollywood, en 1982 el escritor de comentarios cinematográficos Chuck Ross tuvo una idea para ver cuán capaces eran los tipos de Hollywood para detectar una obra de grandeza. Puso una nueva portada en el guión de & # 8220Casablanca & # 8221 con el título de la obra & # 8220Todo el mundo viene a Rick & # 8217s, & # 8221 cambió el nombre de Sam y lo envió a 217 agencias de Hollywood. De los 85 que lo leyeron, solo 33 lo reconocieron como & # 8220Casablanca. & # 8221 Cuatro se ofrecieron a representar a Ross, y uno comentó & # 8220 que sería bueno para la televisión & # 8221. incluido & # 8220 Creo que el dialgoue podría haber sido más nítido y la trama tenía una tendencia a divagar & # 8221 y & # 8220 Demasiado diálogo, no suficiente exposición, la línea de la historia era débil y, en general, & # 8217t no atraía mi interés & #. 8221 Cosas deprimentes, y como Ross escribió recientemente, & # 8220 Mi conjetura es que incluso menos agentes lo reconocerían hoy & # 8230 hay pocas dudas de que sería difícil representarlo, y mucho menos hacerlo. & # 8221


Muere la actriz Carole Lombard en accidente de avión

El 16 de enero de 1942, la actriz Carole Lombard, famosa por sus papeles en comedias locas como Mi hombre godfrey y Ser o no ser, y por su matrimonio con el actor Clark Gable, muere cuando el avión TWA DC-3 en el que viaja se estrella en el camino de Las Vegas a Los Ángeles. Ella tenía 33 años.

Gable y Lombard se conocieron en 1932 durante el rodaje de Ningún hombre propio. Él estaba comenzando su trayectoria como uno de los principales protagonistas de Hollywood y ella era una talentosa actriz de comedia que intentaba demostrar su valía en papeles más serios. Ambos estaban casados ​​en ese momento & # x2013Gable con una rica viuda de Texas 10 años mayor que él y Lombard con el actor William Powell & # x2013 y ninguno mostró mucho interés en el otro. Cuando se volvieron a encontrar, tres años después, Lombard se había divorciado de Powell y Gable se separó de su esposa, y las cosas procedieron de manera muy diferente. Para deleite de los medios de comunicación, la nueva pareja se mostró abierta con su afecto, llamándose Ma y Pa e intercambiando obsequios extravagantes y caros. A principios de 1939, la esposa de Gable finalmente le concedió el divorcio y se casó con Lombard en abril.

En enero de 1942, poco después de la entrada de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial, Howard Dietz, director de publicidad del estudio de cine MGM, reclutó a Lombard para una gira para vender bonos de guerra en su estado natal de Indiana. Gable, a quien se le había pedido que se desempeñara como jefe de la rama de actores y # x2019 del Comité de la Victoria de Hollywood en tiempos de guerra, se quedó en Los Ángeles, donde estaba programado para comenzar a filmar. En algún lugar te encontraré con Lana Turner. Dietz aconsejó a Lombard que evitara los viajes en avión, porque temía por su fiabilidad y seguridad, y ella hizo la mayor parte del viaje en tren, deteniéndose en varios lugares de camino a Indianápolis y recaudando unos 2 millones de dólares para el esfuerzo bélico.

Sin embargo, de camino a casa, Lombard no quería esperar el tren y, en cambio, abordó el TWA DC-3 en Las Vegas con su madre, Elizabeth Peters, y un grupo que incluía al agente de publicidad de MGM Otto Winkler y 15 jóvenes. Pilotos del ejército. Poco después del despegue, el avión se desvió de su curso. Las balizas de advertencia que podrían haber ayudado a guiar al piloto se habían apagado debido a los temores sobre los bombarderos japoneses, y el avión se estrelló contra un acantilado cerca de la cima de la montaña de Potosí. Los grupos de búsqueda pudieron recuperar el cuerpo de Lombard & # x2019s, y fue enterrada junto a su madre en el cementerio Forest Lawn en Glendale, California, bajo un marcador que decía & # x201CCarole Lombard Gable. & # X201D


