Estatua de Tiberio, Museos Vaticanos

Estatua de Tiberio, Museos Vaticanos


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Laocoonte

En enero de 1506, la estatua de Laocoonte fue redescubierta por accidente. Un rico romano llamado Felice De Fredis estaba desarrollando su viñedo en la colina Esquiline, entre el Coliseo y la Iglesia de Santa Maria Maggiore. Había comprado el viñedo cerca de la Iglesia de San Pedro en Cadenas en noviembre de 1504. Iba a construir una casa en la propiedad y estaba empujando un palo / varilla a través del suelo de su tierra para tratar de encontrar el lecho de roca para poder poner los cimientos de la casa. Encontró un trozo de tierra sin ninguna resistencia en absoluto, un agujero. Hizo que sus trabajadores excavaran el suelo del área y descubrió que su tierra estaba asentada sobre una antigua bóveda romana.

Al descender a la bóveda de doce pies de profundidad, encontró cinco de las siete habitaciones vacías, pero en la sexta había una antigua estatua de serpiente. Al igual que si encontraras un artefacto en tu tierra hoy, De Fredis informó al gobierno. Llamó al Prefecto de la Ciudad de Roma, quien a su vez informó al jefe de los Estados Pontificios, de los que Roma formaba parte, el Papa. De Fredis, sin saberlo, había descubierto una sección del palacio del emperador romano Tito, que daba a la casa de baños que Titus había encargado catorce siglos antes.


El ala nueva

El ala nueva fue construida para albergar las obras que Napoleón había tomado del Vaticano, pero que Francia ha regresado desde entonces. Vincula el Museo Chiaramonti con la Biblioteca Apostólica y fue diseñado para recrear el espacio para el que se crearon originalmente las obras. Una de las piezas más famosas de New Wing & # 8217, Augustus de Prima Porta (Siglo I d.C.), es una estatua de Augusto que se encontró en la Villa de Livia (Livia era Augusto & # 8217 esposa del árbol genealógico Julio-Claudio, haga clic aquí).

En la coraza de Augusto # 8217 (coraza), hay una escena que muestra a un rey parto devolviendo los estandartes romanos perdidos por Craso durante la Batalla de Carrhae. Aunque la pérdida de un estándar parece trivial para los lectores modernos, para los supersticiosos romanos antiguos, la pérdida de un estándar fue un desastre monumental. Por lo tanto, la recuperación de Augusto fue una gran victoria política para él, tanto que el evento se conmemora en esta estatua más grande que la vida. En la parte superior de la coraza está la personificación de los Cielos y los carros de Apolo y Aurora, mientras que en la parte inferior está la diosa Diana y la diosa Tierra, simbolizando la sanción divina del gobierno de Augusto.

¿Observas el extraño bebé unido a la pierna de Augustus & # 8217? Bueno, ese extraño bebé probablemente fue diseñado para promover el supuesto descenso divino de Augusto de la diosa Venus. Los historiadores han identificado al bebé como Cupido, Venus & # 8217 hijo, en parte, porque está montando un delfín, un animal estrechamente vinculado a Venus, que en un mito nace del mar (ver Sandro Botticelli y # 8217s Nacimiento de venus, a la izquierda de este texto, que con suerte aparecerá en una próxima publicación sobre los Uffizi).

El clan Julii (es decir. la familia de Julio César y su sobrino nieto / hijo adoptivo, Augusto) afirmaron descender del troyano Eneas, quien supuestamente descendía de la diosa Venus. Y por lo tanto, Venus & # 8217 hijo Cupido probablemente fue incluido en esta pieza para enfatizar los vínculos de Augusto & # 8217 con la divinidad.

El nilo

los Nilo es una copia romana del siglo I d.C. de un original griego. La obra personifica al río Nilo como un anciano, mientras que Egipto está representado por una esfinge que sostiene al Nilo. Dieciséis niños corren a lo largo de la cima del Nilo, según el historiador romano Plinio el Viejo, los niños representan los dieciséis codos de agua por los que sube el Nilo para su inundación anual. Curiosamente, esta pieza estuvo en el centro de una debacle internacional entre Italia y Francia a principios del siglo XIX. Resulta que al emperador Napoleón le gustaba bastante el arte italiano, y durante su invasión de Italia, se apoderó de varias piezas (incluida la Nilo) y los envió al Louvre. Después de la derrota de Napoleón en Waterloo, el Papa exigió que los franceses devolvieran la obra de arte al Vaticano. Los franceses, reacios a devolver este tesoro, ofrecieron al Papa una estatua desnuda de Napoleón como compensación. El Papa, obviamente no dispuesto a poseer una colosal estatua desnuda de un invasor extranjero derrocado, declinó la oferta y exigió la Nilo espalda. Como se demostró, los franceses consintieron.

También aquí hay una estatua de Silenus y el bebé Dionysus (sí, que Dionysus incluso los dioses del vino y la bacanal eran bebés en un momento). En un tributo al eventual ámbito celestial del bebé, la rama que sostiene a los dos está decorada con enredaderas. Silenus se describe de diversas formas como Dionysus & # 8217 padre adoptivo, compañero y / o tutor, según la fuente. Esta estatua, como de costumbre, es una copia romana de un original griego (los antiguos romanos tenían serios problemas de apropiación & # 8211 robando mitos, obras de arte, etc.), y data alrededor del siglo II d.C.

Espero que hayas disfrutado de algunas de mis piezas favoritas del Vaticano. ¡Gracias como siempre por leer!


Breve historia de la Ciudad del Vaticano eBook

La historia del Vaticano se remonta a miles de años, y aprender todo sobre este increíble microestado llevaría toda una vida.

Con este libro electrónico, descubra la breve historia de la Ciudad del Vaticano: de dónde obtuvo su nombre, quién construyó la basílica, dónde están enterrados los Papas y más.

  • Detalles sobre el origen del Vaticano, que se remonta a la época de la antigua Roma
  • El papel de importantes artistas como Miguel Ángel en la creación del Vaticano como lo conocemos hoy
  • Cómo el Vaticano llegó a ser una ciudad estado independiente dentro de los límites de Roma

¿Qué más se incluye en este libro electrónico Breve historia de la Ciudad del Vaticano?

  • Más de 50 páginas de información que cubren todas las áreas de la historia del Vaticano
  • Docenas de fotos impresionantes y originales que muestran el Vaticano
  • Diagramas y dibujos perspicaces para ayudar a ilustrar los elementos más detallados de la historia del Vaticano.
  • + mucho mas!

Mirar dentro:

¡Solo $ 8,99!

Visitas obligadas a los museos del Vaticano: los museos Pio-Clementine

los Museo Pio-Clementine alberga algunos de los mejores ejemplos de esculturas griegas y romanas antiguas que se encuentran en cualquier parte del mundo. El museo lleva el nombre de los dos papas que supervisaron su fundación a fines del siglo XVIII: Clemente XIV y Pío VI.

Este museo es bastante grande y alberga muchas salas diferentes, cada una fascinante y repleta de cosas para ver por derecho propio.

