Kamiros

Kamiros


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Kamiros (Kameiros) era una ciudad antigua en la isla de Rodas, cuyas ruinas incluyen una acrópolis. Las excavaciones han revelado una historia larga y diversa en Kamiros, incluido un templo de Atenea que data del siglo VIII a. C.

Dos veces destruido por terremotos (en 226 a. C. y 142 a. C.), los principales restos de Kamiros datan del período helenístico, aunque también son visibles algunos elementos clásicos. La ciudad helenística se construyó en tres niveles con varios edificios y monumentos que incluyen un ágora, una fuente dórica, un embalse y una stoa.

Kamiros, situado en la costa noroeste de Rodas, al otro lado de la isla de las playas más populares, bien merece una visita. Es fácilmente accesible en coche y está menos concurrida que la acrópolis más conocida de Lindos. A diferencia de Lindos, la antigua ciudad de Kamiros no ha sido superpuesta por una ciudad moderna, por lo que su geografía permanece visible para el visitante.

La acrópolis ofrece unas vistas fabulosas del mar hasta la costa de Turquía, y debajo, razonablemente bien conservados, se encuentran los restos de una ciudad con todas sus comodidades antiguas. Si tiene un automóvil y está preparado para explorar el lado menos turístico de la isla, verá un paisaje impresionante, incluida la montaña más alta de Rodas, que se alza a más de 1000 m, y la región productora de vino de la isla, Embonas.


Kamiros antiguo

Kamiros fue una de las tres grandes ciudades antiguas de Rodas que alcanzó su apogeo en los siglos VI y V a.C., gracias a su desarrollada economía agrícola. Las ruinas de la ciudad y la necrópolis vecina fueron descubiertas en 1859 en lo que a lo largo de los siglos se había convertido en una zona boscosa. Sus grandes edificios públicos, el Ágora, templos, residencias privadas y la Acrópolis en la cima de la colina, son testigos del glamour y la riqueza de la antigua Kamiros.

A raíz de la fundación de la ciudad de Rodas en 408 a. C., Kamiros comenzó a declinar, aunque permaneció habitada hasta el reinado del emperador bizantino Justiniano. Kamiros fue el hogar de los grandes poetas Peisandros y Anaxandrides. Es un sitio arqueológico muy importante, ya que el antiguo pueblo se conserva en excelentes condiciones.

Los restos del recinto y el pabellón de un templo de la diosa Atenea Kamirada se encontraron en la acrópolis de Kamiros. Se han conservado el sistema de alcantarillado de la ciudad y una gran cisterna de agua. Kamiros fue construido en niveles. Sus casas pertenecen a la época helenística tardía y romana.

Importantes hallazgos de la zona adornan ahora las colecciones del Museo Británico y el Louvre, mientras que solo unos pocos, como la famosa lápida de Krito y Timarista, de finales del siglo V a.C., se encuentran en el Museo Arqueológico de Rodas.


Acrópolis y templo de Athena Kameiras (Nivel 1 - cima de la colina)

El templo de Athina: Los restos del templo de Athina. Solo ha sobrevivido su fundación, era un peripteral tetrástilo con pórticos en los cuatro lados, estaba rodeado por un peribolos. La Stoa helenística: Los restos de las dos filas de columnas dóricas de la Stoa helenística. La Stoa tenía la forma de la letra griega Π y medía 200 metros / 700 pies de largo. La Cisterna Arcaica: (Reserva de agua). Una construcción rectangular revestida de yeso. Tuberías de terracota y dos aberturas con cubiertas de piedra en el fondo servían para llevar el agua al asentamiento. La Cisterna Arcaica: (Reserva de agua). Tenía una capacidad suficiente para 300-400 familias, los escalones a los lados facilitaban el acceso para limpiar el reservorio, que estaba tapado. Data de los siglos VI-V. ANTES DE CRISTO.

Los monumentos antiguos y medievales de Rhode cuentan la historia de una isla apreciada por todos.

Rodas es uno de los destinos griegos más encantadores que los visitantes de hoy pueden seleccionar. En esta singular isla, uno se encuentra cara a cara con El pasado más reciente de Grecia, donde el comienzo más apropiado para cada "historia" contada por una torre medieval, un minarete altísimo, a almenado pared o una puerta de entrada arqueada marcado con un emblema heráldico parece ser "Érase una vez en Rodas ..." No todos los rastros arquitectónicos o arqueológicos revelan una existencia perfecta de cuento de hadas, pero estos contrastes hacen que nuestra comprensión sea aún más realista.

Por todas partes hay signos de la lucha de los rodios con la guerra, su necesidad de vigilancia constante y el implacable paso del tiempo. Simultaneamente, fuerza, prosperidad, elegante extranjero influencia y autoridad rodiana de gran alcance también son evidentes.

Esta es una isla rica en recursos, estratégicamente ubicada, cuyo paisaje y arquitectura urbana permanecen entrecruzados con los vestigios de múltiples culturas, desde el comercio Minoicos y Micénicos en la Edad del Bronce, a través de los despóticos persas en la era clásica, a los codiciosos imperios de la Romanos, Bizantinos, Cruzados Otomanos e incluso moderno, italianos anteriores a la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo, Rhodes no siempre estuvo sujeto a poderes externos: después de liberarse de el agarre de Atenas, que había dominado el Egeo en el quinto c. antes de Cristo, y antes de la invasión de los romanos, Rodas alcanzó un cenit extraordinario durante Helenístico veces (4º-2º c. antes de Cristo). Se convirtió en un gigante marítimo autónomo que esencialmente dominaba los mares. en el mediterráneo oriental a través de su enorme flota de buques mercantes y ampliamente respetado código de leyes marítimas.

Alivio de una "triimiolia", símbolo del poder naval rodio, tallada en 180 a. C. por el famoso escultor Pythokritos en una pared de roca en la base de la acrópolis de Lindos. La triimiolia era un tipo típico de buque de guerra rodiano de la época, que combinaba las cualidades de un trirreme con una goleta (hemiolia).

Alivio de una “triimiolia”, símbolo del poder naval rodio, tallada en 180 a. C. por el famoso escultor Pythokritos en una pared de roca en la base de la acrópolis de Lindos. La triimiolia era un tipo típico de buque de guerra rodiano de la época, que combinaba las cualidades de un trirreme con una goleta (hemiolia).