7 André el gigante

Aunque era conocido por muchos como La octava maravilla del mundo, un luchador francés intimidante que medía casi 2,2 metros (7,5 pies) y pesaba alrededor de 227 kilogramos (500 libras), es su papel como Fezzik en el clásico familiar. La novia princesa eso lo ha cimentado en las mentes y corazones de los fanáticos de todo el mundo. Además de su papel en esa película de 1987, protagonizó Mamá comercial, Micki y amp Maude, Conan el Destructory varios programas de televisión.

Sin embargo, fue su legendario consumo de alcohol lo que le ha valido un lugar en nuestra lista. Consumía alrededor de 7.000 calorías al día. Durante una sesión de seis horas, bebió 119 botellas estándar de cerveza antes de colapsar en el pasillo del hotel en el que se hospedaba. Sus compañeros de bebida lo dejaron acostarse debajo de una lona que le pusieron encima. Cuando el dueño de un bar en Kansas City le dijo a Andre que podía quedarse mientras siguiera bebiendo, todavía estaba allí a las 5:00 am, después de haber pasado por unos 40 vodka-and-tonics. Siendo uno de los luchadores mejor pagados de su tiempo, gran parte de sus ingresos se gastó en cerveza y licor fuerte después de un mes de filmación. La novia princesa, la cuenta de su bar ascendió a más de $ 40,000.

Aunque sus amigos lo conocían como un hombre generalmente amable, bajo la influencia de Hulk era una fuerza a tener en cuenta. Una vez volcó un automóvil pequeño con algunos hombres adentro que tuvieron el descaro de meterse con él dentro de un bar, y en otra ocasión, él y su compañero luchador Dusty Rhodes despegaron en un par de carruajes tirados por caballos por las calles de Manhattan.

A pesar de que Andre sufría de acromegalia, que fue el factor principal de su declive, su apetito malsano por el alcohol fue uno de los componentes principales de su estilo de vida dañino, que según los expertos le hizo desarrollar diabetes y morir de insuficiencia cardíaca mucho antes que de lo contrario, podría haberlo hecho a la edad de 46 años.


Cronología

Este artículo describe eventos en un universo ficticio. Los eventos que han sucedido en la vida real deben ser referenciados como sucedidos en el Tom Clancy's Rainbow Six universo para que se incluyan en la línea de tiempo.

La siguiente es una línea de tiempo que representa todos los nacimientos, muertes, eventos y operaciones que han ocurrido dentro de la Línea de tiempo, en el Tom Clancy's Rainbow Six universo:


los Tom Clancy's Rainbow Six La franquicia presenta varias líneas de tiempo diferentes de eventos.

La línea de tiempo "Vanilla" tiene lugar desde Tom Clancy's Rainbow Six para Tom Clancy's Rainbow Six Vegas 2. Se crearon dos nuevas líneas de tiempo con Tom Clancy's Rainbow Six: Take-Down - Misiones en Corea, con una duración de cinco meses en 2003, y Tom Clancy's Rainbow Six: Shadow Vanguard, que cuenta con un nuevo Rainbow operando ya en 2012. Se creó otra nueva línea de tiempo con Tom Clancy's Rainbow Six Siege, que sigue la línea de tiempo de vainilla pero descuenta todo después de 2010 en los demás. Tom Clancy's Rainbow Six en cuarentena es una sub-línea de tiempo de Cerco y considerado no canon.


Humphrey Bogart: Rick, el amante abandonado a todos en Casablanca

Incluso cuando interpretó al Rick abandonado en Casablanca, Humphrey Bogart aún sabía cómo ser genial.