Es fácil saltarse este museo si está en la vía rápida hacia la Capilla Sixtina, así que Si desea ver estas visitas obligadas del Museo del Vaticano, deberá tomar una decisión para incluir este museo..

El patio octogonal de los museos Pio-Clementine tiene más de un museo del Vaticano que debes ver

Cuando empiece a recorrer los museos Pio-Clementine, llegará a un patio al aire libre, llamado Patio octogonal (por su forma).

Sería fácil cruzarlo hasta el otro lado y seguir adelante. En este momento, ya te habrás encontrado con muchas esculturas. Sé cómo uno puede sentirse abrumado por todas estas antiguas estatuas griegas y romanas. y empezar a sentir fatiga por la escultura.

Pero si bien para mí realmente vale la pena absorber todo el arte aquí, al menos hay dos visitas obligadas del Museo del Vaticano en este patio.

Visitas obligadas al Museo del Vaticano - Laocoonte

La escultura de Laocoonte en los Museos Vaticanos es una de las obras de arte más importantes de la colección, y una visita obligada.

los Laocoonte es un grupo escultórico, encontrado en 1506 en el monte Esquilino de Roma. La escultura, de alrededor del 30 a. C., muestra al sacerdote troyano Laocoonte y sus dos hijos perdiendo una batalla a muerte con dos serpientes marinas.

Plinio el Viejo había descrito una estatua como esta, como una obra maestra hecha por tres escultores de Rodas, y que residía en el palacio del emperador romano Tito (parte de la dinastía Flavia, quien construyó el Coliseo). es la estatua a la que se refería Plinio, aunque esta estatua puede haber sido una copia de un original del siglo II a. C.

los Laocoonte la escultura representa un momento de Eneida de Virgilio, que relata el Guerra troyana. Es posible que recuerde una escena en la que los griegos dejan un caballo de madera gigante fuera de las puertas de Troya. Los troyanos introducen ingenuamente al caballo y, posteriormente, los griegos que se habían escondido en el caballo saltan y destruyen Troya. Laocoonte, un sacerdote troyano, había advertido a los troyanos que no trajeran el caballo. Los dioses Atenea y Poseidón, que por supuesto se pusieron del lado de los griegos, enviaron dos serpientes marinas para matar al sacerdote.

Eneas prestó atención a la advertencia del sacerdote y huyó de Troya, rumbo a las costas italianas. Y para los romanos, esto es un gran problema, ya que Eneas fue uno de los antepasados ​​de Rómulo y Remo, los legendarios fundadores de Roma.

¿Por qué la escultura de Laocoonte está en mi lista de las 10 mejores visitas obligadas en los Museos Vaticanos?? En primer lugar, como dije, la historia en sí es importante para la leyenda fundadora de Roma. Y, en segundo lugar, esta escultura es bastante especial, considerando que representa la verdadera agonía humana, con dignidad y sin las cualidades redentoras que el arte cristiano posterior muestra de santos y mártires. Muchos la consideran una de las esculturas de mayor calidad del mundo.

Visitas obligadas al Museo del Vaticano - Apollo del Belvedere

Apollo Belvedere, una de las esculturas más famosas de los Museos Vaticanos

los Apolo Belvedere es una escultura griega de mármol de alrededor del siglo I a. C. (aunque probablemente fue una copia romana de una estatua de bronce anterior hecha por el escultor griego Leochares). Alguna vez se consideró una de las más grandes esculturas antiguas jamás realizadas.

La estatua fue encontrada en el siglo XV y perteneció al cardenal Giuliano della Rovere. Una vez que fue elegido como Papa Julio II, hizo trasladar la estatua al Vaticano, al Patio Belvedere (de ahí su apodo). la primera pieza de la colección de arte del Vaticano, antes de que existieran los Museos Vaticanos.

La escultura retrata al dios Apolo, (que existió tanto en la mitología griega como en la romana), como un arquero que acaba de disparar una flecha. Su rostro es sereno, e incluso el cuerpo relajado retrata a un dios que está a gusto, y no desafiado por el esfuerzo de disparar su flecha. La escultura muestra el cuerpo masculino & # 34ideal & # 34, sin un solo defecto.

En el siglo XVIII, el apogeo del neoclasicismo, dijo el historiador de arte alemán Johann Joachim Winckelmann, "de todas las obras de la antigüedad que han escapado a la destrucción, la estatua de Apolo representa el ideal más elevado del arte".

Durante el movimiento romántico, alrededor de fines del siglo XIX, el Apollo Belvedere comenzó a perder su atractivo y hoy en día ya no se considera el colmo de la belleza artística.

Entonces ¿Por qué está el Apollo Belvedere en mi lista de lugares imprescindibles del Museo Vaticano??

Primero, porque alguna vez se consideró el ideal de la belleza masculina clásica. Segundo, porque esta es la pieza que inició toda la colección en los Museos Vaticanos. En tercer lugar, se decía que era la obra de arte favorita de Napoleón que se llevó del Vaticano al Louvre (por supuesto, después de la caída de Napoleón, esta estatua y la mayor parte del resto del arte que tomó fue devuelto a Roma y en este caso, al Vaticano.)

Si se toma el tiempo para visitar el museo Pio-Clementine y desea ver algunas exhibiciones más especiales, puede agregar en el Museo Egipcio Gregoriano, con su magnífica colección de papiros, momias y estatuas antiguas.

Un piso más arriba de este es el Museo etrusco gregoriano, con extraordinarios ejemplos de reliquias etruscas, incluida una tumba etrusca de tamaño natural en el que puede entrar y disfrutar de un video bien hecho y una presentación de espectáculo de luces.

Y estos museos casi siempre están vacíos, por lo que es un momento de respiro y tranquilidad de los Museos Vaticanos, por lo demás frenéticos y abarrotados.

Momias en el ala egipcia de los Museos Vaticanos

Hay una magnífica colección de antigüedades etruscas en los Museos Vaticanos.

Visitas obligadas del Museo Vaticano: sala de la rotonda y lavabo de pórfido

los Sala Rotonda, o Habitación Rotunda, de los Museos Vaticanos tiene mucho que ofrecer.

En primer lugar, se basa en el modelo Panteón, hasta el óculo en el techo, y los rosetones decorativos en cada uno de los pequeños nichos de la cúpula. Es de menor escala que el panteón, pero sigue siendo impresionante.

La Sala Rotonda de los Museos Vaticanos sigue el modelo del panteón hasta el óculo del techo.

En segundo lugar, el piso tampoco debe perderse: está formado por mosaicos diminutos y de intrincado diseño de alrededor del siglo II y es simplemente impresionante. Estos mosaicos solían decorar una antigua villa romana y están increíblemente intactos y coloridos. Hay otros mosaicos antiguos en blanco y negro en la habitación sobre los que incluso puedes caminar. algo que encuentro impactante, ¡pero tú puedes!

Esta cuenca de pórfido gigante era parte de la Casa Dorada de Nero, y estaba hecha de una sola pieza de piedra.