Navegación temprana

Dondequiera que uno mire, ya sea en el puerto fortificado de la ciudad de Rodas o entre los asentamientos ancestrales, castillos y torres de vigilancia que rodean las costas, Rodas " relación atemporal con el mar es claro.

Naturalmente, como isla, Rodas fue primero ocupado por la gente de mar: Viajeros neolíticos del VI milenio antes de Cristo, que trajeron consigo, o adquirieron localmente a través del comercio marítimo, obsidiana volcánica y otra bienes extranjeros desde islas vecinas o áreas continentales, tanto cercanas como lejanas. Típico de Rodas Sitios de la Edad de Piedra son los refugios rocosos del noreste Región de Kalythies, incluyendo Cueva de Erimokastro, donde los arqueólogos descubrieron los huesos fosilizados de elefantes enanos.

Cueva Aghios Georgios (5300 aC-4000/3700 ​​aC) contenido hueso o herramientas de piedra tallada y piedra muelas usado para cosecha y Procesando cereales, carne y otra alimentos. También se encontraron conchas de moluscos, huesos de peces, fauna silvestre (ciervos, liebres, zorros, aves) y animales domésticos (ovejas, cabras, vacas, cerdos), cuencos de cerámica y espirales de huso para tejer.

En total, parece los primeros rodios fueron agricultores, pescadores, cazadores y artesanos quienes migraron alrededor de la isla dependiendo de la temporada y la disponibilidad de recursos alimenticios.

El auge de las ciudades

Desde los primeros tiempos, la gente se estableció principalmente en el norte de Rodas y a lo largo de sus costas orientales, un patrón general que continuó a lo largo de la historia de la isla. El primer asentamiento protourbano era Asomatos (2400/2300 aC-2050/1950 aC), a noroeste, Sitio costero de la Edad del Bronce Antiguo, donde los edificios pequeños y grandes, algunos con hogares y trasteros, cubrían un área de solo unos 100 metros cuadrados.

Durante la Edad del Bronce Final, como Minoico y Micénico inmigrantes llegados, ciudades más grandes, referenciadas en La Ilíada de Homero, surgió en Ialysos (moderno Trianda), Kamiros y Lindos, que se convirtió en el escenario de las grandes ciudades fundadas por Dorian de Arcaico, Clásico y Rodas helenística.

En el 408 a. C., los tres comunidades principales unieron fuerzas para crear una nueva ciudad-estado en la ciudad de Rodas, que, algunos 2.500 años después, todavía sigue siendo la capital y nervio central de la isla.

Cabeza de mármol de Helios, el dios del sol, la deidad principal de los rodios. Obra representativa del barroco rodio, destaca especialmente por su expresividad (s. II a. C., Museo Arqueológico de Rodas). Cabeza de mármol de Helios, el dios del sol, la deidad principal de los rodios. Obra representativa del barroco rodio, destaca especialmente por su expresividad (s. II a. C., Museo Arqueológico de Rodas). El Grupo Laocoonte, una maravillosa obra de escultura rodiana (siglo I a. C.-I d. C.), que influyó mucho en Miguel Ángel y otros escultores del Renacimiento. Creado por tres artistas rodianos, Agesander, Polydorus y Athenodorus. Los stands originales en el Vaticano (Museo Pio Clementino) se exhibe un molde de yeso en el Palacio del Gran Maestre en Rodas.

El Grupo Laocoonte, una maravillosa obra de escultura rodiana (siglo I a. C.-I d. C.), que influyó mucho en Miguel Ángel y otros escultores del Renacimiento. Creado por tres artistas rodianos, Agesander, Polydorus y Athenodorus. Los stands originales en el Vaticano (Museo Pio Clementino) se exhibe un molde de yeso en el Palacio del Gran Maestre en Rodas.

Fama de gran alcance

Mitológicamente, Se decía que Rhodes tenía emergió de el mar como regalo de Zeus para Helios, dios del sol, cuya esposa, Rhodos, hija de Poseidón, le dio a luz siete hijos. Tres de los nietos de Helios, Ialysos, Kamiros y Lindos, fueron los héroes epónimos de las principales ciudades de la isla. Además, el Telchines, inventores semidivinos de la herrería, mantuvieron un taller en Rodas, un lugar elogiado por Píndaro y ampliamente conocido por su arte supremo, especialmente en la escultura de bronces - personificado por el legendario Coloso de Rodas.

Plinio atribuyó la famosa estatua de mármol "Laocoonte y sus hijos" a los artistas de Rhodian Agesander, Polidoro, y Atenodoro. La victoria alada (Nike) de Samotracia también puede haber sido producido por este trío, o por Pythokritos de Lindos.

Rhodes fue igualmente famoso como centro de la filosofía, retórica y literatura. Prominente filósofos y retóricos que se originaron o frecuentaron la isla incluidos Eudemos (Rodas) Aeschines (Atenas) Panaitos (Lindos) Posidonio, Apolonio Malakos y Molon (Asia Menor). Entre los estudiantes conocidos que asistieron aquí estaban Julio César y Cicerón.

Hoy en día, la supervivencia y la disposición habitual de Obras de Aristóteles se acreditan en gran medida a Andrónico de Rodas (1er c. antes de Cristo). Cleobulina de Lindos (California. 550 a. C.) es recordada como filósofa, poetisa y escritora de acertijos Apolonio Rodio escribió el poema épico Argonáutica y Posidonio, los Filósofo estoico convertido en peripatético y uno de los más grandes pensadores de la antigüedad, también investigó, enseñó y escribió sobre física, geografía, historia y muchos otros temas.

Ciudad de Rodas

El amurallado casco antiguo medieval es realmente una vista impresionante. Los visitantes deben tener suficiente tiempo para explorar sus amplias avenidas y estrecho, laberíntico paseos. Desde una perspectiva arqueológica antigua, hay pocos restos visibles in situ para asimilar, aparte de los cimientos de un templo de Afrodita (3er c. antes de Cristo), justo dentro del Puerta de la libertad, y restos ocasionales de la ciudad Fortificaciones bizantinas. En su apogeo, Rodas también poseía santuarios de Deméter, Artemisa, Asclepio, Dionisio y otras deidades.

