Patty Hearst secuestrada

Patty Hearst secuestrada


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El 4 de febrero de 1974, Patty Hearst, nieta de 19 años del editor de periódicos William Randolph Hearst, es secuestrada de su apartamento en Berkeley, California, por tres desconocidos armados. Su prometida, Stephen Weed, fue golpeada y atada junto con un vecino que trató de ayudar. Los testigos informaron haber visto cómo se llevaban a Hearst con los ojos vendados y la metieron en el maletero de un automóvil. Los vecinos que salieron a la calle se vieron obligados a refugiarse después de que los secuestradores dispararan sus armas para cubrir su fuga.

Tres días después, el Symbionese Liberation Army (SLA), un pequeño grupo de izquierda estadounidense, anunció en una carta a una estación de radio de Berkeley que tenía a Hearst como "prisionero de guerra". Cuatro días después, la SLA exigió que la familia Hearst entregara $ 70 en alimentos a todas las personas necesitadas desde Santa Rosa hasta Los Ángeles. Hecho esto, dijo el SLA, se iniciaría la negociación para el regreso de Patricia Hearst. Randolph Hearst, vacilante, regaló unos 2 millones de dólares en alimentos. El SLA luego calificó esto de inadecuado y pidió $ 6 millones más. Hearst Corporation dijo que donaría la suma adicional si Patty salía ilesa.

En abril, sin embargo, la situación cambió drásticamente cuando una cámara de vigilancia tomó una foto de Hearst participando en un robo a mano armada en un banco de San Francisco, y también fue vista durante un robo en una tienda de Los Ángeles. Posteriormente declaró, en una cinta enviada a las autoridades, que se había unido al SLA por su propia voluntad.

El 17 de mayo, la policía de Los Ángeles allanó la sede secreta del SLA y mató a seis de los nueve miembros conocidos del grupo. Entre los muertos se encontraba el líder del SLA, Donald DeFreeze, un ex convicto afroamericano que se hacía llamar Mariscal de Campo General Cinque. Patty Hearst y otros dos miembros de la SLA buscados por el robo a un banco en abril no estaban en las instalaciones.

Finalmente, el 18 de septiembre de 1975, luego de atravesar el país con sus captores —o conspiradores— durante más de un año, Hearst, o “Tania” como ella misma se llamaba, fue capturada en un departamento de San Francisco y arrestada por robo a mano armada. A pesar de su afirmación de que el SLA le había lavado el cerebro, fue declarada culpable el 20 de marzo de 1976 y sentenciada a siete años de prisión. Cumplió 21 meses antes de que el presidente Carter conmutara su condena. Después de salir de prisión, regresó a una existencia más rutinaria y luego se casó con su guardaespaldas. Fue indultada por el presidente Clinton en enero de 2001.

LEER MÁS: 7 indultos presidenciales famosos


Cómo una heredera estadounidense se convirtió en el niño del cartel del síndrome de Estocolmo

Menos de tres meses después de que fue secuestrada a punta de pistola, las tornas habían cambiado: Patty Hearst, la joven heredera del imperio mediático de Hearst, sostenía la pistola y ayudaba a sus captores a robar un banco. Cuando una foto ahora icónica de Hearst armado con una ametralladora apareció en la portada de TIME (a la derecha) y Newsweek en abril de 1974, cautivó a la nación cuando su historia desdibujó la línea entre víctima y cómplice.

Donde antes Hearst había engendrado simpatía, ahora se volvió sospechosa. Un propietario quitó el letrero de su patio delantero que decía: "Dios te bendiga, Patty". El Atlántico. Otros se sintieron igualmente desgarrados. Hearst ya había renunciado públicamente a su familia y amigos, declarando su lealtad al heterogéneo grupo revolucionario & mdash the Symbionese Liberation Army & mdasht que la había secuestrado. Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley no estaban seguros de si abordarla como alguien que necesitaba ser rescatado o arrestado. Como dijo TIME:

Hubo un furioso debate, a pesar de las 1200 fotografías tomadas por las cámaras del banco durante el robo de cinco minutos, sobre si Patty había participado voluntariamente. En Washington, el fiscal general William Saxbe & hellip [ofreció su] opinión de que la niña & # 8220 no era una participante reacia & # 8221 y etiquetó a todos los ladrones de bancos, incluida Patty, & # 8220 delincuentes comunes & # 8221. Reaccionando airadamente, [Randolph] Hearst llamada declaración de Saxbe & # 8220 irresponsable. & # 8221 Oficialmente, al menos, el FBI no compartía la opinión de Saxbe.

Sin embargo, el FBI finalmente llegó al punto de vista criminal, y en este día, 18 de septiembre, hace cuarenta años & mdash19 meses después de su secuestro & mdashHearst fue capturado nuevamente, esta vez por agentes del FBI. Su juicio se centró en gran parte en si debería ser responsable de colaborar con la S.L.A. o si el grupo le había lavado el cerebro. Aunque Hearst había llamado anteriormente a la última sugerencia "equóridica hasta el punto de ser más allá de lo creíble", su equipo de defensa argumentó que la negación era un síntoma en sí mismo. Los psicólogos de la defensa testificaron, por TIEMPO, que su tiempo en cautiverio le había costado aproximadamente 20 puntos de CI y la había dejado con un & # 8220 nivel de funcionamiento infantil & # 8221, baja autoestima y orgullo destrozado.