Humphrey Bogart & # 8217s Secret romance de 17 años con su fabricante de pelucas

Bogie y Bacall: fueron una de las historias de amor más famosas de Hollywood. El tipo duro más formidable y carismático del mundo del cine y la sensual mujer fatal que le enseñó a silbar, entre otras cosas, quemaron la pantalla grande en cuatro películas. Fuera de la pantalla, pasarían juntos 12 años, desde 1945 hasta 1957, como marido y mujer.

Pero lo que muchos cinéfilos tal vez no sepan es que Bacall no fue la única mujer en la vida de Bogart. Verita Bouvaire Thompson, una morena vivaz que podía beber y jurar más que la leyenda de la pantalla grande, tuvo un romance de 17 años con Bogart, que comenzó dos años antes de que conociera a Bacall en el set de 1944. Tener y no tener, y continuó hasta su final en 1957. Su relación, uno de los secretos mejor guardados en el mundo del espectáculo, finalmente se expondría en las memorias de Thompson de 1982. Bogie y yo: una historia de amor.

Humphrey Bogart y Lauren Bacall, & # 8216 Tener y no tener & # 8217

La luchadora Thompson, que una vez se autodenominó "la peor pesadilla de Bacall", nació Verita Bouvaire en Arizona, de padre irlandés y madre mexicana. Fue la primera finalista en el concurso de belleza Miss Arizona de 1935 y, como muchas chicas bonitas, se fue a Hollywood, con la mira puesta en convertirse en una estrella. Consiguió un contrato, pero mientras filmaba un western, se cayó de su caballo y se rompió el brazo.

Quizás fue el destino. Thompson fue a la Ciudad de México para recuperarse y se cruzó con un fabricante de pelucas francés que quería trabajar en los EE. UU. Antes de que se dé cuenta, los dos decidieron unirse.

Actriz Lauren Bacall, novia del actor Humphrey Bogart. Foto de Ed Clark / The LIFE Picture Collection / Getty Images

Thompson se matriculó en la escuela de belleza y se convertiría en uno de los peluqueros más solicitados de Hollywood, trabajando con una gran cantidad de actrices, así como con hombres destacados con problemas foliculares, entre ellos, Charles Boyer, Ray Milland y Gary Cooper. .

Thompson se encontraría con Bogart en una fiesta de despedida para Casablanca, celebrada en el estudio Warner Bros. La actriz Ann Sheridan, una amiga, invitó a Thompson a la fiesta. Bogart echó un vistazo y quedó impresionado. La seductora Thompson, que no se encoge de violeta, incluso consiguió que el actor macho saliera a la pista de baile. “A Bogie no le gustaba bailar, pero, cariño, bailamos toda la noche y desde ese día fuimos amantes”, recordó años después.

Humphrey Bogart, líder original de Rat Pack (de & # 8216Sabrina & # 8217, 1954)

A pesar de que ambos estaban casados, Bogart con su tercera esposa, May Methot (un matrimonio famoso por sus frecuentes peleas), y Thompson con el técnico de cine Robert Peterson, se embarcaron en una aventura.

Ambos terminaron divorciándose de sus cónyuges, pero en 1945, Thompson se sorprendió al saber que menos de dos semanas después del divorcio de Bogart, se casó con su coprotagonista de 20 años en Tener y no tener, una ex modelo de Nueva York llamada Lauren “Betty” Bacall.

Bacall y Bogart en & # 8216The Big Sleep & # 8217 (1946)

Sin embargo, la relación clandestina continuó. Los dos sabían que tenían que mantener su aventura en secreto: incluso un indicio de infidelidad podía hacer que una carrera se derrumbara en esos días. Afortunadamente, fue una configuración ideal.