Una atracción estrella es el Museo Arqueológico. Desde el momento en que ingresas al patio de este Siglo XV edificio - construido por los Caballeros de San Juan como su Hospital: estás en otro mundo, pasando por debajo de techos abovedados, subiendo escaleras de piedra y examinando una vasta disposición de artefactos presentados en numerosas cámaras.

Aquí se pueden ver los descubrimientos de italiano y Excavaciones griegas a Ialysos, Kamiros, Lindos, Ciudad de Rodas y sitios más pequeños: cerámica, joyería, escultura y figuritas compita por su atención con estelas de tumbas y mosaicos en el suelo que representan figuras mitológicas vivas, como Eros sobre un delfín o Belerofonte montando a Pegaso a punto de atacar a Quimera.

Ruinas en el sitio arqueológico de Kamiros, una de las tres ciudades-estado fundadas por los colonos dorios de Rodas. La gente de Kamiros vivió y prosperó a través de la producción agrícola.

& copy Clairy Moustafellou, Ministerio de Cultura y Deportes / Ephorate of Antiquities of the Dodecanese

Ruinas en el sitio arqueológico de Kamiros, una de las tres ciudades-estado fundadas por los colonos dorios de Rodas. La gente de Kamiros vivió y prosperó a través de la producción agrícola.

& copy Clairy Moustafellou, Ministerio de Cultura y Deportes / Ephorate of Antiquities of the Dodecanese

Estas últimas exhibiciones se encuentran en un patio fresco y sombreado adornado con fragmentos escultóricos y arquitectónicos, un estanque de peces tranquilo y dos fuentes de agua gorgoteando. Junto a este agradable refugio se encuentran las excelentes nuevas Prehistórico Galería, el informativo Colección epigráfica y una reconstrucción del siglo XVIII / XIX. Residencia otomana - todos ubicados dentro del antiguo siglo XV Mansión Villaragut (ahora parte del museo).

Pequeñas exhibiciones de artefactos antiguos y una magnífica serie de coloridos Mosaicos romanos - traído a Rodas desde Kos por los italianos - también se puede ver en el restaurado Palacio del Gran Maestre.

Al oeste de la ciudad amurallada, la antigua acrópolis en Monte Herrero - una enorme, en su mayoría sin excavar reserva arqueológica de unos 12.000 metros cuadrados. - Vale la pena una visita. Allí, además de las vistas panorámicas, se encuentran monumentos del 3º y 2º c. antes de Cristo, incluido un estadio restaurado, anteriormente flanqueado por un gimnasio y Biblioteca un odeón reconstruido y el templo dórico de Apolo Pythios, parcialmente re-erigido por los italianos antes de 1943, pero ahora encerrado en un andamio en descomposición.

En dos lugares al norte son grandes tambores de columna y bloques de entablamento que marcan el sitio de la Templo dórico de Atenea Polias y Zeus Polieus, protectores de la ciudad, y un intrigante complejo subterráneo de habitaciones interconectadas talladas en el lecho de roca (el "Nymphaia”), Donde adoraban los antiguos rodios. En honor a Helios, después del 408 a. C. su principal deidad, la gente de Rodas también organizó un festival cada cuatro años, el Halieia, que incluía competencias atléticas en el estadio. Las excavaciones han revelado que la ciudad helenística se desarrolló en un plan cuadriculado Hippodamean.

El antiguo odeón de la colina de Monte Smith (siglo II a. C.). Tenía capacidad para unas 800 personas y se cree que sirvió como lugar para eventos musicales y como lugar de exposición y enseñanza para los famosos oradores de Rodas.

& copy VisualHellas.gr, Ministerio de Cultura y Deportes / Ephorate of Antiquities of the Dodecanese

El antiguo odeón de la colina de Monte Smith (siglo II a. C.). Tenía capacidad para unas 800 personas y se cree que sirvió como lugar para eventos musicales y como lugar de exposición y enseñanza para los famosos oradores de Rodas.

& copy VisualHellas.gr, Ministerio de Cultura y Deportes / Ephorate of Antiquities of the Dodecanese

Ialysos

El complejo de sitios que compone antiguo Ialysos cuyo Asentamiento de finales de la Edad del Bronce fue uno de los centros más importantes en el Dodecaneso, ahora se encuentra en gran parte oculto en medio del desarrollo moderno. Elevándose por encima de la llanura costera, sin embargo, se La antigua acrópolis de Ialysos sobre Monte Filerimos, la vista desde la cual es insuperable. Un camino sinuoso asciende a su cumbre, ocupado por una fuente-casa de fachada dórica (4º c. antes de Cristo) un anfipróstilo Templo dórico de Atenea (3a / 2a C. antes de Cristo) las ruinas de un Iglesia cristiana primitiva (5to / 6to c. ANUNCIO) y un Capilla del monasterio bizantino (10o / 11o c.) una fortaleza bizantina (11º c.) la pequeña capilla medieval de Aghios Georgios Chostos y un monasterio reconstruido de los Caballeros Hospitalarios (Siglo XIV), cuya iglesia gótica tiene un campanario característico.

Durante mucho tiempo un objetivo de interés arqueológico, Ialysos fue explorado por primera vez en 1868-1871 por Sir Alfred Biliotti, El vicecónsul de Gran Bretaña, que desenterró tumbas en la colina de Moschou Vounara conteniendo cerámica y joyasel primero conocido Colección micénica en el mundo, precediendo incluso De Heinrich Schliemann descubrimientos en Micenas1876). Investigaciones posteriores de principios del siglo XX por italiano y, más recientemente, por eruditos griegos (desde 1978) han demostrado que el área de Ialysos estaba ocupada fde la Edad del Bronce Medio a través de al menos Tiempos clásicos.

Mt Filerimos sirvió como santuario de cumbres, antes de su reocupación en el Era proto-geométrica (desde ca. 1050 a. C.), mientras que asentamientos y cementerios se establecieron a su sombra. La gran ciudad de la Edad del Bronce Final, comparable a Akrotiri en Santorini, floreció California. 1600 aC-ca. 1300 a. C., sirviendo primero a los minoicos, luego a los micénicos como una importante estación comercial y puerta de entrada marítima entre el Egeo y el Este. Ialysos arcaico-clásico adyacente era el hogar al famoso boxeador olímpico Diagoras de Rodas.