Si bien el jurado que la condenó no creyó la teoría del lavado de cerebro, muchos estadounidenses lo hicieron y consideraron su sentencia de siete años de prisión (luego conmutada por dos años por el presidente Carter) como una injusticia. Se la consideró una víctima del síndrome de Estocolmo, un término acuñado solo dos años antes de su arresto, cuando cuatro trabajadores bancarios suecos fueron rehenes durante seis días y se pusieron del lado de sus captores.

Pero así como algunos se mostraron reacios a creer que a Hearst le habían lavado el cerebro, no todos están de acuerdo en que el síndrome de Estocolmo sea real. No existen criterios estándar para identificar el trastorno que no está incluido en el manual de diagnóstico principal de psiquiatría. "Los críticos insisten en que es en gran parte producto de la imaginación de los medios de comunicación", señala TIME.

Y aunque muchos psicólogos pueden explicar por qué podría suceder, y los negociadores de crisis incluso lo alientan hasta cierto punto, ya que les da a los cautivos una mejor oportunidad de sobrevivir, el síndrome de Estocolmo parece ser más la excepción que la regla entre las víctimas de secuestro. Un informe del FBI de 2007, según TIME, encontró que el 73% de los cautivos y ldquod muestran ningún afecto por sus secuestradores. & ldquo

Lea más de 1975, aquí en los archivos de TIME:Patty y # 8217s Twisted Journey


Patty Hearst secuestrada: este día en la historia

Patty Hearst puede ser conocida por su famoso apellido, pero es mucho más que una heredera. He aquí una mirada retrospectiva a su infame secuestro, su autoproclamada radicalización y dónde se encuentra hoy.

La heredera del periódico Patty Hearst fue secuestrada hace 46 años el martes, lo que puso en marcha una extraña cadena de eventos que terminó con su condena por robar un banco con un grupo terrorista y luego ser indultada por el presidente Jimmy Carter.

Hearst, que tenía 19 años en ese momento, fue secuestrada por miembros armados del Symbionese Liberation Army (SLA), un grupo de izquierda, de su apartamento en Berkeley, California, según el FBI. El grupo quería incitar a una guerra de guerrillas contra el gobierno de Estados Unidos y destruir el "estado capitalista".

Las autoridades dijeron que Hearst fue atacada porque provenía de una familia rica y poderosa. Su abuelo fue el magnate de los periódicos William Randolph Hearst.

Patty Hearst sostiene un rifle de asalto mientras robaba un banco de San Francisco el 15 de abril de 1974 con otros miembros del Symbionese Liberation Army, un grupo de izquierda empeñado en ir a la guerra con el gobierno de Estados Unidos. (FBI)

El grupo anunció el secuestro en un programa de radio y exigió donaciones de alimentos para ayudar a los pobres en California para que pudieran comenzar las negociaciones para la liberación de Hearst.

"Al mismo tiempo, aparentemente comenzaron a abusar y lavarle el cerebro a su cautiva, con la esperanza de convertir a esta joven heredera de los niveles más altos de la sociedad en un modelo de su próxima revolución", dijo el FB.

El 3 de abril de 1974, el SLA lanzó una cinta con Hearst diciendo que se había unido al grupo. Días después, fue vista en una cinta de vigilancia de seguridad empuñando un arma de asalto durante un robo a un banco con el grupo.

El 17 de mayo de ese año, el SLA se enfrentó a un tiroteo con la policía de Los Ángeles cuando los agentes rodearon una casa donde se descubrió una camioneta de fuga durante otro robo. Seis miembros del SLA murieron cuando la casa se incendió.

Hearst y varios otros miembros escaparon y viajaron por el país para eludir la captura. Fue capturada el 18 de septiembre de 1975 en San Francisco y acusada de robo a un banco y otros delitos.


Secuestro de Patty Hearst

El secuestro de Patty Hearst fue uno de los casos de secuestro más extraños y más seguidos en la historia del FBI. El 4 de febrero de 1974, un grupo de hombres y mujeres llamaron a la puerta del apartamento de Patty Hearst, de diecinueve años, y procedieron a secuestrarla, conduciendo con Patty guardada en el maletero de su automóvil y golpeando a su prometido en el proceso. .

El grupo que secuestró a Patty era un grupo radical de terroristas domésticos conocido como el Ejército de Liberación Simbionese (SLA). Este grupo, dirigido por Donald DeFreeze, tenía la misión de destruir el & # 8220estado capitalista & # 8221. Estratégicamente secuestraron a Hearst porque era parte de una familia rica y poderosa (su abuelo era un periodista famoso) y lo supo secuestrando Patty, recibirían mucha atención y prensa.

Después de la desaparición de Patty, el SLA la mantuvo con los ojos vendados durante los siguientes dos meses en la sede del grupo. El grupo pronto comenzó a lanzar cintas al público en general que solicitaban donaciones de alimentos por valor de millones de dólares a cambio de su libertad. Si bien el padre de Patty inicialmente cedió a estas demandas, sus esfuerzos pronto fracasaron, ya que el SLA se negó a liberar a Patty.

Durante el tiempo que Patty fue rehén, el SLA también comenzó a lavarle el cerebro, decidido a convertir a Hearst en cómplice de sus objetivos revolucionarios y terroristas. Patty fue abusada tanto física como psicológicamente, y luego afirmó que estaba aislada hasta el punto de que sintió que nadie la rescataría y que varios pandilleros la abusaron sexualmente. Además, Patty afirmó que estaba constantemente expuesta a las creencias radicales del grupo y se vio obligada a grabar mensajes que lastimarían a sus seres queridos.