Thompson tenía una razón válida para estar cerca del actor: él usaba un tupé y ella era una fabricante de pelucas después de todo. Thompson viajaba con Bogart, llevando una maleta llena de postizos con nombres coloridos, incluida la Peluca Cóctel y la Peluca Shaggy. (Una vez confesó haber dormido con una de sus pelucas debajo de la almohada cuando él no estaba.) Bogart incluso presentaba a Thompson como su amante, imaginando astutamente que la gente nunca creería que admitiría tal indiscreción si fuera realmente cierto.

Video relacionado: Grandes citas de todos los tiempos de las leyendas de las principales damas de Hollywood

Curiosamente, Peterson era un invitado frecuente a cenar en la casa de los Bogart. Más tarde admitiría: “Me parecía una hipocresía como el infierno tener algo que ver con la vida hogareña de Bogie, y aunque Bogie estaba de acuerdo conmigo en principio, señaló que despertaría sospechas si no actuaba como normalmente lo haría un empleado de Humphrey Bogart. Y así me familiaricé más con Betty y los dos niños de lo que quería dadas las circunstancias ".

Lauren Bacall y Humphrey Bogart & # 8211 1945

El romance terminó cuando Peterson se casó con el productor Walter Thompson en 1955, pero ella siguió siendo amiga de la pareja hasta que Bogart & # 8217s murió en 1957. Thompson diría que el actor la marcó justo al final, pidiéndole que revisara su amado barco. la Santana. "No beba todo mi whisky", le dijo. "Yo & # 8217 estaré allí pronto."

El esposo de Thompson y # 8217 murió en 1975. Abrió un restaurante, Verita & # 8217s La Cantina, en Sunset Boulevard. En 1982, se mudó a Nueva Orleans y abrió un piano bar, Bogie and Me.

Cuando el huracán Katrina estaba a punto de golpear en 2005, se instó a Thompson a que abandonara la ciudad, pero ella no cedió. "Lauren Bacall no logró sacarme de Hollywood", dijo. "Katrina ganó & # 8217t me obligó a salir de Nueva Orleans". Tres años después, a los 89 años, Thompson falleció por causas naturales. Bogie por fin recuperó a su compañero de bebida favorito.


'Casablanca' filmada en otro lugar: en el aeropuerto de Burbank, un mito es solo un mito

Una apelación a algo profundo en el alma humana es lo que los convirtió en mitos en primer lugar.

Un mito en particular que probablemente vivirá durante años es el siguiente:

La escena culminante de la película clásica de 1942 "Casablanca", uno de los grandes momentos del cine, se rodó en el aeropuerto de Burbank.

No lo fue, pero la verdad está cerca. Según informes de estudios antiguos, el aeropuerto que el público ve en algunos destellos fugaces en esa película no es Burbank, sino el aeropuerto de Van Nuys.

El mito dio a los viajes aéreos otra dimensión, especialmente para los habitantes del Valle de San Fernando, que utilizan el aeropuerto de Burbank en grandes cantidades. Fue un deleite para los soñadores, llevar a una espera rutinaria en el aeropuerto el recuerdo ligero como una pluma de un punto culminante en la historia del cine estadounidense.

Solo piensa. Aquí, donde una madre exasperada está tratando de llevar seis maletas y tres niños pequeños en un avión a San José, puede haber sido donde Humphrey Bogart, interpretando a Rick, le dijo a Ingrid Bergman, interpretando a Ilsa, que los problemas de personas como ellos en los confusos primeros días de la Segunda Guerra Mundial "no equivalen a una montaña de frijoles en este mundo loco".

Allí, donde un trabajador petrolero que espera un vuelo a Anchorage dormita en un banco, fue quizás donde un Rick con el corazón roto noblemente sacrificó al gran amor de su vida, enviando a Ilsa al deber más alto de mantener la moral de su estirado esposo en su cruzada contra el mal nazi.

O allí, donde un hombre de negocios regordete galopa a través de la pista para tomar el avión que sale a Fresno, Rick finalmente se vio obligado por el amor y el destino a abandonar el egoísmo fingido que era su refugio en tiempos difíciles y tomar partido con los buenos. , drilling the Nazi Maj. Strasser with a concealed pistol.