Kamiros

Las extensas ruinas de Kamiros, Sur oeste de Ialysos, ocupan una ladera con vistas al mar y a las montañas de cercana Asia Menor. Aunque la mayoría de los restos en esta ciudad planificada en cuadrícula fecha fde la época helenística-romana, con alguna presencia cristiana primitiva, se encuentran Tarde Bronce La edad y Geométrico fecha revelan que el sitio fue ocupado por primera vez en el siglo XIV antes de Cristo, luego reasentado en el noveno c. antes de Cristo, como un santuario en la cima de una colina para Athena Kameiras.

La ciudad prosperó en el 7o-6o C. ANTES DE CRISTO, experimentó un período de reconstrucción después de un terremoto en el 226 a. C., luego disminuyó gradualmente, instigado por otro terremoto en el 142 a. C.. Kamiros era conocido por su épica poeta Peisandro (California. 648 a. C.), quien describió por primera vez Heracles vistiendo piel de león, y como la primera ciudad de Rodas en acuñar su propias monedas (6to c. antes de Cristo).

Excavaciones por Biliotti (1852-1864) y los Italianos (desde 1928) expuesto tres distritos principales: los ágora, con un templo de Pythian Apolo (3er c. antes de Cristo), dos santuarios y dos baños públicos una zona residencial en ascenso de casas con patio densamente pobladas que recuerdan a las en Delos, separados por estrechas calles laterales y una amplia avenida central y la acrópolis de tres terrazas, adornadas con un inusualmente largo (204m) Stoa dórica (pasarela cubierta con columnas o albergue de visitantes 3er c. antes de Cristo) y un templo dórico de Atenea (3er c. antes de Cristo) instalado sobre un clásico anterior. Debajo de la estoa, una enorme Embalse de la era arcaica se descubrió que originalmente se llevó a cabo 600 metros cúbicos de agua, suficiente para varios cientos de hogares.

El templo dórico de Atenea, construido ca. 300 a. C. en el punto más alto de la acrópolis de Lindos, en lugar de un templo anterior.

& copy Perikles Merakos, Ministerio de Cultura y Deportes / Ephorate of Antiquities of the Dodecaneso

El templo dórico de Atenea, construido ca. 300 a. C. en el punto más alto de la acrópolis de Lindos, en lugar de un templo anterior.

& copy Perikles Merakos, Ministerio de Cultura y Deportes / Ephorate of Antiquities of the Dodecaneso

Lindos

los acrópolis de lindos, quizás el lugar más pintoresco de Rodas, sobresale del mar, flanqueado por dos puertos naturales. La región circundante estaba habitada desde los primeros tiempos, aunque la evidencia arqueológica en la acrópolis misma hasta ahora solo ha atestiguado el uso de principios en el noveno c. antes de Cristo. Adoración local de Atenea Lindia condujo al desarrollo del promontorio en un santuario formal, con un sexto c. BC templo dórico anfipróstilo, posteriormente reconstruido ca. 300 AC.

Una entrada monumental (propylon), instalada casi al mismo tiempo, siguió por una elegante stoa dórica, también adornó el sitio, mientras que un teatro con veintiséis niveles de asientos se puede ver tallado en ladera occidental de la colina. Al pie de la empinada escalera helenística que accede a la puerta de la ciudadela, un relieve esculpido en la cara de la roca vertical por los renombrados Pythokritos (principios del 2do c. antes de Cristo) representa una antigua triimiolia y recuerda el antiguo poderío marítimo de los indios.

Restos romanos en la acrópolis incluir tLa estoa iónica de Psythiros (2º c. ANUNCIO) y un Templo de la era de Diocleciano (finales del C. ANUNCIO). Defensas militares de Lindos datan de al menos la era helenística, pero se aumentaron primero por los bizantinos y luego por los Caballeros Hospitalarios, quien fortaleció el castillo sobre la roca con muros almenado y cuatro grandes torres (Siglo XIV). Se reutilizaron cuevas, elaboradas tumbas familiares y otros sitios alrededor de la acrópolis. para numerosos cristianos primitivos y Iglesias bizantinas.

Las excavaciones en Lindos fueron realizadas inicialmente por arqueólogos daneses. (1902-1905), que los italianos continuaron antes de la Segunda Guerra Mundial, junto con extensas restauraciones. Las autoridades culturales griegas han llevado a cabo restauraciones menos ambiciosas pero más precisas. (1985-2008).

Por las costas

Aunque muchos visitantes optan por concentrarse en los principales sitios históricos de Rodas, vale la pena considerar un recorrido por la costa de la isla, contemplando la enorme variedad de otros importantes restos escénicos. Los más evocadores son los castillos en ruinas, generalmente encaramado en riscos escarpados, incluidos los de Kritinia, Monolitos, Asklipio y Farakleos. La campiña de Rhodian es diversa e impresionante, con lugares históricos en cada curva, a menudo señalizados con etiquetas intrigantes como el "Antigua fábrica de seda" al este de Kattavia.

El extremo sur de la isla es otro mundo: abierto, relativamente tranquilo y con una de las playas de arena más grandes imaginables, conectando Prasonisi Isleta al continente de Rodas. Justo a su lado, el asentamiento fortificado de Vroulia (7o-6o c. antes de Cristo), facilitado para los visitantes con financiación de la UE, yace casi olvidado, a la espera de más apoyo gubernamental antes de abrirse al público. En la costa este, la cima de la montaña Siglo XVI monasterio de Tsampika, con su vista panorámica del mar de Rodas, también vale la pena el viaje.