Estos métodos de lavado de cerebro parecían estar surtiendo efecto después de que el SLA lanzara una cinta en la que Patty, usando su nuevo nombre & # 8220Tania, & # 8221 afirmaba que se había unido a la lucha del SLA & # 8217s. Unos días después del lanzamiento de esta cinta, Hearst fue visto participando en un robo bancario SLA que claramente ayudó a la causa SLA & # 8217s. Una cinta publicada poco después del robo mostraba a Patty explicando que los miembros del grupo eran sus camaradas y que sus acciones criminales eran necesarias para apoyar los planes revolucionarios de la pandilla. Al llamar a su familia con apodos ofensivos, Patty negó con vehemencia que le estaban lavando el cerebro y descartó una idea tan ridícula, reiterando que ella era & # 8220 & # 8230 un soldado del pueblo & # 8217s ejército & # 8221.

A pesar de la insistencia de Patty en que no le lavaron el cerebro y de que estaba tomando la decisión de apoyar el SLA por su propia voluntad, muchas personas cercanas a Patty, así como las que seguían su caso, no estaban convencidas, ya que el comportamiento de Patty no lo era. radicalmente diferente a como era antes del secuestro. Algunos teorizan que se enamoró de uno de los miembros del grupo & # 8217s (llamado & # 8220Cujo, & # 8221 a quien mencionó en uno de los videos publicados), mientras que otros teorizan que se unió a la misión del SLA & # 8217 por miedo, simpatía o lavado de cerebro.

A estas alturas del caso Hearst, el FBI había lanzado una de las búsquedas más masivas e intensivas en agentes de su historia para encontrar a Hearst y detener al SLA en seco.

El 16 de mayo de 1974, los miembros del SLA fueron sorprendidos robando municiones de una tienda local en Los Ángeles, California. Cuando la policía de Los Ángeles alcanzó a los miembros de la pandilla en una casa de seguridad del SLA, se produjo un tiroteo que incendió todo el edificio y, en última instancia, causó la muerte de seis miembros del SLA.

Aunque después del incendio, Hearst huyó rápidamente por todo el país para evitar ser capturada, los agentes del FBI la encontraron rápidamente y la acusaron de robo a un banco, entre otros delitos.

El juicio de Patty Hearst & # 8217 fue un proceso largo y complicado, al igual que la búsqueda después de su secuestro. Aunque F. Lee Bailey, un abogado de gran renombre conocido por haber defendido a Albert DeSalvo (El estrangulador de Boston) y Sam Sheppard, representó a Patty, finalmente el jurado la declaró culpable y la condenó a siete años de prisión. El jurado en ese momento no consideró plausible la teoría de que el SLA le había lavado el cerebro, aunque hoy el caso de Patty Hearst & # 8217 es considerado por muchos como un claro ejemplo del síndrome de Estocolmo.

Sin embargo, después de cumplir dos años de prisión, el presidente Carter conmutó la sentencia de Patty, que luego fue indultada por el presidente Bill Clinton como uno de sus últimos actos en el cargo. Tras la liberación de Hearst de la prisión, se convirtió en actriz y se casó con su ex guardaespaldas Bernard Shaw, con quien ahora tiene dos hijos.

Para obtener más información sobre la experiencia de Patty Hearst & # 8217 a través de sus propios ojos, puede consultar su libro, Patty Hearst: su propia historia, que originalmente se tituló, Cada cosa secreta.


16 hechos locos sobre el secuestro de Patty Hearst

Patty como estudiante antes de su secuestro. CBS News.

15. Patty Hearst fue secuestrada el 4 de febrero de 1974.

Patty vivía con su prometido, Atilde y copia, Steven Weed, un profesor de Berkeley. Cuando estaba en su segundo año de estudios de historia del arte, con solo 19 años, alguien llamó a su puerta pidiendo usar el teléfono. Ataron y amordazaron a Patty y golpearon a su prometido, Atilde y copia. Alguien disparó con un rifle automático y los testigos dijeron que escucharon a Patty gritar a sus secuestradores que la dejaran en paz. Weed quedó inconsciente durante la prueba y Patty desapareció. El terror inicial de su secuestro, combinado con técnicas posteriores de tortura y lavado de cerebro que podrían haber venido directamente de un manual de la CIA sobre la Guerra Fría, probablemente contribuyó a la serie de eventos que pronto sucederían.

El secuestro de Patty & rsquos llegó inmediatamente a los titulares nacionales, lo que no es sorprendente, ya que su familia era dueña de los principales periódicos del país y rsquos. Lo que fue tan sorprendente fue que su abuelo se había hecho un nombre en el "periodismo amarillo", un precursor de los tabloides actuales que se enorgullecían de las historias del sensacionalismo y del "interés de la gente" más que de los acontecimientos actuales. El evento traumático del secuestro de Patty & rsquos fácilmente podría haber parecido una historia sensacionalista, pero era demasiado real. La nieta del hombre que inspiró al ciudadano Kane había sido metida en el maletero de un automóvil y llevada a un lugar desconocido.


Cómo el secuestro de Patty Hearst la convirtió en un ícono de la contracultura de la década de 1970

La década de 1970 fue una época caótica en Estados Unidos. Uno de los momentos más electrizantes de la década, que magnificó los focos de tensión en la política, la cultura y el periodismo estadounidenses, fue el secuestro de la heredera del periódico Patricia & # 8220Patty & # 8221 Campbell Hearst a principios de 1974.