With a little moonlight and a lot of fog, you could almost see the ghosts and hear the lines, drifting around the PSA baggage carts:

“Round up the usual suspects.”

“Here’s looking at you, sweetheart.”

“But we’ll always have Paris.”

The myth is widespread but undocumented. “It was the first thing I can remember ever hearing about Burbank Airport,” said Victor Gill, an airport spokesman. But he agreed there was nothing to back it up in the files of the airport, or of Lockheed Corp., which ran the airport in 1942.

Even Leith Adams, keeper of the Warner Bros. archives that the studio donated to USC, dismissed a challenge to the myth as “absolutely false.” He said it was clear from studio records that the scene was shot at Burbank Airport.

The challenge came from Richard Alleman, author of the recently published “Movie Lover’s Guide to Hollywood,” who wrote:

“And then there was Casablanca. Movieland legends say that this classic film . . . used the Burbank airport for that last tear-wrenching moment in which Humphrey Bogart doesn’t fly away with Ingrid Bergman (but instead sends her off with Paul Henreid). Actually, according to Mr. Henreid himself, the foggy Moroccan runway was created on a Warner Bros. sound stage.

"Señor. Henreid and several historians do admit that the Burbank airport may have been used for the long shot of the plane taking off--but no one knows for sure.”

Right and wrong. There were those who knew, and they left records.

Files from the making of many of the Warner Bros. films are in the archives. The “Casablanca” file includes everything from the pre-filming opinions of those who judged the story’s box-office potential--some complained that Ilsa was rather a tramp and it was too hard to believe that any American owned a nightclub in French North Africa--to the last name of Sam, the piano player who played it again for Rick. (It was Rabbit. Sam Rabbit. Beat that for trivia games.)

In the file are the daily shooting reports written by the unit manager of the “Casablanca” company, Al Alleborn, for T. C. (Tenny) Wright, the general studio manager. They cover each day the company worked, from casting and wardrobe tests to a final scrap of dialogue. They show who did what, every scene that was shot and even when the crew had lunch. The reports establish two things clearly about the famous airport scene:

Most of what audiences see in the concluding scenes was filmed on sound stage No. 1 at Warner Studios in Burbank on Friday, July 17 Saturday, July 18, and Monday, July 20. That includes all dialogue and anything else involving the actors.

A second unit later filmed runways and an airplane at Van Nuys Airport to blend with scenes shot on the sound stage.

On the night of July 23, (“50th shooting day, company 8 days behind” schedule), assistant director Ross Lederman took a second unit to Metropolitan Airport--as Van Nuys Airport was known until 1956--and “set fog effect,” Alleborn reported. The crew then spent midnight to 3:30 a.m. on July 24 “shooting the EXT(erior) AIRPORT with the plane, night sequence,” he wrote. Lederman filed a concurring report.

There is a column on the report form to indicate which actors were on the set. None are listed.

An earlier location shoot at the same airport might have provided some film for “process” shots, in which actors on a sound stage perform in front of a screen on which a film of the background is projected.

On July 10, the company spent a day on location at the Van Nuys airfield, which had been taken over by the Army Air Corps when the Japanese attacked Pearl Harbor seven months before. But filming took place during the day, not at night, and the only major cast members who worked were Claude Rains, who played Capt. Louis Renault and Conrad Veidt, who played Strasser.

Because there was a war on, the aircraft shots were almost filmed in Lancaster, in the Mojave Desert. Alleborn’s reports record a running worry that the Air Corps would not issue a special permit needed to fly the plane into Metropolitan Airport, which was in a coastal defense zone from which most civilian flying was barred during the war. Lancaster was the alternative site, but the permit came through.

Burbank Airport administrators took the loss of their myth with a stiff upper lip.