Destinos: Ancient Kamiros

Kamiros es un destino para los amantes de la historia y la arqueología, a 32 km de la ciudad de Rodas. El distrito de Kamiros contiene las ruinas de la ciudad helenística de Kamiros (fundada alrededor del siglo III a.C.), que creó junto con los antiguos Ialyssos y Lindos la gran ciudad-estado de Rodas, fundada por los dorios en el siglo X a.C. El sitio corre dramáticamente hacia un acantilado que domina el mar. En lo alto se encuentran las columnas de su acrópolis, el Templo de Atenea Kameirados, que se enrosca bajo tierra, son los sistemas de agua de 3.500 años de antigüedad, muchos pisos y paredes de casas antiguas.
Se sabe que el terremoto del 226 a. C. destruyó la ciudad clásica y probablemente el templo clásico de Atenea Kameiras. Posteriormente, el terremoto del 142 a. C. destruyó la ciudad por segunda vez. El antiguo Kamiros fue excavado principalmente durante la ocupación italiana entre 1912 y # 8211 1943. Muchos de los descubrimientos del antiguo Kamiros se encuentran ahora en el Louvre, el Museo Británico y el Museo Arqueológico de Rodas.


Antiguos Kamiros y Filerimos | RHR9

Recuerde que tiene hasta 2 días antes de la fecha de su salida para comprar sus excursiones en tierra Azamara® en línea. Si está dentro de los 2 días, deberá comprar sus excursiones en tierra a bordo.

* Los precios son representativos, están sujetos a cambios y disponibilidad y varían según la navegación. Los recorridos, las fechas y los horarios de los recorridos están sujetos a cambios y disponibilidad. Se requiere un número de reserva de crucero y al menos un pago de depósito para comprar un tour. Los tours se pueden comprar en línea o llamándonos hasta cuatro días antes de la fecha de salida del crucero. Después de ese tiempo, los tours deben reservarse a bordo.

Los tours comprados antes de la fecha de salida del crucero se cargarán a su tarjeta de crédito en la misma moneda que su reserva de crucero. Los recorridos comprados a bordo se cargarán en dólares estadounidenses a su cuenta KeyCard. Los tipos de cambio se determinan mediante un programa de precios competitivo.

Los proveedores de arreglos turísticos son contratistas independientes y no actúan como agentes de representantes o Azamara. En ningún caso Azamara será responsable de ningún accidente o daño al pasajero, que ocurra como resultado de cualquier acto, omisión o negligencia de cualquier contratista independiente.


Kamiros

En 1929, se descubrieron involuntariamente tumbas antiguas a lo largo de la pendiente cóncava que una vez albergó a Kamiros. Así se descubrió la ciudad antigua y comenzaron las excavaciones. La parte inferior de las ruinas contaba con lo que se ha considerado como uno de los mejores ejemplos de un antiguo barrio griego, mientras que la mitad superior de la ciudad estaba dominada por la impresionante acrópolis de la ciudad. El siglo VI a.C. La cisterna que ocupa el punto más alto de la ciudad y los restos del templo de Athena Kamiros se encuentran entre los aspectos más destacados de la ciudad. Dirígete a la impresionante stoa del siglo III ubicada detrás de la cisterna para disfrutar de unas vistas panorámicas incomparables de las ruinas.


Una escapada mágica a la isla egea de Halki

El impresionante puerto de Halki. Crédito: Fotini Maltezou.

Lejos de la frenética vida cotidiana de las ciudades actuales, Halki es un remanso de paz y un remedio natural para la ansiedad. Rara vez verá un automóvil circulando que no sea el autobús local. Sus aguas color esmeralda, su incomparable pintoresquismo, las idílicas playas, la combinación de montaña y mar, su historia y cultura son características únicas.

Era por la tarde cuando entramos en el puerto de Halki dejando justo detrás de nosotros las dos pequeñas islas de Nisos y Krevvati. Al fondo, el asentamiento de Nimborios, construido anfiteatricamente al pie de una colina, se asemejaba a un cuadro en tonos pastel mientras el sol hacía sus últimos intentos de zambullirse en el puerto. En lo alto de la colina, los tres molinos de viento en fila parecían posar ostentosamente como adornos.

Puede llegar a Halki en un barco local desde Kamiros, la cala ubicada en el extremo occidental de Rodas. Este viaje es bastante corto ya que solo 6 km de mar separan las dos islas. Los itinerarios se realizan varias veces al día. Un gran velero, dominado como una enorme ballena marina en la pequeña bahía con las velas arriadas. Nunca había visto algo así antes. Cuando lo pasamos, logré leer su nombre: "Halcón Maltés". Sus tres enormes mástiles verticales sostenían muchas antenas horizontales. Todo este complejo de metal estaba dorado al cruzarse con los rayos del sol de la tarde.

Por curiosidad, busqué en Google y me enteré de que se considera uno de los superyates más lujosos y de última generación. Tiene 88 metros de largo y puede cruzar el Atlántico en diez días. Sus velas abiertas tienen una superficie de 2400 metros cuadrados mientras que sus tres mástiles autónomos y giratorios tienen 58 metros de altura cada uno. Su propietaria es Elena Ambrosiadou, gestora de fondos de cobertura de IKOS Asset Management, en Chipre.

Los colores increíblemente vivos que adornan la remota isla de Halki. Crédito: Fotini Maltezou.

Acercándose al puerto, se veían claramente las mansiones de dos pisos del siglo XIX de los viejos esponjas. Las casas estaban alineadas a lo largo del puerto y sus techos de tejas de cerámica y sus alargadas ventanas rectangulares de madera se podían ver desde la distancia. Con mi lente fotográfica capturé sus tonos de color únicos, como ocre, oliva, fucsia, albaricoque, tal como se revelaban ante mis ojos. El marco se completó con los coloridos barcos de madera en el paseo marítimo y sus ondulados reflejos en el agua.

Mientras caminaba por el muelle, vi el campanario de la Iglesia de Agios Nikolaos dominando el puerto.

Un pescador ocupado desenredando su red de pesca. Crédito: Fotini Maltezou.

Algunos ancianos de la isla se sentaron en taburetes alrededor de un pequeño macizo de flores, desenredaron sus redes, otros separaron la cosecha de pequeños camarones, un manjar local.

Luego seguimos a la señora que nos recibió cuando llegamos y cruzamos el patio de la iglesia de Agios Nikolaos, pavimentado con un hermoso mosaico, antes de llegar a nuestro pequeño hotel.

Buzos de esponja de Halki

La vista desde nuestra terraza fue única e inolvidable. La misma fue la primera inmersión directa al mar desde un espacioso patio terraza en el nivel inferior del edificio, donde se encuentra el amarre.