Contenido relacionado

El espectáculo que acaparó los titulares solo se sumó a la ola de desastrosas crisis políticas, económicas y culturales que envolvieron a Estados Unidos ese año. El escándalo de Watergate se había intensificado cuando el presidente Nixon negó con vehemencia tener conocimiento del robo ilegal en la sede del Comité Nacional Demócrata. La economía continuó estancada cuando la inflación alcanzó el 12 por ciento y el mercado de valores perdió cerca de la mitad de su valor. La crisis del petróleo se profundizó, con largas colas en la gasolinera y sin signos de indulto. Los grupos radicales de contracultura continúan detonando bombas en todo el país, con aproximadamente 4.000 bombas colocadas en Estados Unidos entre 1972-1973. Y, en la ciudad natal de Hearst, San Francisco, las autoridades aún trabajaban desesperadamente para identificar al infame asesino & # 8220Zodiac & # 8221 que ya había masacrado a cinco personas (pero se sospechaba que había matado a docenas más) y, sin embargo, seguía prófugo.

En medio de este clima desestabilizado llegó el secuestro de Hearst. El secuestro en sí fue uno de los pocos casos en la historia moderna en que alguien tan rico y respetable como Hearst fue secuestrado, catapultando simultáneamente a un joven estudiante universitario y los movimientos contraculturales radicales de Estados Unidos a la prominencia nacional. Extendiéndose a lo largo de varios años, la Hearst & # 8220saga & # 8221 llegó a subrayar una brecha en la sociedad estadounidense, ya que las generaciones más jóvenes se desilusionaron cada vez más con un sistema político legado por sus mayores que aparentemente no estaban dispuestos a abordar la inestabilidad económica y social de la nación. .

El infame secuestro es ahora el tema del nuevo libro de Jeffrey Toobin & # 8217 America Heiress: La salvaje saga del secuestro, crímenes y juicios de Patty Hearst. (Hearst siempre ha odiado que la conozcan como & # 8220Patty, & # 8221, un apodo que originalmente le otorgó su padre y que la ha seguido desde entonces). El neoyorquino El escritor narra el secuestro y el caso criminal de Hearst y su vida de lam, ofreciendo nuevas perspectivas sobre esta historia verdaderamente mítica. A diferencia de los relatos anteriores sobre la historia de Hearst, Toobin interroga al estrellato criminal de Hearst a raíz del secuestro, y explora cómo, paradójicamente, se convirtió en una chica del cartel de la década, la contracultura desenfrenada y el sentimiento feroz contra el sistema, así como un & # 8220 criminal común & # 8221 que & # 8220 le había dado la espalda a todo lo que era saludable en su país. & # 8221

American Heiress: La salvaje saga del secuestro, los crímenes y el juicio de Patty Hearst

La saga de Patty Hearst destacó una década en la que Estados Unidos parecía estar sufriendo un colapso nervioso colectivo. Basándose en más de cien entrevistas y miles de documentos previamente secretos, American Heiress relata con emoción la locura de la época.

Patricia era la nieta del barón de los periódicos William Randolph Hearst, el fundador de una de las redes de periódicos más grandes de Estados Unidos y también la inspiración de Orson Welles & # 8217 Ciudadano Kane. Aunque Patricia nació en la dinastía Hearst, William Randolph dejó una parte considerable a cada uno de sus cinco hijos (incluido el padre de Patricia, Randolph), pero confió la mayor parte de la riqueza a los fideicomisarios de Hearst Corporation. Con solo 19 años, Hearst era una figura relativamente inocua, pero también una representación de la riqueza y las estructuras de poder que la contracultura quería usurpar.

La saga comenzó cuando un pequeño y poco conocido grupo guerrillero desorganizado llamado & # 8220Symbionese Liberation Army & # 8221 (SLA) eligió a Hearst, entonces un estudiante de segundo año en la Universidad de California, Berkeley, para secuestrar. Tenían la esperanza de que el secuestro no solo atraería la atención sobre la causa radical de su grupo, sino que la propia Hearst podría ser utilizada como moneda de cambio para liberar a excompañeros del SLA encarcelados en prisión. (El nombre & # 8220Symbionese & # 8221 se refería a la idea del grupo & # 8217 de & # 8220 simbiosis política & # 8221 en la que movimientos políticos segregados como la liberación gay y el marxismo trabajaron juntos en armonía para lograr fines socialistas). El 4 de febrero de 1974 , un grupo de cinco personas irrumpió en el apartamento de Hearst & # 8217s & # 8212 un lugar que descubrieron fácilmente después de consultar con la universidad & # 8217s registrador público & # 8212 blandiendo armas y arrojando amenazas violentas. Agarraron a Hearst y la metieron en la parte trasera de un automóvil robado mientras su prometido salió corriendo gritando y huyendo aterrorizado.


Tres días después, el SLA envió una carta a una estación de radio cercana de Berkeley anunciando que habían tomado a Hearst y ahora la tenían como rehén como & # 8220prisoner of war & # 8221, lo que provocó un frenesí mediático. La organización exigió que a cambio de su liberación, el padre de Patricia debe alimentar a toda la población de Oakland y San Francisco de forma gratuita, una tarea aparentemente imposible. Pero después de los intentos fortuitos de su familia de alimentar a toda el Área de la Bahía & # 8212 junto con dos meses de inconsistentes y extrañas comunicaciones políticas & # 8220 & # 233 & # 8221 del SLA & # 8212Hearst ella misma anunció al mundo que estaba haciendo lo inimaginable: estaba uniéndose a sus secuestradores en su campaña para causar disturbios políticos en Estados Unidos. Patricia adoptó el nombre & # 8220Tania & # 8221 y, entre otras actividades ilícitas, robó un banco con el SLA.