“I guess we have enough lore so that the absence of one incident will not overly damage our place in history,” Gill said. “At least it’s one disappointing piece of news that has nothing to do with the noise issue,” he said, referring to the airport’s running legal and administrative battles with nearby residents over jetliner noise.

“I will go over to Van Nuys at some point and tell the management there, ‘Here’s looking at you, sweetheart,”’ he lisped, Bogart style.

Van Nuys Airport spokesmen Tom Winfrey chortled in surprise when told of Alleborn’s report. “That’s great,” he said. “We’ll finally get the recognition we richly deserve.”

But no Casablanca buffs will be able to idle away a wait for a jetliner at Van Nuys Airport by summoning up the ghosts of Rick and Ilsa and Louis. Commercial passenger flights from that airport are banned by city law, and likely will remain so. Traffic is mostly light planes and business jets. There is no passenger terminal.

There may be those who will miss the small distinction the myth gave an otherwise mundane hour at Burbank Airport, waiting for a flight to Tacoma.


The Wyoming State Hospital

Originally established as the Wyoming Insane Asylum by the Wyoming Territorial Legislature in 1886, the Wyoming State Hospital in Evanston, Wyo. is dedicated to the care of mentally ill residents of the state. The story of the hospital is the story of an institution that evolved and a campus that was built according to trends in psychiatric thought and therapeutic practices.

The oldest part of its campus, a cluster of handsome brick buildings around a lawn shaded with cottonwoods, stands on a hill about a mile south of downtown and is visible from most of Evanston's downtown neighborhoods, as well as Interstate 80.

The hospital's stately architecture and peaceful setting are neither incidental nor accidental. Both were deliberately created to serve therapeutic purposes for the thousands of patients housed at the institution since 1889, when it opened. The hospital is also very much a part of community life, with a staff drawn from four generations of Evanstonians.

The Kirkbride model

When the Wyoming Insane Asylum was established, the idea of government responsibility for the care and treatment of the mentally ill was less than 30 years old. The chief agent of change was Quaker physician Thomas Kirkbride of Pennsylvania, who advocated what he termed “moral treatment” of the insane, and argued that asylums ought to have a curative rather than simply a custodial function.

Kirkbride's principles were published in 1854 in his book On the Construction, Organization and General Arrangements of Hospitals for the Insane. The chief features of his model were a country setting for the institution on at least 100 acres a fireproof building constructed of stone or brick with a slate or metal roof that would house both patients and staff a maximum population of 250 patients and pleasant surroundings, intellectual amusements and “rational discussion” to encourage patients to regain their mental balance. Kirkbride placed special emphasis on training staff to treat patients with gentleness and compassion.

By the 1860s, several states had created state asylums based loosely on the Kirkbride template. The establishment of the Wyoming Insane Asylum was thus part of a larger social movement.

In 1887, the Wyoming Territorial Legislature located the Insane Asylum in Evanston, appropriated $30,000 for its construction and stipulated that at least 100 acres be procured for the grounds so that land could be farmed to produce income to offset hospital expenses. A site was chosen on the southern edge of Evanston on a hill overlooking the town. Intentionally or not, the site fit the ideals of the Kirkbride model.

Local government, at first

Dr. William A. Hocker of Evanston was named superintendent and construction on the hospital began in June 1888. Hocker had served in the Territorial Legislature from 1879 to 1884 and was a logical choice for the post since he had been a strong advocate for a state mental institution.

The first building was a brick, two-story structure housing male patients on the first floor and females on the second. It also included space for administrative offices and living quarters for staff. At his own expense, Hocker built a superintendent's residence on the hospital grounds for himself and his family. On May 15, 1889, the hospital welcomed its first patients, transported by rail in a Pullman car from Jacksonville, Ill., where Wyoming Territory’s mentally ill had been previously housed.