Allí, en los viejos tiempos, los esponjas solían acercarse con botes y cintas de correr y descargar sus mercancías cuando regresaban de la "caza" de la esponja. Esta terraza se llamó & # 8216snow & # 8217 porque las esponjas estaban & # 8216snowed & # 8217 allí. Fue un proceso de blanqueamiento que mejoró el producto y lo hizo atractivo para los gustos de las damas de la época que lo usaban para su cuidado diario.

Las esponjas abundaban en las orillas del Mediterráneo y las esponjas llegaban hasta las costas de África para recolectar esta especie animal, por lo demás humilde, como señaló Aristóteles por primera vez.

En los primeros años la profesión era muy dura y peligrosa, una & # 8220misión imposible & # 8221. Poco a poco, la modernización y el uso de dispositivos especiales llevaron a la sobrepesca de las esponjas y la deforestación de los fondos marinos con el resultado de que la actividad disminuyó. En ese momento, muchos patrocinadores emigraron a Tarpon Springs, Florida, donde establecieron una lucrativa industria de esponjas, y todavía están activos en la actualidad. Los halkitas en Tarpon Springs, conocidos como & # 8220 la isla griega de los Estados Unidos & # 8221, nunca olvidaron a Halki. A través de sus donaciones, se renovaron muchos edificios y se creó la infraestructura. Otros inmigrantes locales en Weirton, West Virginia, EE. UU., Donaron el gran reloj a la isla.

Como en un barco, amarrado en tierra

Disfrutar de una rodaja de sandía, un melocotón y un zumo fresco en la terraza superior de la casa, tras el refrescante chapuzón, es como aterrizar en el paraíso. Desde el exterior, los sonidos de la risa y la música disfrutaron de mis oídos. Los pasajeros de un velero mantuvieron el ritmo del día sin cesar y las inmersiones continuaron hasta el anochecer.

Al mismo tiempo, en el otro lado del puerto, entraba el transatlántico 'Sebeco II', realizando quizás la última ruta del día desde Kamiros de Rodas a Nimborios.

Frente a nosotros, un poco más lejos, cerca de la desembocadura de la bahía, el pequeño islote 'Nisos' brotaba otra cálida luz amarilla que parecía salir de sus cuerpos. Poco a poco empezó a perder ese resplandor misterioso y la luz pareció apagarse, como si la succionara en sí misma dejando atrás solo la silueta oscura de la misma. La misma niebla brillante saltó inmediatamente al islote trasero, cuando el sol se inclinó hacia el oeste, mientras que al mismo tiempo apareció la luna, que probablemente todavía faltaban días para llenarse.

Poco a poco, las luces empezaron a encenderse a través de las ventanas rectangulares de las casas de colores paralelepípedos de un extremo al otro del puerto.

La primera caminata nocturna en el puerto exudaba una sensación de calma que no tenía nada que ver con las bulliciosas y bulliciosas islas griegas. Los pequeños botes tiraban, casi inmóviles uno al lado del otro, esperando los movimientos del día siguiente en las playas cercanas de la isla: Ftenagia, Kania, Areta en la parte este y norte: Pontamos, Trachea, Yiali, en el sur. Visitantes impacientes, potenciales exploradores de la isla, se acercaron a leer los itinerarios publicados para planificar sus excursiones. Caminando por el puerto era imposible resistirse al olor a pulpo, calamar y pescado fresco, servido junto con delicias locales en las tabernas locales.

Luego, la variada constelación de helados elaborados con leche fresca local (con 40 sabores de helado artesanal) en una pastelería cercana, fue difícil de pasar desapercibida.

La culminación de los desafíos de nuestro primer día, fue la última noche de relajación en nuestra terraza. Allí, te sentías como si estuvieras en una casa flotante que por un lado te daba la confianza de que estabas apoyado en el suelo pero por otro lado te lanzaba a destinos fantásticos, más allá de la línea del horizonte y sobre el dosel del cielo, a través de los ritmos del universo. Este sentimiento te seguía incluso cuando te caías en la cama para dormir y luego era como vivir un sueño dentro de un sueño.

Al día siguiente, caminando un poco, dando un paseo exploratorio por el asentamiento, llegamos a la playa de arena de Podamos mientras que la siguiente fila era la playa de Areta en bote en el lado norte de la isla.

En la playa Halki de Areta

La hermosa cala de Areta. Crédito: Fotini Maltezou.

Esta pequeña playa azul & # 8220sprouts & # 8221 entre acantilados imponentes, afilados y escarpados que se refieren a descripciones similares de la mitología griega, como grupos de piedras, pero sin el elemento de lo salvaje y aplastante. Approaching and seeing the dreamy landscape you feel that you have discovered an earthly paradise.

We got very close to the shore by diving from the boat ‘Giannis express’ with the captain, Mr. Michalis. He, himself helped us to take our luggage ashore, without getting the cameras wet, while speeding up the disembarkation process to catch up on his next routes.

The few who got there started talking and exchanging information and impressions about the island. A young girl turned our attention to some shaggy kids, hanging puppet-like, who did incredible acrobatics balancing high on the cliffs that surrounded our creek. Someone else dived very deep and pulled out a “hippie” sea urchin, with somehow unusually long, irregular and sharp needles. We had seen its relatives in the port earlier, where even there the waters were crystal clear and the seabed could be seen in every detail.

A gay couple from France, Antoine and David, told us that they consider the destination unique. They come to Halki every year and are very sad when time comes to go back to Paris.

Swimming back and forth in the small bay of Areta, the feeling is unique. You have appropriated a corner of paradise for a while.

Equally revealing is to lie in the shallow waters, leaving your body free, where the gentle wave erupts, enjoying a relaxing massage on the small velvety pebbles of the beach.

Violin concert in a place and time we did not expect

Another pleasant surprise which enlivened our evening was waiting for us the same night under the steps of the large church of Agios Nikolaos in the port. Enchanted everybody by the violin concerto of Yannis Kormpetis we enjoyed a wonderful live performance of music with works by J.S. Bach, M.Vekiaris, Ernst-Lothar von Knorr, in a place and time we did not expect.