En un esfuerzo por demostrar su conversión completa y despertar el interés en su pelea, el SLA decidió robar un banco local, no solo porque necesitaban el dinero, sino también porque el robo en sí se grabaría en una cinta de vigilancia. Con evidencia visual de Hearst cometiendo delitos, podrían aprovechar eso para obtener más cobertura de los medios. A medida que más estadounidenses comenzaron a consumir noticias de la televisión y menos de los periódicos de la tarde o de la tarde, el SLA comprendió el impacto que tendrían las imágenes de las cámaras de seguridad.

Además, el vínculo simbólico de Hearst con la historia del periodismo estadounidense permitió a la SLA explotar la tendencia de los medios de comunicación a mirar el ombligo, monopolizar la cobertura de prensa en todos los formatos y convertir sus actividades delictivas en una sensación nacional.

Después de cruzar la nación con sus compañeros durante más de un año, Hearst fue finalmente capturada en septiembre de 1975, acusada de robo a mano armada. Su juicio se convirtió en un circo mediático: la legitimidad del & # 8220Síndrome de Estocolmo & # 8221, la condición psicológica en la que una víctima secuestrada comienza a identificarse estrechamente con sus captores, rápidamente se convirtió en el foco del proceso. (Toma su nombre de un caso de rehenes de un banco de alto perfil en Estocolmo un año antes, en el que varios de los empleados del banco y # 8217 estaban estrechamente vinculados con sus captores).

Los críticos de la defensa de Hearst & # 8217 & # 8220Síndrome de Estocolmo & # 8221 señalaron múltiples grabaciones de audio en las que Hearst aparentemente habló con calma y lucidez sobre su decisión de desertar, todo bajo su propio & # 8220 libre albedrío & # 8221. caso de libro de texto de la condición, solo se unió a sus secuestradores debido a la intensa tensión y trauma de su secuestro, deshaciéndose física y psicológicamente en un cautiverio tan aislado. Si actuó o no bajo coacción no influyó en el juez, con Hearst declarado culpable y sentenciado a siete años & # 8217 de prisión en 1976.

La deserción de Hearst y la posterior juerga criminal han ayudado durante mucho tiempo a consagrar su historia en la historia moderna de Estados Unidos. Para Toobin, hay relatos infinitamente contradictorios sobre la decisión real de Hearst de desertar, incluidas inconsistencias en su testimonio ante el tribunal y confesiones policiales. & # 8220Patricia afirmaría que su pasión por unirse era un subterfugio porque realmente creía que la verdadera elección era unirse o morir & # 8221, escribe.

Toobin señala cómo el secuestro fue tratado originalmente como un espectáculo de celebridades Patricia & # 8217s portadas de revistas dominadas por el rostro con titulares como & # 8220Heiress Abducted & # 8221, retratada como una socialité joven e inocente encarcelada por radicales incondicionales. Pero él argumenta que cuando ella desertó, pronto se transformó en un ícono para muchos estadounidenses jóvenes y desilusionados que llegaron a identificarse con sus escapadas contra el sistema y su deseo de deshacerse de la vida & # 8220corrupt & # 8221 en la que se había criado. que había crecido en el regazo del lujo & # 8212de hecho de una familia inmune a las muchas de las sombrías realidades económicas y políticas de la época & # 8212Hearst & # 8217s, la decisión de quedarse con sus secuestradores fue una transgresión profundamente simbólica, una que articuló la ira de tal manera muchos se sentían en contra del establecimiento estadounidense.


A diferencia del ya enorme cuerpo de escritos sobre el tema, el estudio de Toobin & # 8217 muestra una aguda conciencia de las tensiones subyacentes que operan en la cultura en general, muchas de las cuales ayudaron a moldear cómo el público estadounidense percibía el espectáculo. & # 8220 [La] saga quedó atrapada en la reacción contra la violencia y el desorden de la época & # 8221, escribe Toobin. Pero después de su captura después de haber huido, la opinión pública se inclinó significativamente en su contra. & # 8220En 1975, ya no era un símbolo de la inocencia herida, sino más bien de la juventud descarriada. & # 8221 Aunque Toobin no tuvo la participación de Hearst & # 8212 ella se negó a participar en el proyecto & # 8212, sin embargo, su historia conecta las fuerzas de la contracultura, Hearst & # 8217s identidad pública amorfa, y alienación que ni siquiera Hearst & # 8217s cuenta propia (publicado como & # 160Cada cosa secreta& # 160 en 1981) podría ofrecer.

Al igual que su estudio de O.J. Ensayo de Simpson, & # 160Por la carrera de su vida& # 160 (recientemente adaptado a la serie de televisión FX), Toobin trabaja con una estrategia similar, desempaquetando las paradojas de Hearst & # 8217s título de & # 8220 celebridad criminal & # 8221. De la misma manera que O.J. El juicio de Simpson se convirtió en un símbolo de las tensiones raciales de la década de 1990, representando el abismo entre las experiencias de los Estados Unidos blanco y negro; la historia del secuestro de Hearst luego actuó como un emblema de la década de 1970. Toobin subraya la desilusión generalizada y casi contagiosa de la década, que vio cómo las presiones ideológicas se trazaban a través de las percepciones del gobierno, la creciente inestabilidad económica y un movimiento de contracultura generalizado y cada vez más popular.