The first governing body of the asylum was a local board of commissioners appointed by the legislature. The board included three prominent businessmen: A. C. Beckwith, William Crawford and Charles Stone. When Wyoming's state government was organized in 1890, the asylum was placed under the jurisdiction of the new state Board of Charities and Reform, abolishing local control of the institution.

In 1891 the board replaced Hocker with Dr. C. H. Solier. The change was apparently motivated by politics. Solier had graduated from medical school in 1888 and moved to Rawlins, Wyoming, in 1889 where he was the county physician and a surgeon for the Union Pacific Railroad. Those who wrote letters of support for Solier's appointment stressed that he was a “good Republican” (Hocker was a Democrat) as were all the members of the Board of Charities and Reform.

Green lawns and a new name

In many respects, the institution that became the Wyoming State Hospital was Solier's creation. His annual reports vividly demonstrate its evolution and show his commitment to the Kirkbride model for care.

In his 1894 report, for example, Solier asked the Legislature for funds “for grading, terracing, seeding to grass and setting out of trees around the asylum buildings. The great desirability, in fact the almost absolute necessity of a well arranged park and lawn around such an institution as this must be obvious to every one,” he argued. “It is not merely to appeal to the aesthetic tastes of the more refined and cultured, but it is in many cases really curative of mental disorder.”

In his report for 1895, Solier recommended a name change. “Most of the older states have already discarded this term [Asylum] and have substituted in its stead the word ‘Hospital,’” he explained. Accordingly, in 1897, the Legislature adopted the Wyoming State Hospital for the Insane as the name of the institution.

In 1896, Solier asked the Legislature for funds for a new building to house the growing population of male patients. By that time, the patient population had risen to 129--90 men and 39 women--from a total of just 31 in 1891. The steep increase was due to the low discharge rate—between 30 and 35 percent—of the population, dominated as it was by aging alcoholics and those suffering from general paresis resulting from syphilis.

Early farm and garment work

At the turn of the 20th century, doctors frequently believed it best to treat mentally ill patients by keeping them occupied with meaningful work. Farm work filled this purpose at the Wyoming State Hospital and, at the same time, served the economic needs of the institution. While male patients performed much of the work on the hospital farm, female patients were kept busy making and repairing garments and other items needed by hospital patients and staff. They also produced a variety of “fancy work” for sale to hospital visitors.

From the beginning, annual and biennial superintendents' reports chronicle the growth of the hospital farm, accounting for each bushel of vegetables and gallon of milk produced. Staff and patients alike worked on the farm. The number of buildings needed to support their work grew steadily. An icehouse was built in 1892 by the 1930s, structures included a kitchen and bakery, a dairy barn, livestock barns, a granary, a slaughterhouse, a root cellar and various sheds.

Already by the late 1910s, with a patient population above 300, the hospital farm was producing thousands of pounds of beef, pork, mutton and chicken per year, along with substantial crops of hay, wheat, oats and a wide range of vegetables. The hospital bakery supplied the bread consumed by staff and patients by the 1930s, the farm was producing a large array of canned fruits and vegetables. In addition to feeding hospital patients and staff, much of the food produced was sold locally, fulfilling the original legislative mandate that the hospital be largely self-sustaining.

More patients, more therapies, more buildings

From 1906 through 1918, the hospital continued to change thanks to growing numbers of patients and new therapeutic considerations. Among these were new treatments, the separate spaces for different kinds of patients, and amenities as porches and walking paths that supported therapeutic goals.

In 1906, the legislature approved adding a new wing for male patients to the original hospital building. In 1907, lawmakers authorized construction of a building for women patients.

Designed by Cheyenne architect William Dubois, the women’s building was completed in 1910 and named Brooks Cottage in honor of Gov. Bryant B. Brooks. It featured open porches and spacious, well-lighted and well-ventilated interiors. Another new addition to the original men’s building included rooms for hydrotherapy, a new treatment believed to have a calming effect on patients.