“Life goes on in difficult times, even on one of the remote small Aegean islands”, was a quick thought that flooded us with optimism.

The first Halki International Composition Competition. Credit: Fotini Maltezou.

In the same context, the ‘1st International Chalki International Composition Competition 2020’, the next day, August 27, the initiative and organization of the award-winning composer Lina Tonia and Michalis Vekiaris in collaboration with the municipal authority, was another refreshing note.

Composers from all over the world submitted works for solo violin or violin and electronic sounds. From the 113 projects submitted, the committee selected eight that were presented and executed by Yannis Kormpetis, while the final judgment highlighted the three best that were awarded. Talking to the organizers and the mayor of the island, we were informed that this competition has come to stay!

Tracheia Beach

Another day Mr. Michalis took us by boat to Tracheia beach in the southern part of the island. We woke up early in the morning to catch up.

Walking in the port we met a group that carried, like a trophy, a strange long and narrow fish, just caught, before handing it over to the staff of a tavern for cooking. It is one of those little episodes of the daily series that unfolds on a small island in which, if you are lucky, you can witness or even participate.

The appointment for the trip to Trachea was agreed from the previous one. This time, however, we gathered only three passengers and although the captain did not look very happy, the route was executed.

The small peninsula of Trachia separates two coves, the Flea with pebbles to the east and the Lakes with sand on its west side. We approached Flea and got off.

We felt like shipwrecks when he left us there and Captain Michalis left quickly with the one-member crew. We explored both coves and ended up in Flea. The hours were spent swimming happily, despite the high temperatures of August. In between we took earthly breaths of coolness under the protective shadows of the rocks that formed small surface caves.

Fortunately, we were supplied with water because the boatmen’s programs had proved to be a bit ‘flexible’ to relaxed and it did not take long for it to cross your mind if the captain would remember to come back to pick you up.

We were relieved to think that a sailboat was parked somewhere in the open and some tenants had dived for spearfishing.

Fortunately, we did not have to call for emergency help. Mr. Michalis came, with a small deviation, to the pre-arranged appointment. This time, however, he was even more nervous because he had difficulty navigating the rocky side of the bay. We had to do a quick jump to get on the boat while it was rocking back and forth.

The last passenger hesitated to jump and then Mr. Michalis started shouting nervously saying that because of her, his boat would fall on the rocks. He threatened to leave her there. Of course, there was no way we could leave without taking the girl with us. As it turned out, due to his haste, he did not show the required patience when approaching. Then, he came to his senses and with calm movements we picked up the young girl and sailed quickly to Nimborios. As we left Trachea, looking very high over the cliffs on the south side of Halki, we saw the castle of the Knights of Agios Ioannis which is supposed to be built on the site of an ancient Hellenistic Acropolis.

The same afternoon we planned to visit the Castle from the side of the ‘Village’, the old settlement of Halki in the interior of the island.

Rescue of immigrants in the Aegean

Returning to the port, the navy torpedo boat, which was stranded there in the morning, had left long ago.

The Hellenic navy torpedo ship off the coast of Halki. Credit: Fotini Maltezou.

They had just made a two-hour stop to rest the crew, which has been on alert for months due to Turkish violations in the Aegean. In a conversation we had with them in the morning, before we started for Trachea, they told us that every time they go out for a while on an island, the inhabitants of the Dodecanese welcome them and thank them for being vigilant so that they do not experience fear in their daily lives.

We also asked them if they were the ones who were called to rescue (smuggled) migrants off the coast of Halki three days earlier. We were told that not in this case, however it is something that happens often and the ships that are closer are always running.

It is a fact that the night the ship sank the incident upset the small community of Halki and the local authorities made a quick plan to deal with the temporary accommodation of the 96 people who were rescued. We heard that they decided to open the school of the settlement. We learned from the electronic press that this was the largest rescue operation for migrants in the Aegean in recent months, and that in addition to the Greek Coast Guard, ten other ships, two helicopters and a frigate participated.

Eventually the alarm in Halki ended after most of the rescued migrants were transferred to the island of Rhodes. In recent years, Greece has become a gateway for thousands of Syrian refugees seeking asylum, as well as hundreds of migrants who, aided by Turkish smugglers, are trying to cross into Greece from neighboring Turkey. All this is happening despite the EU’s agreement with Turkey to reduce flows and combat human trafficking in the Aegean.

‘Chorio’ and the castle of the Knights

In the end, everything was fine since, despite the make-up of Captain Michalis, we managed and turned in time to catch the only bus that was running towards the interior of the island to the abandoned village-ghost.

A distance of 2.5 km separates the port from the village, Chorio, which was the old capital of the island.

In fact, especially on that day, the bus would continue to the Monastery of Agios Ioannis of Aliargas for the evening service of the big celebration of the island. He left us at a point from where we took the uphill well-preserved winding alley, passing between the ruined houses of the Village, to the castle of the Knights that rises above the village like a crown on its ‘head’.

The old village on the island of Halki. Credit: Fotini Maltezou.

This was the old capital of the island that once numbered 700 houses, almost glued together.

The inhabitants, in good times, may have reached 4000. In their attempt to repel pirates and other invaders they often resorted to the Castle, built by the Knights of St. John at the top of the hill, to protect themselves. However, there were also cases when they had experienced large and dangerous raids and then even the castle failed to protect them.

Built in the 14th to 15th century, the castle dominates the top of the hill. From the Hellenistic period one can see the thrones of the Greek gods Zeus and Hecate inscribed in stone near the walls of the medieval castle.

Approaching the entrance, you see the coat of arms of the knightly order. The coat of arms of Grand Master D ‘Aubusson (1476-1503) among others is imprinted on the inner walls of the castle.

The view from the top is breathtaking. On one side the Carpathian Sea and on the other the Trachea Peninsula. The inhabitants of the castle could, from this height, control the movement at sea and locate would-be invaders. When pirate attacks subsided, in the 19th century, the inhabitants gradually became discouraged and began to move more freely on the island, cultivating the lowlands and gradually building the current settlement of Nimborio.