Pero a diferencia de O.J., Simpson, cuya imagen estrella ahora está indisolublemente ligada a sus crímenes violentos individuales, la imagen pública de Hearst en ese momento (y ahora) se considera menos personal y más indicativa de la psicosis de la época. Después de que el presidente Carter conmutó la sentencia de Hearst & # 8217 a 22 meses, evitó seguir siendo una figura pública, se casó con su guardaespaldas Bernard Shaw e intentó comenzar una vida normal fuera del centro de atención & # 8212, lo que es más importante, mucho más cerca de sus orígenes en Hearst que su SLA. escapadas. Publicó sus memorias en un intento de poner fin a una mayor atención a su caso y distanciarse de su celebridad criminal. El interés en Hearst se desvaneció cuando la década de 1980 dejó atrás muchos de los problemas de la década anterior.

Heredera americana& # 160sostiene que el secuestro fue en última instancia & # 8220 en gran medida una historia de Estados Unidos en la década de 1970 & # 8230 que proporciona indicios de lo que Estados Unidos se convertiría más tarde. & # 8221 Patricia & # 8220Patty & # 8221 Hearst se convirtió en una figura poco probable para la década. , no solo porque había experimentado públicamente un trauma impensable, sino también porque señaló simbólicamente fisuras en la vida estadounidense y tensiones que finalmente se convirtieron en señas de identidad permanentes de la época.

Sobre Nathan Smith

Nathan Smith es un escritor de cultura y tecnología. Su escritura ha aparecido en El Atlántico, Cableado y Forbes.


Recuerda cuando . Patty Hearst ocupó el centro del escenario en un robo a un banco

Cuando llegó un comunicado grabado de la heredera secuestrada Patricia Hearst el 3 de abril de 1974, no era lo que nadie esperaba.

Hearst había sido secuestrada de su apartamento en Berkeley, California, el 4 de febrero de 1974 por un grupo que se hacía llamar Symbionese Liberation Army (SLA).

Hearst fue retenida como "prisionera de guerra" hasta que las comunicaciones del grupo recibidas el 2 de abril de 1974 decían que pronto sería liberada.

Pero hubo un problema con ese mensaje.

La edición del 16 de abril de 1974 de The Home News, que muestra a Patricia Hearst participando en el robo del banco Hibernia en San Francisco el 15 de abril de 1974. (Foto:

Gracias a problemas de entrega, ese mensaje llegó un día tarde. Si hubiera llegado a tiempo, se habría recibido el 1 de abril, el Día de los Inocentes.

En el comunicado grabado el 3 de abril, Hearst anunció que había "elegido quedarse y luchar" en lugar de irse a casa.

En su autobiografía de 1982, "Every Secret Thing", coescrita por Alvin Moscow, Hearst escribió que la opción original que se le presentó era muy diferente: unirse al SLA o ser ejecutada.

Ahora que Hearst había hecho su declaración de lealtad al SLA, tenían que demostrar que ella era una verdadera convertida a su causa.

¡Al corriente!

Se ha publicado un enlace en su feed de Facebook.

Cortesía de Christopher Galluzzo

Cortesía del municipio de Montgomery

Cortesía de Make-A-Wish New Jersey

Cortesía del 4-H SACH Club del condado de Somerset

Cortesía de Weichert, Realtors

Cortesía de Tyler Cashman

Cortesía de Middlesex County College

Interesado en este tema? Es posible que también desee ver estas galerías de fotos:

Cinco miembros de la SLA entraron en la sucursal Sunset del Hibernia Bank en San Francisco el 15 de abril de 1974, sosteniéndola a punta de pistola.

El centro de atención en el banco fue Hearst.

Portada de The Courier-News del 16 de abril de 1974, que muestra a la víctima del secuestro Patricia Hearst participando en el robo del Banco Hibernia en San Francisco, California. (Foto:

El grupo se llevó más de $ 10,000. Dos transeúntes fueron baleados y heridos.

"Creo que esta es la primera vez en los anales de la historia legal que una víctima de secuestro aparece en medio de un robo a un banco", dijo el fiscal federal James L. Browning Jr. en un informe en Courier-News el 16 de abril. , 1974. "Si ella estuvo involucrada, la vamos a acusar de ladrona de bancos. De las fotografías se desprende claramente que pudo haber estado actuando bajo coacción".

Luego, EE. UU. El fiscal general William Saxbe tenía una opinión diferente.

El 17 de abril, Saxbe dijo en una conferencia de prensa en Washington que él personalmente pensaba que Hearst "no fue un participante reacio en este robo", según un informe del Courier-News del 18 de abril de 1974.

Se busca póster después del robo del banco Hibernia el 15 de abril de 1974 en San Francisco. (Foto: Brad Wadlow)

Saxbe calificó al SLA como un grupo de "delincuentes comunes" e incluyó a Hearst "como parte de ellos", según el informe.

Se emitió un "testigo material" para Hearst.

El agente especial del FBI a cargo del caso, Charles W. Bates, dijo que Hearst no fue acusada de robo a mano armada debido a la duda de que ella participó voluntariamente. Bates dijo que las fotografías del robo al banco sugirieron que dos miembros del SLA la apuntaron con sus armas durante todo el robo, según el informe.