En tercer lugar, pero definitivamente no menos importante, está el gigante (de unos 40 pies de diámetro) lavabo de pórfido en el centro de la habitación. ¿Qué es el pórfido, preguntas?

Hay dos respuestas a esto: la primera respuesta es que es un tipo de Roca ígnea (lo que significa que fue creado a partir de lava enfriada), que está lleno de grandes piezas de cristal. La roca es extremadamente dura y difícil de cortar. E increíblemente pesado.

Así que imagina que hace unos 2000 años, el emperador Nero ordena un baño para su Domus Aurea (Casa Dorada), y que alguien saque esta roca gigante de Egipto (hay una cantera en el Antiguo Egipto de donde provenía toda la roca de pórfido). y luego tallarlo en una sola pieza como esta y llevarlo a Roma?

La segunda respuesta sobre qué es el pórfido es que es un color. La palabra viene del Palabra griega para púrpura, y en la antigua Roma, el púrpura era para la realeza. Esta cuenca en particular es de un púrpura rojizo. Básicamente, cuando veas mármol de pórfido alrededor de Roma, debes saber que lo trajeron aquí desde Egipto, y debe haber sido para una persona muy especial.

Entonces, ¿necesito decirte? por qué esta habitación y la palangana están en mi Lista de los 10 mejores lugares imprescindibles de los Museos Vaticanos? La forma de la habitación, los mosaicos exquisitos y detallados del suelo y esta bañera de pórfido gigante e increíble. Es realmente impresionante.

Visitas obligadas en el Museo del Vaticano: la sala de tapices

Es imposible perderse una visita al Galleria degli Arazzi, o el Salón de Tapices, ya que literalmente tienes que atravesarlo para llegar a la Capilla Sixtina.

Pero podría ser fácil pasar por alto estas obras de arte especiales y no saber realmente qué es exactamente lo que debes mirar. La mayoría de los recorridos cubren al menos parte de la sala de tapices, pero en caso de que esté solo, tómese un tiempo para notar estas cosas:

Primero que nada, mira hacia arriba. El techo parece un diseño tridimensional de yeso. ¡Realmente está pintado!

Tómese un tiempo para disfrutar de los tapices flamencos en la Sala de Tapices de los Museos Vaticanos

En cuanto a los tapices, son de dos épocas y regiones diferentes. Los de la derecha fueron realizados en el siglo XVII en Roma para el Papa Urbano VIII (Barberini), representando escenas de su vida. Estos son bonitos, pero los tapices más sorprendentes están a lo largo de la pared izquierda.

Aquí tienes tapices tejidos en Bruselas por la escuela de Pieter van Aelst, desde 1500 & # 39s. Hicieron los tapices basados ​​en dibujos de Alumnos de Rafael, durante el pontificado de Clemente VII. Estos tapices representan la vida de Jesús.

Cada tapiz tomó años para hacer. Fueron tejidos finamente por los mejores tejedores del momento (que estaban en Flandes o Bélgica), fuera de lana pero también seda e hilo de oro y plata. Nótese en particular el tapiz de La resurrección de cristo (debajo).

La Resurrección de Cristo en la Galería de Tapices de los Museos Vaticanos es una obra de arte y artesanía increíble, ¡no te la pierdas!

Mi foto no puede hacer justicia a este tapiz. Tienes que mirar muy de cerca para ver lo asombroso que es este tejido. Observe todo el sombreado e incluso cómo los tejedores pudieron representar la emoción humana. usando hilo!

Pero la parte más sorprendente de este tapiz en particular? Cuando te acerques por la izquierda, mantén tus ojos en los ojos de Jesús. sigue caminando y mira sus ojos. En el momento en que pasas el tapiz, ¡los ojos todavía están contigo! Es un maravilloso ejemplo de & # 34perspectiva en movimiento& # 34, una técnica que se encuentra a veces en pinturas (como la Mona Lisa). Pero para hacer esto con un tapiz se requiere mucha más maestría y talento, ¡y de hecho requiere algunas costuras muy elegantes!

¿Por qué la Galería de Tapices está en mi lista Top Ten de visitas obligadas al Museo del Vaticano?? Porque aunque lo visitará de todos modos, debe prestar atención a algunos de los detalles aquí, en el techo y en estos increíbles tapices, en particular el tapiz de la Resurrección. Además del hecho de que siempre me encanta ver las caras de las personas cuando se dan cuenta de que los ojos las han seguido, creo que este nivel de trabajo y artesanía merece algo de atención.

Visitas obligadas en el Museo del Vaticano: la sala de mapas

Después de pasar por la Galería de tapices, inevitablemente pasará por la Galleria delle Carte Geografiche (Galería de mapas).

Al igual que con el Salón de los Tapices, sería fácil pasar por aquí, en línea recta hacia la Capilla Sixtina.

En el caso de la Galería de mapas, es bastante difícil no notar el techo, una visita obligada en sí misma (¡y uno de los techos más fotografiados en los museos además de la Capilla Sixtina de Miguel Ángel!)

El techo de la sala de mapas de los Museos Vaticanos es una obra maestra en sí misma.

los Gallery of Maps contiene la colección más grande de pinturas geográficas jamás creada. Estos mapas del tamaño de una pared representan Italia y las provincias italianas, y fueron encargados por el Papa Gregorio XIII en el siglo XVI.

Estos mapas, basados ​​en dibujos del monje dominico Ignazio Danti, son asombrosamente preciso para ser hecho en el 1500 & # 39s! Los mapas están muy bien detallados, muestran cadenas montañosas e incluso barcos en el agua, pero también son algo caprichosos, contienen fantásticas criaturas marinas e incluso Neptuno, el dios romano del mar.

¿Por qué la Sala de Mapas está en mi Lista de los Diez Mejores Lugares de Visita obligada para los Museos Vaticanos?? Al igual que con la Galería de tapices, es demasiado fácil caminar por aquí sin mirar realmente el arte. Pero los mapas son realmente geniales e incluso divertidos de ver. ¡Vea si puede encontrar las representaciones de Neptuno en algunos de los mapas!

Mapa detallado de Italia, Sicilia y Córcega en la Sala de Mapas de los Museos Vaticanos

Entonces, ¿qué es exactamente el Vaticano? ¡Descúbrelo aquí!

Visitas obligadas al Museo del Vaticano: los apartamentos papales

Hubo un tiempo en que los papas vivían dentro de lo que ahora son los Museos Vaticanos. Esta colección de residencias generalmente se llama & # 34The Papal Apartments & # 34 (¡y no tiene nada que ver con el lugar donde reside el Papa actual!)

Los dos más espectaculares son los Apartamentos en Borgia y el Habitaciones Raphael. Estos se pueden omitir / omitir fácilmente si desea un atajo a la Capilla Sixtina. Pero como esta página trata sobre lo que considero imprescindibles de los Museos Vaticanos, ¡te digo que no te las pierdas!

Los Apartamentos Borgia en los Museos Vaticanos, con frescos de Pinturicchio

los Apartamentos en Borgia, fresco por Pinturicchio, un contemporáneo de Raphael, en realidad vienen después de las habitaciones Raphael.