Beginning in 1914, Solier was able to fulfill his plan for a park by creating a lawn planted with several hundred trees for shade and windbreaks, along with a concrete roadway from the main gate to the buildings, for use by “daily walking parties of patients.”

Fire destroyed the original building in 1917. Fortunately there were no injuries and the 1916 addition for male patients was not damaged. By 1918, a one-story fireproof cottage, also designed by Dubois, was under construction to house 45 of the “more disturbed and unmanageable male patients.”

“All of our male patients are now housed in modern, well-built and comfortably furnished fire-proof buildings,” Solier reported in 1918. “Each [ward] has a comfortable and spacious outdoor porch always open to patients and so sheltered that only in the severest winter weather will they be uncomfortable.”

In contrast to the picture Solier painted for the Board of charities and Reform, charges of abuse and maltreatment periodically arose. The most public, even notorious, of these were made by journalist E. T. Payton, who had been a patient at the asylum on several occasions beginning in 1899. For the next 20 years, Payton waged a campaign against Solier, claiming that patients were regularly beaten and forced to live in squalid conditions.

The Board of Charities and Reform undertook an investigation of the charges in 1903 but took no action. Payton believed that Solier was exonerated because of his political affiliation. In succeeding years, former patients also told their stories of abuse to various Wyoming newspapers, but the board steadfastly refused to take action against Solier. In 1923, a woman patient brought her charges of cruelty directly to the board but received no recourse.

In 1923, the name of the institution was changed a final time, to the Wyoming State Hospital. By then, the campus had matured into two distinct areas--the residential/administrative complex at the north end and the farm operations on the south. Construction continued through the 1920s. The patient census reached 460 by 1930.

In addition to buildings to house patients, tunnels were built linking the buildings' basements. The tunnels allowed for easier transport of meals and supplies in winter and secure transport of patients year round.

After nearly 40 years as superintendent—some would argue an autocratic one protected by his politics—Solier died in California in December 1930. In 1931, the Board appointed Dr. David Williams to replace him.

Judging from his first report in 1932, Williams seems to have taken up the work of the hospital where Solier left off. “Where it has been possible,” the Williams report states, “patients were assigned congenial, as well as useful occupations, and most of them having a preference for outdoor life, were engaged in farm work and the other departments outside.” Williams' account of a smooth transition did not mention the mass resignations of many of the staff loyal to Solier, nor the impending investigation of continuing charges of abuse against hospital staff.

New times, new treatments

By the mid-1930s life and work at the state hospital was coming under economic and social pressures. During the Great Depression, the only building added to the campus was the Building for the Criminal Insane in 1935, constructed as a Federal Works Project.

More important, radically different treatments began to emerge, intended to reduce the role of mental hospitals as custodial institutions for long-term care. These treatments included insulin-induced coma, electroshock, lobotomy and, after World War II, psychotropic drug therapy. Unfortunately, none of the superintendents' reports from 1933 to 1950 are extant, so it is difficult to gauge how these national trends played out at the hospital during this time frame.

In the 1950s and 1960s, two more trends affected the operation of Wyoming State Hospital. First was the rapid development of psychotropic drugs, used to control symptoms and regulate the behavior of the mentally ill, reducing the need for long-term care. The second was the emergence of a national policy calling for community-based mental health care, which relied on outpatient and day care facilities rather than more expensive hospitals for care of the nation's mentally ill. Both practices have resulted in a steady decline in patient populations in mental hospitals and the closure of many institutions across the United States.

By the 1960s, patient populations at the Wyoming State Hospital were fluctuating between 400 and 600 patients. Following national trends, hospital populations declined as the use of psychotropic drugs and community care became more common.

The facility now houses fewer than 100 residential patients at any given time, and several of the older buildings on campus have been abandoned. The staff concentrates on providing outpatient services. But the campus still stands on the hill as a symbol of the historical continuity of the hospital's statewide mission and of its role in Evanston's own history.


Ver el vídeo: Ó Ó, í ñ ñ