Se busca póster para el robo del 15 de abril de 1974 del banco Hibernia en San Francisco. En la foto aparecen tres de los participantes del robo: Patricia Soltysik, Camilla Hall y Nancy Ling Perry. (Foto: Brad Wadlow)

Si bien el robo del Banco Hibernia fue noticia nacional, hubo otro atraco a un banco esa semana, mucho más cerca de casa.

Y el coche de la huida era un poco poco convencional.

El 17 de abril de 1974, un bandido contrató un taxi para su viaje y huida de un robo a un banco de 4.000 dólares en Bernards.

The Courier-News del 18 de abril de 1974. (Foto:

El FBI dijo que Albert Broderick, un paciente del Hospital de la Administración de Veteranos de Lyons, era el sospechoso del atraco de Somerset Hills y County National Bank en la sección Liberty Corner del municipio.

Mientras Broderick supuestamente robó el banco, la taxista, Mary Delitcher de Bernards, lo esperó sin saberlo en el estacionamiento del banco y luego lo llevó al centro de Plainfield.

La búsqueda del ladrón de Somerset Hills y County National Bank llegó a su fin el 19 de abril de 1974. Broderick entró en el cuartel general de la policía de Lyndhurst y se entregó, después de un vuelo de dos días de la ley que incluía un viaje a Texas y atrás, según un informe del Courier-News del 20 de abril de 1974.

Las autoridades tardaron un poco más en localizar a Hearst.

Pero, el 18 de septiembre de 1975, Hearst fue arrestado en 625 Morse St. en San Francisco.

Staff writer Brad Wadlow outside 625 Morse St. in San Francisco, where Patricia Hearst was arrested on Sept. 18, 1975, for her participation in The Hibernia Bank robbery on April 15, 1974. (Photo:

"We said, 'Don't move,' Patty said, 'All right,' and we placed her under arrest," said San Francisco police officer Tim Casey, according to a report in the Courier-News on Sept. 19, 1975. "I asked her if she was glad it was all over, and she just didn't say a word."

Bill and Emily Harris, the two of Hearst's surviving kidnappers (the rest had been killed in a 1974 shootout), were arrested at a separate location in San Francisco a little before Hearst's arrest took place.

Help MyCentralJersey continue to provide in-depth reporting like this. Find our latest subscription options and special offers here.

After a trial that would be called "the trial of the century," Hearst was sentenced to seven years in prison. Her sentence was commuted by President Jimmy Carter on Feb. 1, 1979, nearly five years to the day of her kidnapping.

Hearst received a pardon from President Bill Clinton on Jan. 20, 2001.

In addition to "Every Secret Thing" (later renamed "Patty Hearst: Her Own Story," to coincide with the release of the 1988 movie about her kidnapping), Hearst also wrote, with Cordelia Frances Biddle, "Murder at San Simeon," and has appeared in several movies directed by John Waters, including "Cry-Baby," "Serial Mom," and "Cecil B. Demented."

Brad Wadlow is Community Content Specialist for MyCentralJersey.com. To get unlimited access to his Pulitzer Prize-worthy work, please subscribe or activate your digital account today.

Read more articles and stay in touch with your local news by clicking here


The Rest Is History

THIS IS ABSOLUTELY CRAZY GET READY FOR SOME WEIRD STUFF HERE WE GO KIDS, I had to do some serious research to get all the facts for this week’s story straight, but we’re talking about how Patty Hearst got kidnapped and the court’s response. Think back to your days in America History class, remember that guy William Randolph Hearst the guy who pretty much invented mass media in America and controlled everything that was printed, so yeah that were flooded with CA$H. His son, Randolph Apperston Hearst, was the father of our star, Patty Hearst.

On February 4, 1974 Patty, at the age of 19 Patty was living with her fiance Stephen Weed in an apartment while attending UC Berkley. It was just a casual night, they were reading and chillin’ when there was a knock at the door, the fiance opened the door to a group of men who came into her apartment knocked out Weed and blind folded Hearst. She was then beat with a wine bottle, kidnapped, and trapped in a closet for 57 days.

Her captors were the Symbionese Liberation Army. They literally made up the word ‘Symbionese’ it doesn’t mean anything. Dictionary.com defines it as it is outlined in the groups manifesto “taken from the word symbiosis … a body of dissimilar bodies and organisms living in deep and loving harmony” I swear to God, google it and only her kidnapping shows up. Anyway, the SLA was a radical activist group led by Donald DeFreeze who had escaped from prison in 1973, It has been assumed it was a terrorist group established for the sole purpose of social revolution through violence, only two years before the kidnapping a bomb factory affiliated with the SLA was found by police and in November of 1973 the SLA shot and killed the superintendent of Oakland schools with bullets laced with cyanide.

So the SLA took pictures of Patty with machine guns, and sent pictures and voice recordings to her parents saying she was okay but they needed to help feed the poor, requesting $70 in food to be distributed for every person from Santa Rosa to Los Angeles.

PERO somehow the Hearsts could not afford that much, but they could afford $2 million. So they started distributing food to the poor throughout Oakland. The food was distributed by the Black Muslims, formerly run by Malcolm X, and turned into a riot more than 10,000 people showed up and fought over food. So the SLA demanded $6 million more, but the Hearst’s could not afford it, so they did not release Patty.