Solo quería mostrarte qué más podrías ver si incluyes las Raphael Rooms. ¡Todo es maravilloso y un festín para los ojos!

Visitas obligadas al Museo del Vaticano: Salas de Rafael y Escuela Rafael de Atenas

Si bien hay mucho que ver en los apartamentos papales, estamos enfocando esta página en los lugares imprescindibles del Museo del Vaticano.

Así que hablemos de La escuela de Atenas de Rafael. ¡Creo que esta pintura está en la lista de los diez mejores para mucha gente! Es & # 39s una de las pinturas más famosas de los Museos Vaticanos además de las pinturas de Miguel Ángel en la Capilla Sixtina.

Los papas renacentistas Julio II y León X hicieron que los mejores artistas del momento decoraran sus suntuosas casas. Y eso significó contratar a Raphael. En 1508, el Papa Julio II contrató a Rafael para pintar una habitación llamada Stanza della Segnatura.¡Esto fue justo después de que le encargara a Miguel Ángel que pintara el techo de la Capilla Sixtina! ¿Te imaginas vivir en el tiempo y poder contratar a estos tipos?

En la Stanza della Segnatura, en realidad hay cuatro pinturas de Rafael, una en cada pared. Representan los temas: Teología, Poesía, Filosofía y Justicia.

Así que disfruta de todas las pinturas de Rafael en estas habitaciones, pero en particular, detente y toma nota de la Escuela de Atenas (filosofía).

La pintura es una reunión de fantasía de los más grandes filósofos, matemáticos y pensadores desde la antigüedad clásica. Están todos juntos en esta única pintura a pesar de que provienen de diferentes lugares y diferentes momentos en el tiempo. Eso ya es caprichoso en sí mismo.

Pero lo que hizo Raphael fue aún más divertido.

Puso las caras de sus amigos allí: Platón, en el centro hablando con Aristóteles, tiene Leonardo Da VinciCara de & # 39. Otro maestro del Renacimiento, Donato Bramante (quien diseñó el Patio Belvedere del que hablamos anteriormente, y fue el primero en diseñar la cúpula de la Basílica de San Pedro), aparece en Euclides & # 39 cuerpo (él es el que está dibujando en una pizarra). Rafael él mismo también está allí, en la esquina inferior derecha, mirándonos. Y, mientras Rafael estaba pintando esta extraordinaria obra maestra, entró en la Capilla Sixtina y vio lo que Miguel Angel estaba haciendo . y puso a Miguel Ángel al frente y al centro de La escuela de Atenas, en la forma del filósofo griego Heráclito (es el que apoya la cabeza en el brazo, y con las botas puestas, sentado en los escalones).

¿Qué tiene de especial la Escuela Raphael de Atenas y por qué está en mi lista de los diez mejores lugares imprescindibles de los Museos Vaticanos?? Muchos historiadores y expertos del arte consideran que la Escuela de Atenas de Rafael es una de las mejores pinturas del Alto Renacimiento. Su uso de la paleta de colores del Renacimiento y la combinación de elementos arquitectónicos romanos antiguos y contemporáneos para crear unidad en la pintura, y el tema en sí (una unión de elementos terrenales y piadosos), convierten esta pintura en una de las mayores obras maestras del Renacimiento.

Visitas obligadas al Museo del Vaticano - La Capilla Sixtina

VESPERS DENTRO DE LA CAPILLA Sixtina

Una vez tuve el asombroso privilegio de asistir a las Vísperas dentro de la Capilla Sixtina. Echar un vistazo:

Y por supuesto, ninguna visita a los Museos Vaticanos estaría completa sin la Capilla Sixtina.

De hecho, suele ser la única razón por la que la gente va a los Museos Vaticanos. Y como está al final de los museos, no te lo perderás.

Techo de la Capilla Sixtina, de Michelangelo Buonarroti, 1508-1512

Cuando usted tiene una tour de los Museos Vaticanos, le darán una explicación de la capilla antes de entrar, ya que se supone que debe estar callado allí.

Si ingresa por su cuenta, esto es lo que debe buscar una vez que esté dentro de la Capilla Sixtina:

Visitas obligadas del Museo del Vaticano: la creación de Adán de Miguel Ángel

La creación de Adán de Michelangelo Buonarotti, 1508-1512

Creo que la parte más famosa de la Capilla Sixtina es la serie de pinturas de Miguel Ángel en el techo. Estas son 9 escenas del libro de Génesis. Y el cuadro más famoso de esta serie, quizás una de las pinturas más icónicas del mundo, es el Creación de Adán.

Pero tómese el tiempo para mirar también el resto de los paneles del techo.

AMO este libro y no puedo recomendarlo lo suficiente. Si quieres saber todo sobre Miguel Ángel y cómo llegó a pintar el techo de la Capilla Sixtina, te sugiero que consigas este libro. ¡Me sorprendí al descubrir que era un volteador de páginas que no podía dejar!

Museo del Vaticano imprescindible: el último juicio de Miguel Ángel

Il Giudizio Universale, o El juicio final, Michelangelo Buonarroti 1536–1541

Cada vez que visito la Capilla Sixtina, noto que todos miran hacia arriba.

Sí, la atracción estrella es Techo de Michelangelo & # 39s, en particular, la Creación de Adán. Y con razón. Es espectacular. Y una de las obras de arte más famosas del mundo. Así que échale un buen vistazo y disfruta.

Pero también, tómese el tiempo para disfrutar de algunas otras cosas aquí también, especialmente la otra gran obra maestra de Miguel Ángel en esta sala: El Juicio Final.

Esta pintura se realizó posteriormente, entre 1535 y 1541.

Y en ese momento, Miguel Ángel tenía sesenta y tantos años. Pensó que había terminado con la pintura. se había considerado a sí mismo principalmente como un escultor. Pero el nuevo Papa Pablo III (Farnesio), convenció a Miguel Ángel de que tenía más en él, como pintor pero también como arquitecto. Entonces hizo que Miguel Ángel terminara la Basílica de San Pedro. Y el Papa hizo pintar a Miguel Ángel Il Giudizio Universale, El Juicio Final.

La pintura muestra la segunda venida de Cristo en el Día del juicio (Apocalipsis de Juan.) Fíjense en la posición de Jesús en el centro, no está ni de pie ni sentado, sino casi en movimiento. En la parte inferior izquierda están las almas seleccionadas para el paso al cielo, y en la parte inferior derecha, están las almas condenadas transportadas al infierno por Caronte en el río Estigia.

Miguel Ángel pintó El juicio final después de la Saqueo de Roma en 1527. Además, se volvería mucho más devoto a medida que envejecía y tenía muchos conflictos internos sobre sus días más jóvenes y paganos. Así que la pintura tiene una sensación considerablemente más oscura que los paneles del techo. Y, si miras de cerca la piel desollada de San Bartolomé, justo debajo de Jesús y a nuestra derecha, puedes ver que es el rostro de Miguel Ángel. Era su forma de expiar.