Evening prayer at the monastery of Ai-Giannis of Alarga

The descent from the castle was easier and we moved quickly to catch the next bus route, which picked us up from the point it had left us earlier, continuing to the monastery of Ai-Giannis of Alarga even further west and at an altitude of 386 meters. Arriving there, the sun was setting. Faithful people were already gathered in the spacious courtyard of the monastery and the atmosphere was reminiscent of mystagogy. The priests wore formal vestments and fancy garments and incense smell filled the air around the offerings that formed a small hill in the middle of the courtyard.

Someone told us that three years ago strangers entered the monastery and stole the icon of Saint John of Alarga and many gold vows. 2020 was the first time that, due to the pandemic, the liturgy on August 28, at the monastery was without food and drink. The monastery, which celebrates on August 29, offers delicacies such as baked lamb with potatoes and appetizers on the Eve service.

Wearing our masks, we boarded the same bus that brought us and took the road back to the settlement where we enjoyed a nice dinner with fresh fish.

Another day trip was successful, sprinkled with incomparable moments of the magic of Halki.

The feast of Saint John of Alarga, on August 29, is very important for the island. Residents and expatriates from Halki are looking forward to it. The established festival in the port is one of the most famous in the Dodecanese. This time, however, everything was different. The traditional orchestra was installed on the balcony of the City Hall, away from the public that was forbidden to approach. But everyone could listen to the traditional songs and music while sitting in the taverns of the port that were full from end to end. A few of us took the initiative and approached the steps of the City Hall to photograph the music company that sang and played music with its own separate traditional musical instruments.

The days on the island passed quickly and we lived with enthusiasm in every moment. It was not long before we discovered other beaches such as Kania and Ftenaya with a special character each.

We also learned that Halki has its ‘satellites’, 13 small uninhabited islands, with an area of ​​about 10,000 acres. Although we did not manage to visit the uninhabited island of Alimia, located between Rhodes and Halki, we nevertheless met Mr. Charalambos, a unique figure of Halki. Sheep and goat shepherd himself, he looks after his family’s flock. He has three sons, one of whom is Dimitris, the bus driver who travels to the island. Mr. Charalambos told us about his life in Alimia in the summers where for many years they cultivated wheat, barley, fava beans, lentils and had mills that ground them. In winter they returned to Nimborio.

On this island there are remains from shipyards of the Hellenistic period, a medieval castle, ruins of barracks from the Italian occupation during the Second World War, and the ruins of the last settlement, in the one that Mr. Charalambos lived and still remembers it.

Alimia, uninhabited since the 1940s, in 2016 and 2017 hosted the reality show “Island” which is the corresponding Belgian “Survivor”. In 2014, Prince Charles and the Duchess of Cornwall, Camilla, arrived in Alimia on their friend’s yacht for a short vacation. Even Berlusconi was once interested in buying or renting it.

Halki is unique, unforgettable!

Far from the frantic daily life of today’s cities, Halki is a haven of peace and natural remedy for anxiety.

Rarely will you see a car circulating other than the local bus. Its emerald waters, its incomparable picturesqueness, the idyllic beaches, the combination of mountain and sea, its history and culture are unique features. The most important thing is what it radiates a unique aura that makes you escape from stress and scourges. It is the perfect place to unwind. It makes you love it from the first moment, not wanting to leave and thinking when you will go again, especially now that the island is officially covid-free.

We wish, at the first opportunity we met again with the people, mermaids and fairies of the Halki island!


Kamiros

Kamiros is the first city state on the island of Rhodes dated from the late bronze age until 407 BC. It is one of the most important and oldest Greek cities of the Greek world and its history needs to be discovered and learned. Kamiros best findings are in British, France and Italian museums. Kamiros greatly contributed to Greek and European ancient history and civilization and unfortunately this great archaeological site is not well promoted and little is known today.

Kamiros was one of the three large Doric cities of the island, which united with Ialyssos and Lindos in the 5th century B.C. to create the powerful city – state of Rhodes. It lies about 40km from Rhodes City

Although it was established by the Dorians, it seems like the first inhabitants of the area must have been Achaeans, as the ruins of an ancient Mycenaean necropolis close to the village of Kalovarda reveal. Kameiros was basically an agricultural society which produced oil, wine and figs. During the city’s golden era of the 6th century, it was the first Rhodian city to cut its own coins.[1]


Kamiros - History

The ancient city of Kamiros is located in the northwest of the island of Rhodes. The distance to Rhodes City is about 35 kilometers. The ancient city of Kamiros is well preserved and is built on three levels with on the top of the hill of the Acropolis, a large water storage and a temple dedicated to Athena. In the middle section were the houses where the people lived. These date from the Hellenistic and Roman period. At the bottom of the city you find the Agora (gathering center / big square), a sanctuary and a water source. The city was provided with a sewerage system. At this level alsoa second temple was unearthed which dates back to the Dorian period (3rd century BC).

The first excavations of the city of Kamiros took place between 1852 and 1864 by French and Italian archeologists. During this time the Acropolis and the surrounding area were exposed. From 1928 until the end of World War II systematic excavations took place and repair work was carried out by Italian archaeologists.

Of the major cities on the island (Lindos, Ialyssos and Kamiros) Kamiros was the smallest. The city had a more agrarian character, and wine, olive oil, figs and other agricultural products were produced. This in contrast to for instance Lindos which was more of a port city. The many objects that were excavated have disappeared to Museums in England (British Museum), France (the Louvre) and Italy. The Greeks hope that these objects will one day be returned to their country. Only a small number of objects excavated in Kamiros can be seen in the Archaeological Museum of Rhodes Town.


Ver el vídeo: Ancient Kamiros - Rhodes, Greece


Comentarios:

  1. Reynardo

    Muchas gracias por su apoyo. Yo debería.

  2. Jude

    USTED PREVELICHIVAETE.

  3. Mac Ghille Aindreis

    es absolutamente consistente con la oración anterior

  4. Pedar

    Estoy de acuerdo contigo, gracias por tu ayuda en este asunto. Como siempre, todo lo ingenioso es simple.

  5. Damario

    Absolutamente de acuerdo contigo. En este algo es una excelente idea, mantenemos.

  6. Bama

    esto es algo precioso

  7. Triptolemus

    ¿Hay un análogo similar?

  8. Maujin

    Tus notas me ayudaron mucho.



Escribe un mensaje