But here’s the cool part. When they let her out of the closet and took the off blind fold, she loved all of her captors. Classic Stockholm Sydnrome. Awesome. (But not really). Only two months after her kidnapping, a voice recording from Patty was leaked worldwide in which she claimed she had voluntarily joined the SLA and her new name was Tania. After that, she became involved in SLA criminal activity such as bank robbery and extortion.

Just before the tapes went out, she was seen having helped the SLA rob the Hibernia Bank in San Francisco. About a month later, on May 17th, the FBI was given the location of the SLA headquarters. The FBI raided and threw poisonous gas canisters into the home, killing DeFreeze and four other SLA members, but Patty was not in the house.

The heiress was eventually found by the FBI on September 18, 1975 and she was sentenced to 35 years in prison after being convicted for bank robbery. Thankfully, she was released in 1979 by Jimmy Carter who reduced her sentencing to less than 2 years and was pardoned by Bill Clinton in 2001.

Even though Patty had been raped, kidnapped, coerced, isolated and brainwashed she was still found guilty. The prosecution suggested Patty had had prior relationships with the SLA and had taken planned her own kidnapping. There is no evidence to support this theory.

This is an interview of Patty with Larry King, it’s kind of heart breaking hearing how the police did very little to help her, and even more they were actually trying to find reasons to arrest her.

This story shows the interesting establishment of cult culture beginning in the 70’s that have been a strange phenomenon in American culture for centuries, but gaining widespread support in the recent decades, along with ideas of psychological effects of kidnapping on hostages. But it also brings to light a juxtaposition in what we think of as the wealthy elite being pardoned for all crimes, yet Patty was still found guilty after obvious abuse.


Artifact of the Month

On the morning of February 4, 1974, a 19-year-old college student named Patty Hearst was kidnapped from her apartment in Berkeley, California by a group of armed men and women. This group of radical anarchist and extremist men and women from different walks of life called themselves the Symbionese Liberation Army (SLA). The SLA was attempting to instigate a guerrilla war against the U.S. government and had already shot two Oakland school officials, killing one and wounding the other.

The SLA knew that Hearst was from a wealthy, powerful family, and sure enough, the kidnapping made front-page national news and captured the interest of the American people.

The SLA began releasing audiotapes demanding money and food in exchange for Hearst’s release. In April 1974, the SLA released a tape in which Hearst claimed to have joined the SLA’s fight against the U.S. government herself. Days later, Hearst was caught on camera participating in a bank robbery with the SLA.

The January 2017 Artifact of the Month is the coat worn and gun brandished by Patty Hearst during that infamous SLA bank robbery.

To stop the SLA and find Hearst, the FBI launched a large-scale, agent-intensive investigation. Hearst and other SLA members went into hiding and were on the run until September 18, 1975, when FBI agents caught up with Hearst. She was charged with bank robbery along with other crimes and was found guilty and sentenced to seven years in prison. President Carter commuted Hearst’s sentence after two years, and she was later pardoned.


Patty Hearst kidnapped

On this day in 1974, Patty Hearst, the 19 year old daughter of newspaper publisher Randolph Hearst, is kidnapped from her apartment in Berkeley, California, by two black men and a white woman, all three of whom are armed. Her fiancé, Stephen Weed, was beaten and tied up along with a neighbour who tried to help. Witnesses reported seeing a struggling Hearst being carried away blindfolded, and she was put in the trunk of a car. Neighbours who came out into the street were forced to take cover after the kidnappers fired their guns to cover their escape. Three days later, the Symbionese Liberation Army (SLA), a small U.S. leftist group, announced in a letter to a Berkeley radio station that it was holding Hearst as a "prisoner of war."

Four days later, the SLA demanded that the Hearst family give $70 in foodstuffs to every needy person from Santa Rosa to Los Angeles. This done, said the SLA, negotiation would begin for the return of Patricia Hearst. Randolph Hearst hesitantly gave away some $2 million worth of food. The SLA then called this inadequate and asked for $6 million more. The Hearst Corporation said it would donate the additional sum if the girl was released unharmed.

In April, however, the situation changed dramatically when a surveillance camera took a photo of Hearst participating in an armed robbery of a San Francisco bank, and she was also spotted during a robbery of a Los Angeles store. She later declared, in a tape sent to the authorities, that she had joined the SLA of her own free will. On 17 May, Los Angeles police raided the SLA's secret headquarters, killing six of the group's nine known members. Among the dead was the SLA's leader, Donald DeFreeze, an African American ex-convict who called himself General Field Marshal Cinque. Patty Hearst and two other SLA members wanted for the April bank robbery were not on the premises.

Finally, on 18 September, 1975, after crisscrossing the country with her captors - or conspirators - for more than a year, Hearst, or "Tania" as she called herself, was captured in a San Francisco apartment and arrested for armed robbery. Despite her claim that she had been brainwashed by the SLA, she was convicted on 20 March 1976, and sentenced to seven years in prison. She served 21 months before her sentence was commuted by President Carter. After leaving prison, she returned to a more routine existence and later married her bodyguard. She was pardoned by President Clinton in January 2001.


Ver el vídeo: PATTY HEARST, la secuestrada que se convirtió en terrorista


Comentarios:

  1. Ap Owen

    Es una idea simplemente magnifica

  2. Sanos

    Lo siento, pero creo que estás equivocado. Puedo defender mi posición. Envíeme un correo electrónico a PM, hablaremos.

  3. Colman

    Hay algo parecido?



Escribe un mensaje