Esta pintura es para mí una de las Visitas imprescindibles al Museo del Vaticano, ya que muestra una transición para Miguel Ángel, y tanto drama y emoción humana cruda que muchas de sus pinturas anteriores.

Imprescindibles del Museo Vaticano - El piso cosmatesco de la Capilla Sixtina

Y hablando de mirar no solo hacia arriba y alrededor, también mira hacia abajo. Este hermoso piso tiene un patrón llamado & # 34Cosmatesco& # 34, llamado así por la familia Cosmati que creó este estilo y decoró iglesias en toda Italia, y particularmente en Roma, en los siglos XII y XIII.

No se pierda el hermoso piso cosmatesco de la Capilla Sixtina

Finalmente, en el último de mi lista de Visitas imprescindibles al Museo del Vaticano dentro de la Capilla Sixtina, no se pierda los paneles de pared debajo del techo.

Antes de que Miguel Ángel llegara y eclipsara su fama con sus pinturas, el Papa Sixto IV (de quien se nombra la Capilla Sixtina), hizo pintar las paredes por maestros del Renacimiento, entre ellos: Sandro Botticelli, Pietro Perugino, Pinturicchioy Domenico Ghirlandaio (uno de los mentores de Miguel Ángel). Estos frescos representan la vida de Moisés y la vida de Cristo, y verdaderamente son lugares imprescindibles del Museo Vaticano por derecho propio.

Para concluir, Hay muchas & # 34 visitas obligadas en el Museo Vaticano & # 34, incluidas las obras que he dejado de esta lista..

Pero espero que esto le dé una idea de las cosas que podría desear incluir en su visita a los Museos Vaticanos, en particular, algunas cosas que quizás no haya pensado en ver.

No importa lo que vea / no vea, una visita a los Museos Vaticanos es una de las cosas más especiales, emocionantes y hermosas que puede hacer en Roma.

Por supuesto que ya sabes a estas alturas que el Capilla Sixtina está en la parte superior de la lista de visitas obligadas de los Museos Vaticanos para todos.

De hecho, puede que sea lo ÚNICO que la gente quiera ver cuando visite estos museos. Pero ya que no es posible ver solo la Capilla Sixtina, Espero que también disfruten de algunas de las otras obras maestras.

Haga clic aquí para visitar el sitio web de los Museos Vaticanos y ver un mapa de los museos.

¿Sabías que si reservas un visita a los jardines del Vaticano, ¿tiene automáticamente una entrada sin colas a los Museos Vaticanos?

Conseguir su gratis ¡Planificador de viajes a Roma!


Estatua de la Sala Delle, Vaticano

Esta fotografía muestra la Galería de Estatuas (Estatua de la Sala Delle) en el Vaticano, tomada hace más de 150 años. James Anderson (1813-1877) hizo esta fotografía en la década de 1850 utilizando una impresión a la albúmina de un negativo de vidrio.

Hoy esta vista en la Galería de Estatuas, que es parte del Museo del Vaticano, no ha cambiado sustancialmente, la mayoría de estas estatuas de hace 150 años se pueden ver en fotografías modernas de esta galería.

La Galería de las Estatuas contiene varias estatuas famosas, como la Ariadna Durmiente, el busto de Menandro y El César Chiaramonti.

Impresión de albúmina

La impresión de plata albúmina fue el primer método disponible comercialmente para producir una impresión fotográfica sobre una base de papel a partir de un negativo.

En la década de 1850, el proceso utilizó la albúmina que se encuentra en las claras de huevo para unir los productos químicos fotográficos al papel. Este proceso se convirtió en la forma dominante de una fotografía desde 1855 hasta principios del siglo XX.

Placa fotográfica de vidrio negativo

Las placas fotográficas precedieron a la película fotográfica como medio para capturar imágenes en la fotografía. Se revistió una emulsión sensible a la luz sobre una placa de vidrio, en lugar de una película de plástico transparente.

Las primeras películas de plástico no estuvieron disponibles para los aficionados hasta finales de la década de 1880. El nuevo plástico no era de alta calidad óptica e inicialmente era más caro de producir que el vidrio.

La calidad y el precio de las películas de plástico finalmente mejoraron, y la mayoría de los aficionados abandonaron cada vez más las placas de vidrio por las películas de plástico.

Museo Pio-Clementino

La Galería de Estatuas es parte del Museo Pio Clementino, que toma su nombre de dos papas, Clemente XIV, quien estableció el museo en 1771, y Pío VI, el papa que completó el museo en 1776.

A Clemente XIV se le ocurrió la idea de crear un nuevo museo en el Palacio Belvedere de Inocencio VIII y # 8217 y comenzó el trabajo de remodelación.

El museo Pio-Clementino contenía originalmente obras renacentistas y antiguas.

El museo y la colección fueron ampliados por el sucesor de Clemente, Pío VI. Hoy, el museo alberga obras de escultura griega y romana.


060608

Entrada reducida: & euro 8,00 + 4,00 (reserva)
- Niños entre 6 y 18 años.
- Estudiantes de no más de 26 años que presenten una tarjeta de estudiante internacional válida, un documento de identidad de estudiante u otra documentación que acredite su inscripción en una universidad o institución de educación superior.
- Sacerdotes individuales, religiosos y religiosas, seminaristas y novicios (previa presentación de documentación válida).
-Empleados en servicio y / o jubilados de todas las Oficinas, Dicasterios y otras Entidades de la Santa Sede y / o Estado de la Ciudad del Vaticano (previa presentación de documento de identidad).
La reducción se puede extender a un solo acompañante.

Entrada reducida Scholastic: & euro 4,00
- Centros de Educación Primaria, Media y Bachillerato (excepto universidades) sin distinción de plazas, previa presentación de carta de solicitud en papel membretado con el sello del instituto y firma del Rector, señalando el número de alumnos, profesores y eventuales acompañantes se otorga el boleto reducido Scholastic a todos los estudiantes. También se otorga una entrada gratuita a un profesor o acompañante cada 10 alumnos. Otros profesores o acompañantes en exceso pagan la tarifa completa.

Entrada libre:
- El último domingo de cada mes
- Día Mundial del Turismo (27 de septiembre)
- Niños menores de 6 años
- Directores de museos, ministerios, superintendencias u organismos gubernamentales asignados a la preservación del patrimonio arqueológico, artístico, artístico
- Discapacitado (con certificación que acredite la invalidez de más del 74%) y un acompañante cada uno
- Journalists authorized by the Direction of the Museums after clearance from the Press Room of the Holy See, the Pontifical Council for Social Communications, the Foreign Press Association and the "Ordine Nazionale Italiano dei Giornalisti"
- Holders of valid ICOM (International Council of Museums) and ICOMONS (International Council of Monuments and Sites) membership cards
- Donors of works and patrons: Patrons and Friends of the Vatican Museums
- University professors (Chairs of Archaeology, Art History, Architecture and Ethnology), professors of academies seated in Rome. Academic Teaching Specialists may give special lectures in particular sections of the Museums on subjects within their specialization by presenting a written request to the Direction of the Museums. The authorization is not valid for a subsequent visit outside those sections. To continue the visit outside those sections it is necessary to buy the entrance ticket.

Pets and guide dogs
Access to the Museums is not permitted to animals, even small ones, with the exception of guide dogs for the blind or partially-sighted, provided they are equipped with a muzzle and lead, and animals for the certified purpose of pet therapy.
To enable reception and entry in these cases, communication of the visit must be submitted at least one day in advance by email at: [email protected]

Disabled people Access - services available:
- accessible entrance
- partially accessible wheelchair path
- accessible toilet
- services for hearing-impaired
- services for blind or partially sighted persons
- services for children

Pre-COVID 19 Timetables:
Vatican Museums - Sistine Chapel
Closed Easter and Easter Monday
Monday-Saturday: 9.00 - 18.00
Last admission 16.00

Last Sunday of the month: open and free of charge from 9.00 to 14.00, last admission 12.30.

Extraordinary closures
- 01 and 06 January
- 11 February
- 19 March
- 13 April
- 01 May
- 29 June (Saints Peter and Paul)
- 14-15 August
- 01 November
- 8-25 -26 December (Christmas Day)


Tiberius Statue, Vatican Museums - History

(25) Reclining marble statues of the gods of the Tiber (left) and Nile (right) rivers (first/second century CE), combining features of the pair on the Capitoline Hill and two others then in the collections of the Vatican.

Tiber and Nile River God Sculptures

Fig. 1: Tiber and Nile River Gods, closeup from Heemskerck’s Panorama

While visiting Rome in the sixteenth century, northern artists made many studies of Greco-Roman antiquities. Ancient Roman sculpture, architecture, and monuments were incorporated into the paintings of northern visitors, a phenomenon clearly present in the Walter’s Panorama. Here Heemskerck depicts two statues of the personified Tiber and Nile rivers. These sculptures frame the entrance to the temple of Venus, a focal point in the narrative of Paris’ abduction of Helen. The painted statues were inspired by marble sculptures rediscovered in Rome in the decades preceding Heemskerck’s arrival in 1532 during his five years in Rome, Heemskerck spent time studying and drawing the ancient statues. Comparable river god sculptures appear in Heemskerck’s other paintings, such as the Landscape with St. Jerome, and throughout his drawings. [1] They also turn up in the works of Heemskerck’s Dutch compatriots studying in Rome, like Herman Posthumus’s Landscape with Roman Ruins (1536) and the later sketches of Hendrick Goltzius (1590-1591). [2]

In the ancient world, rivers were sources of life-giving water the practice of conceiving of rivers as divinities, taking on human form and worshipped as sacred, stretches far back into history. The ancient Egyptians, for example, depicted the Nile river as an upright, bearded male adorned with a papyrus crown, armlets, and a narrow three-part girdle. In Greco-Roman mythology, river deities were the sons of the Titan Oceanus , himself a vast, earth-encircling waterway.

In the Walter’s Panorama, Heemskerck’s statues exhibit the traditional attributes of Greco-Roman river gods, including the languid reclining posture, semi-diaphanous drapery, thick wavy hair, and mature bearded face. [3] Both figures grasp cornucopias (literally, “horn of plenty,” from the Latin cornū, meaning “horn,” and cōpiae, “of plenty”) overflowing with fruit, which symbolize the abundance and fertility that the rivers bestowed upon Rome and Egypt. Heemskerck based his representations on a study of four statues in Rome during the 1530s: two river god sculptures that stood in front of the Palazzo Senatorio on the Capitoline Hill, and two in the gardens of the Belvedere , a terraced courtyard connected to the Vatican palace. Rather than copying one sculpture exactly, he combined elements from each. When he studied the two Belvedere statues, they had been repurposed as garden fountains [4] perhaps this reuse is referenced in Heemskerck’s Panorama, in the sculptures’ proximity to the circular fountain in the foreground of the temple of Venus. There the statues frame the entrance to the circular precinct one gazes out, the other gazes in toward the temple’s entrance.

Within the Panorama, the statues function as part of the sculptural program of a sanctuary though unknown to Heemskerck, this use mirrors the original context of the Belvedere statues. During the Roman Empire, both sculptures stood in the Iseum Campense-- an ancient sanctuary dedicated to the Egyptian gods Isis and Serapis, located in the Campus Martius. [5] Displayed in the heart of Rome in a public space, the sculpted river gods would have reminded ancient viewers not only of the legendary founding of Rome, but also the conquest and absorption of Egypt within the Roman Empire (30 BCE). [6] Both statues had elaborate bases carved on four sides, which suggests that they were to be viewed in the round.

The Tiber River statue, shown on the left in Heemskerck’s painting, was modeled on a large sculpture first unearthed in Rome in the 1440s an Italian farmer stumbled upon its enormous marble head when digging a hole for planting. Poggio Bracciolini, a contemporary scholar and antiquarian, noted that the head drew so many visitors that the property owner quickly covered it up again “for the sake of peace and quiet.” [7] Not to remain hidden much longer, the so-called ‘ Vatican Tiber ’ was unearthed once and for all in 1512 (Fig. 2). [8]


Fig. 2: “Vatican Tiber:” Tiber River Statue, now in Paris (Musée du Louvre), Giovanni Pacoli, 1911 F ig. 3: Tiber River Statue, Staircase of Palazzo Senatorio, Capitoline Hill, Rome

The sculpture (Fig. 2) was found between S. Maria sopra Minerva and S. Stefano del Cacco, the region in which the ancient sanctuary of Isis and Serapis was known to have stood. The original marble sculpture is thought to date to the early Roman Empire (1st century). [9] In both the ancient statue and Heemskerck’s Panorama, the river god leans back, placing the weight of his upper body on his right arm. The right leg rests upon the base of the sculpture, while the left leg is raised slightly on top of the right. In addition to the brimming horn of plenty, Heemskerck’s statue also incorporates Romulus and Remus, the mythical founders of Rome, being suckled by the She-Wolf this small sculptural group signifies the legend of Rome’s foundation, in which the She-Wolf saved and reared the twin brothers who had been exposed in the countryside. This element comes directly from the original Vatican-Tiber statue, though other details seem to stem from a second river god statue, the so-called ‘ Capitoline Tiber ’ (Fig. 3). This second statue was displayed on the Capitoline Hill after 1517 Heemskerck’s drawings reveal that he had studied it in some detail. [10] This sculpture was originally identified as the Tigris River, but was later reowrked into the Tiber by the addition of Romulus and Remus (likely between 1565-1568). [11] Although Heemskerck includes the She-Wolf suckling the twin founders of Rome, as in the Vatican Tiber, his depiction lacks this statue’s oar, a symbol of navigation. [12] Furthermore, Heemskerck’s statue exhibits drapery more closely akin to that of the Capitoline Tiber, which is cloaked modestly with the garment beginning below the waist. It becomes clear that Heemskerck collapsed the Vatican and Capitoline Tibers into one ‘composite’ sculpture in his Panorama.

Heemskerck’s depiction of the Nile River, on the right, was also based on a study of two ancient sculptures that came to light in the early 16th century. However, the statue in the Walter’s Panorama was mostly inspired by the so-called ‘ Vatican Nile ,’ uncovered in Rome several months after its Tiber counterpart. [13]

Fig. 4: A. Ramsthal, Louvre, "Father Nile" (1878)

This large statue (over 2 m. high and 3 m. long) also came from the sanctuary of Isis and Serapis, where the personified Nile served to complement the Egyptian deities. The sculpture is a Trajianic or Hadrianic copy (98 CE - 138 CE) of an earlier Hellenistic statue from Alexandria (3rd-2nd c. BCE), made of a dark Egyptian stone and likely carried off to Rome by the emperor Nero under the later emperor Vespasian (69-79 CE), it found its way to the Temple of Peace. [14] The Vatican Nile is considered the best example of a type “known from more than 20 examples fashioned in the round, a series of free creations after a shared prototype.” [15] Personifications of the Nile River have been found throughout the Roman Empire, as far afield as the Iberian peninsula [16] it is clear that the image of a reclining male holding a cornucopia, surrounded by exotic Egyptian animals and, sometimes, small children (see below), was well disseminated throughout the Mediterranean world. Pliny (c. 78 CE) writes that the famous Nile statue in the Temple of Peace was carved from a dark Egyptian stone, and surrounded by 16 playing children fanciful descriptions by both Lucian (2nd c. CE) and Philostratus (3rd c. CE) show that the Nile river was portrayed similarly in ancient panel paintings, in addition to the sculpted medium. [17]

After the Renaissance recovery of the Vatican Nile, the ancient sculpture was installed as a fountain in the Belvedere’s statue court, [18] where Heemskerck was able to study it. En el Panorama, the statue of the bearded Nile also appears reclining, supporting the weight of his upper body on the left arm under his right arm he holds a cornucopia that alludes to the bounty brought by the Nile’s annual flood.

Fig. 5: Statue of the river Nile , Museo Chiaramonti , Vatican Museums, Rome

Related to this theme of abundance, five nude male babies surround the river deity some engage the reclining deity, while others play among themselves. In ancient Greek, these small children were referred to as pecheis (οἱ πήχεις), a term which signifies a unit of measurement roughly equal to a cubit. The term represented a distance from the elbow to the tip of the middle finger, thus about the length of one small child. As the children were proportionate to this unit, they assumed the name itself. [19] On the original Vatican sculpture, and presumably its protoype(s), there were 16 of these chubby pecheis, who represented the ideal water level (16 cubits) of the Nile’s annual inundation. [20] This rise in river level was directly linked with the alluvial soil and fertility symbolized by the god’s cornucopia.

Along with the Tiber sculpture and, possibly, those of other river gods, these statues would have made powerful, multivalent statements about Rome’s imperial might, notions of core and periphery, and artistic ambition. The recovery of these personified river sculptures resonated across the theater of 16th-century Europe, where personification was a popular way to represent peoples, continents, and rivers through an embodied figure or form. One prominent and influential format for this was the engraved print series, such as those drawn, engraved and published by the Antwerp artist Philips Galle ( 1537–1612) Galle produced a series of personified rivers and oceans. He represented the Nile river (Fig. 5) as a muscular African male flanked by two playful naked boys, echoing the pecheis found on the Vatican Nile sculpture. In his engraving, the children appear much larger than a cubit in size, suggesting that Galle probably did not understand the role of pecheis as units of measurement. The personified river god is shown nude, sitting atop a scaly crocodile. The inclusion of this animal nods to the exotic African beasts--predominantly crocodiles-- found on ancient statues of the Nile river, [21] showing an awareness by Galle of this newly rediscovered sculptural type. In the background appear five obelisks and a pyramid, structures that geographically anchor the scene in Egypt.

Fig. 6: Philips Galle, Nilus (1586), LA County Museum of Art, M.88.91.382h

In addition to the Nile, Galle’s engravings of personified bodies of water also included the Tiber river, shown as a mature bearded male holding a cornucopia, gazing out across the hills of Rome. The Renaissance interest in allegory and personification for portraying complex entities was also manifest in the Cosmographiae Universalis of Sebastian Münster (1544) this work described in six books the inhabited parts of the world, including descriptions of foreign peoples and the topographic features of their lands. Münster’s encyclopedia presents another way of ordering and depicting the known world: a type of representation based on putative observation. His work reveals new framework for evaluating and understanding the natural world it reflects new fascination and interaction with other cultures, and a changing understanding of the natural world. Münster structured the world as the sum of widely disparate elements-- peoples and places-- and this great, sometimes fanciful, diversity framed his world view. Münster’s detailed presentation of “grotesque” men and monstrous animals, including the two and a half foot tall African pygmies, mirrors the sense of ‘Other’ seen in the dwarves, hippopotami, and crocodiles on the base of the Vatican Nile. [22] The river god sculptures thus emerged into a climate that embraced the study of the many peoples and places within the Cosmos. Coming full circle with their Renaissance recovery, the personified rivers again came to signify the marvels of ancient Rome, and adorned yet another sacred landscape within Heemskerck’s Panorama.

Jessica L. Lamont
Robert & Nancy Hall Fellow, The Walters Art Museum

Selected Bibliography

Bober, P. & R. Rubinstein . 1986. Renaissance Artists & Antique Sculpture: a Handbook of Sources, London.

Brancciolini, P. 1989. De Varietate Fortunae, trans. and ed. Cesare d’Onofrio. En Visitiamo Roma nel Quattrocento: la citta degli umanisti, ed. Cesare d’Onofrio, 65-90, Rome.

Cavallaro, A. & E. Parlato. 1988. Da Pisanello alla nascita dei Musei capitolini: l'antico a Roma alla vigilia del Rinascimento, Rome.

Christian, K . 2010. Empire without End: Antiquities Collections in Renaissance Rome, c. 1350-1527, New Haven.

Curl, J. 2005. The Egyptian Revival, Ancient Egypt as the Inspiration for Design Motifs in the West, London.

Draper, J. 2002. “‘The River Nile’, a Giovanni Volpato Masterwork,” Metropolitan Museum Journal, Vol. 37 (2002): pp. 277-282.

Haskell, F. & N. Penny . 1981. Taste and the Antique: the Lure of Classical Sculpture, 1500-1900, New Haven.

Hülsen, C. & Egger, H . 1975. Die römischen Skizzenbücher von Marten van Heemskerck im Königlichen Kupferstichkabinett zu Berlin, Berlin.

le Gall , J. 1944. "Les Bas-reliefs de la statue du Tibre", in Revue Archéologique (1944) I, p. 115-137 II, p. 38-55.

McLean, M . 2007. The Cosmographia of Sebastian Münster: describing the world in the Reformation, Aldershot.

Stritt , M. 2004. Die schöne Helena in den Romruinen , Stroemfeld.

Roullet, A. 1972. Egyptian and Egyptianizing Monuments of Imperial Rome, Leiden.

Sellink, M. & M. Leesberg. 2001. The New Holstein Dutch & Flemish Etchings, Engravings and Woodcuts 1450-1700 : Philips Galle (Part III) , Rotterdam.

[1] For depictions of reclining river gods in the sketches of Heemskerck, or the circle of Heemskerck, see Die römischen Skizzenbücher von Marten van Heemskerck im Königlichen Kupferstichkabinett zu Berlin: I Fol. 19r, p. 20 I Fol. 25r, p. 26 I Fol. 45r, p. 46 I Fol. 54r, p. 55 I Fol. 61r, p. 62 I Fol. 62r, p. 63 II Fol. 75v, p. 108.

[2] Bober & Rubinstein 1986, p. 99.

[3] Stritt 2004, vol. 1, p. 85 vol. 2 pp.150-153.

[4] Swetnam-Burland 2009, p. 444.

[5] This precinct was quite large, roughly 70 m. wide and 200 m. long it was outfitted with water-filled basins, fountains, and several niches for the display of statuary. The sanctuary is known primarily from an ancient marble map of Rome, the “Severan Marble Plan,” which provides the dimensions of the precinct, and shows that it was laid out on a north-south axis cut by an east-west transept and apse. See Swetnam-Burland 2009, p. 443.

[6] Like other Greco-Roman sculptures that emerged during the Renaissance, these marble statues were once decorated with vibrant paint, gilding, or inlay. In antiquity, color was a common and constant element of sculpture that, by the time of the Renaissance, had largely disappeared. Added color served to embellish the statues and to make them more visible it could articulate sculptural details like garment decoration, or the carved reliefs on the statue’s bases.

[7] Brancciolini 1989, 72 Bober & Rubinstein 1986, pp. 66-67.

[8] Though called the “Vatican Tiber,” this sculpture currently resides in the Louvre and has since Napoleonic times.

[9] Haskell & Penny 1981, p. 311, who also suggest that the Tiber sculpture was an original statue designed as a companion piece for the Nile. It seems possible, however, that the Tiber and Nile sculptures were only two of a potentially larger group of sculpted river gods.

[10] Heemskerck: Album I, Folio 45r (Hülsen & Egger v. I, p.46).

[11] The sculpture was identified as the Tigris river because the fragmentary animal on which the god rested his right arm was thought to be a tiger it was probably reworked several decades after Heemskerck was in Rome. See Magrì 1988, p.215 Bober & Rubinstein 1986, p. 66.

[12] It is possible, however, that when Heemskerck saw the statue, it was without its oar. That the oar was restored sometime after 1591 is suggested by Goltzius’s sketch of the Tiber river (link above).

[13] Swetnam-Burland 2009, p. 439 Christian 2010, p. 267.

[14] Bober & Rubinstein 1986, p. 103 Swetnam-Burland 2009, p. 441-2.

[15] Swetnam-Burland 2009, p. 441, with further bibliography in fn. 9.

[16] For example, the sculpture of a reclining Nile from Roman Hispania now in the Córdoba Museo Arqueológico y Etnológico (Inv. 7170).

[17] Pliny, Natural History 36.56-8 Philostratus Imagines 1.5 Lucian Rhetorum Praeceptor 17-30.

[18] Haskell & Penny 1981, p. 272.

[19] Philostratus, Imagines 1.5 Lucian, Rhetorum Praeceptor 6.

[20] Pliny Natural History 36.56-8. Pliny refers to the chubby boys on the statue simply as liberi[s], or “children.”

[21] In addition to the Vatican Nile, crocodiles appear in the reclining Nile sculpture in the Córdoba Museo Arqueológico y Etnológico (Inv. 7170), and in the Nile river sculpture from Holkham Hall (see Swetnam-Burland 2009, p. 454, Fig. 16). Reclining Nile river gods with crocodiles (and hippopotami) also appear in the ekphrastic literary landscapes of authors from the Second Sophistic (Philostratus, Imagines 1.5 Lucian, Rhetorum Praeceptor 6).

[22] McLean 2007, pp. 270-1 and passim. For the pygmies on the base of the Vatican Nile, see Swetnam-Burland 2009, pp. 446-453.


ROMAPEDIA is a work of synthesis and anthology of the most authoritative and reliable sources of facts about the GREAT BEAUTY of Rome and the area of the Province of Rome.

ROMAPEDIA is an encyclopedic dictionary with 1,363 entries, including 487 churches, 278 palaces, and 153 museums. The word count is 746,174.

ROMAPEDIA includes quotations and critical evaluations written by talented art historians that are, in the opinion of the editor, illuminating and revealing.

ROMAPEDIA is linked to over 15,000 pictures and each entry is linked to its exact location on Google Maps.

Just click on the name of the entry translated in Italian for the pictures and on the address for the location.


Statue of Diana (Artemis) the Huntress in the Vatican Museums

Your Easy-access (EZA) account allows those in your organization to download content for the following uses:

  • Tests
  • Samples
  • Composites
  • Layouts
  • Rough cuts
  • Preliminary edits

It overrides the standard online composite license for still images and video on the Getty Images website. The EZA account is not a license. In order to finalize your project with the material you downloaded from your EZA account, you need to secure a license. Without a license, no further use can be made, such as:

  • presentaciones de grupos focales
  • external presentations
  • final materials distributed inside your organization
  • any materials distributed outside your organization
  • any materials distributed to the public (such as advertising, marketing)

Because collections are continually updated, Getty Images cannot guarantee that any particular item will be available until time of licensing. Please carefully review any restrictions accompanying the Licensed Material on the Getty Images website, and contact your Getty Images representative if you have a question about them. Your EZA account will remain in place for a year. Your Getty Images representative will discuss a renewal with you.

By clicking the Download button, you accept the responsibility for using unreleased content (including obtaining any clearances required for your use) and agree to abide by any restrictions.


In vino Vatican

While the per capita nature of statistics definitely skews perceptions of Vatican City in terms of the crime rate, it actually kind of makes things worse in terms of how much wine is drunk in the Holy See. The Independent reports residents of the Vatican consume more wine per capita than any other country in the world. In fact, the average resident of the Vatican consumes 74 liters–about 20 gallons–of wine per year. That's double the average of notably oenophile countries like Italy and France, triple the average citizen of the United Kingdom, and over six times as much as the average American. Presumably it's because we are too busy slamming White Claws or Tide Pods or whatever is in right now to worry about wine.

Of course the frequent consumption of sacramental wine at Communion does affect those numbers (but should it, since it's technically blood at that point?), but the Vatican's population features a number of demographic anomalies that make its citizens more likely to go HAM on some vino. By and large, the average Vaticano is older, male, upper class, and educated. Additionally, Vatican residents tend to eat communally in large groups. Each of these elements on its own contributes to a larger consumption of wine, so piling them all together gives you a person who probably brushes their teeth with Merlot. The fact that the Vatican's only supermarket reportedly sells wine duty-free probably doesn't hurt sales either.


Ver el vídeo: Este Lugar En La Tierra Está Prohibido Por Dios